Lufthansa vive huelga histórica

Los pilotos de la empresa llevaron a la cancelación de 800 vuelos diarios en sus 4 días de huelga; los pasajeros están siendo reubicados, o bien, reciben la devolución de lo que pagaron por su viaje.
Lufthansa  (Foto: CNN)
FRANCFORT (Agencias) -

Los pilotos de la aerolínea alemana de bandera Lufthansa iniciaron una huelga este lunes, llevando a la aerolínea a la huelga más extensa de su historia y forzándola a cancelar cientos de vuelos.

Los pasajeros que quedaron varados por la huelga que comenzó a la medianoche alemana están siendo reubicados con otras aerolíneas o tienen que tomar trenes para viajes domésticos, luego que fracasaron los intentos de último minuto para llegar a un acuerdo el fin de semana.

Lufthansa estima que la huelga le costaría unos 100 millones de euros (135 millones de dólares) en efectivo, además de ventas de boletos, pérdidas y posibles daños en su reputación, ahora que no saldrán 800 vuelos por día en un período de cuatro días.

Los viajeros europeos podrían sufrir más contratiempos, ya que el lunes también era el último día de una votación de huelga de los tripulantes de cabina de la competidora de Lufthansa, British Airways, para una medida similar, que podría atormentar a los viajes de la segunda mayor economía de Europa.

Unos 4,000 pilotos alemanes de Lufthansa votaron a favor de la huelga por las preocupaciones de que la compañía podría tratar de recortar costos de personal tercerizando empleos a subsidiarias extranjeras como Austrian Airlines o Lufthansa Italia, en las que los salarios son menores.

El salario inicial para el primer oficial de una cabina de Lufthansa es 62,000 euros, para un capitán es 115,000 euros, según el sitio de reclutamiento de la empresa. Reportes de medios ponen el techo de los salarios de pilotos en alrededor de 325,000 euros.

"Como hemos venido diciendo la semana pasada, esos pilotos quieren ser tratados como gerentes pero actúan como choferes de colectivos malpagos", dijo un operador de bolsa local.

Estancamiento

Los pilotos de Lufthansa han ofrecido renunciar a las alzas salariales a cambio de cierta decisión sobre las rutas o puestos de pilotos transferidos a otras aerolíneas de grupo. Lufthansa ha rechazado ese pedido, indicando que supondría ceder el control sobre partes de la estrategia de negocios a sus trabajadores y el sindicato.

La recuperación económica alemana se estancó a fines del 2009 y los trabajadores están cada vez más preocupados por las pérdidas de empleos. Buscan que los empleadores prometan seguridad laboral a cambio de concesiones sobre la paga, como ha hecho Volkswagen.

Trabajadores del sector de la construcción también han aceptado incrementos moderados de salario para ayudar a ampliar las perpsectivas laborales.

El fin de semana, el sindicato de los pilotos ofreció nuevas negociaciones, pero Lufthansa dijo que no reanudaría las discusiones a menos que el sindicato abandonara las exigencias de lo que veía como una influencia indebida en las decisiones gerenciales, lo que dejo a ambas partes en un punto muerto.

"El conflicto es muy difícil de resolver y una acción de huelga continua no podría ser descartada", recalcó el analista Jochen Rothenbacher de Equinet.

La empresa de renta de autos Sixt publicó un aviso publicitario de página completa en el diario alemán Sueddeutsche Zeitung con una fotografía de un hombre vestido de piloto y la frase: "¿Mal pago? ¡Conviértase en chofer de Sixt! Avisos de empleo en sixt.de"

Pérdidas

La aerolínea calcula que la huelga podría costar 25 millones de euros diarios (34 millones de dólares).

Los pilotos de Lufthansa Cargo y de su subsidiaria de bajo costo, Germanwings, también están participando en la huelga.

Lufthansa dijo que estaba tratando de colocar a los viajeros en vuelos de aerolíneas asociadas o en trenes. A los viajeros que no se les puede ubicar en otro transporte se les está devolviendo el costo de sus boletos, señaló la empresa.

"Nos están dando el servicio y apoyo para llegar a donde necesitamos ir", comentó Shane Parkinson, quien estaba volando de Alemania a Sicilia y cuyo vuelo original de Francfort fue cancelado. "No nos mejoraron a clase preferente, pero pudo haber sido peor", agregó.

Germanwings dijo que operaría varios vuelos durante los cuatro días de huelga a destinos que incluyen Gran Bretaña, Grecia, España, Bulgaria, Italia y Croacia, entre otros destinos, pero advirtió también sobre cancelaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lufthansa, con sede en Colonia, es propietaria de una participación accionaria importante de Swiss International Airlines, Austrian Airlines, JetBlue, de Estados Unidos, y la aerolínea británica BMI. Esas empresas no fueron afectadas.

Con información de Reuters y AP

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×