Pemex busca mejorar calidad de crudo

La empresa analiza un plan de 377 mdd para expandir sus instalaciones de tratamiento petrolero; dentro del proyecto, se contempla la construcción de una planta en la terminal de Dos Bocas.
pemex-petroleo-AP.jpg  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Petróleos Mexicanos (Pemex) estudia un plan de 377 millones de dólares para expandir sus instalaciones de tratamiento de crudo y así resolver los problemas de calidad en su principal mezcla de exportación, dijeron el jueves fuentes cercanas al proyecto.

El plan, que todavía no ha sido lanzado a licitación, contempla la construcción de una nueva planta en la terminal petrolera de Dos Bocas que podría reducir el contenido de agua y sal que tiene el crudo Maya, aseguró una de las personas que vio una presentación de Pemex del proyecto.

Operadores de petróleo dicen que las fluctuaciones en la calidad del crudo Maya se han vuelto más comunes con envíos más pesados de lo esperado o con un gran contenido de agua, lo que complica refinarlo.

"Es algo que surge de tanto en tanto y que creemos que está ligado al declive natural del yacimiento", dijo un comprador de crudo Maya que pidió el anonimato.

Pemex no respondió de inmediato las solicitudes de Reuters para hacer comentarios sobre el asunto.

Aunque ningún cargamento de crudo mexicano ha sido rechazado por sus compradores por problemas de calidad, de acuerdo con operadores, los refinadores están ansiosos por ver que el problema se resuelva.

Ayuda a Cantarell

Mejorar las instalaciones de tratamiento de crudo también podría ayudar a Pemex a moderar la caída en la producción petrolera que la ha recortado casi en una cuarta parte desde el 2004 a un nivel menor a los 2.6 millones de barriles por día (bpd), amenazando el estatus de gran exportador del país.

El culpable del desplome en la producción es el gigantesco yacimiento Cantarell, que rendía más de 2 millones de bpd en el 2004. Pero en diciembre sólo bombeó unos 599,000 bpd debido al adelgazamiento de su capa de petróleo, lo que permite al agua y al gas natural permearse en los pozos de Pemex.

Como la cantidad de agua producida por Cantarell excede la capacidad de procesamiento de Pemex, los pozos deben ser cerrados, acelerando el declive del yacimiento.

El agregar capacidad de deshidratación de crudo podría permitir a Pemex dejar pozos abiertos por más tiempo, lo que podría ayudar a bajar el ritmo de caída en Cantarell y a impulsar las exportaciones petroleras mexicanas, que financian más de un tercio del presupuesto del Gobierno.

A Pemex le gustaría tener completado el proyecto para fines del 2011, lo que significa que tendrá que licitar el plan este año, dijeron las fuentes.

"Es una versión más grande del proyecto de deshidratación de crudo que fue construido en Dos Bocas el año pasado", dijo la persona que vio la presentación, cuya compañía busca hacer negocios con Pemex.

Un emprendimiento conjunto de Fluor Corp y el grupo mexicano ICA obtuvo un contrato de 45 millones de dólares en el 2008 para construir un sistema de deshidratación de crudo en Dos Bocas.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×