HP pide a firmas olvidarse de impresoras

La empresa tiene un nuevo modelo de negocio que ofrece a las compañías librarse de la tinta; los “servicios de gestión de impresión”, una clase de tercerización, le generan 5,500 mdd al año.
impresora-empresa-oficina  (Foto: Jupiter Images)
Jon Fortt

En el futuro cercano, las empresas ya no comprarán impresoras. ¿Lo más sorprendente? Hewlett Packard (HP) está apostando por que eso suceda.

En lugar de comprar equipo que luego queda anticuado y se descompone, cada vez más compañías prefieren dejar que alguien posea y gestione las copiadoras e impresoras de la oficina (se hagan cargo de su actualización, sus consumibles y su eficiencia) y solamente pagan por el trabajo que el equipo realiza. Este modelo se denomina "servicios de gestión de impresión" y está haciendo furor.

¿Cómo es que HP se involucró en esta idea? Poco después de que el presidente ejecutivo, Mark Hurd, tomara las riendas de la empresa, reconoció que HP no estaba haciendo un buen trabajo en los grandes corporativos. Parte del problema era que los directivos de HP estaban acostumbrados a la publicidad dirigida a consumidores, pero no tenían mucha experiencia en las ventas a empresas.

Así fue como Hurd reclutó a Bruce Dahlgren, con quien alguna vez trabajó en NCR, y lo puso al frente de los servicios empresariales y de los servicios de gestión de impresión.

Hasta ahora, los servicios empresariales que ofrece la compañía han crecido al punto de que HP gestiona 19,000 millones de páginas al año. El valor total de todos los contratos de servicios de gestión de impresión representa 5,500 millones de dólares. Los ingresos han aumentado tanto que los ejecutivos de HP ahora los consideran por separado y no como parte del resto de las operaciones.

La guerra

El botín de la guerra de los servicios de gestión de impresión es grande. La firma de investigación de mercado Photizo Group estima que para el 2013 el mercado se habrá duplicado alcanzando un valor de 60,000 millones de dólares, y más de la mitad de todos los dispositivos para imprimir o fotocopiar que tengan las empresas estará sujeto a un contrato.

Dahlgren indica que al día de hoy, solamente una tercera parte de las firmas clientes de HP han comenzado a usar los servicios de gestión de impresión, y otra tercera parte sopesa la idea. "Así que no le huyo a un contrato de 1 millón de dólares. Sé que una vez que lo consigamos, vamos a expandirnos".

En este ambiente, la empresa que acapare la mayor cuota de mercado de este tipo de servicios puede tener una influencia decisiva en las marcas de copiadoras e impresoras. Si HP gana, se comerá buena parte del negocio de Xerox; pero si Xerox gana, hará lo mismo con HP.

Así que la guerra está declarada, especialmente ahora que las empresas no quieren comprar equipo, y compañías como HP pueden prometer ahorro en costos al cambiarse al modelo de servicios de gestión de impresión.

Ahora ve
Expertos japoneses llegan a México para ayudar en las labores de rescate
No te pierdas
×