AMIA pide regular importación de autos

Las automotrices piden mayor control en la internación de coches pues retrasa las ventas internas; tan sólo en el primer trimestre de 2010 ingresaron al país unos 42,000 vehículos provenientes de EU.
VentaAutos  (Foto: Autocosmos)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Luego que en el primer trimestre del año se sumaron al parque vehicular mexicano alrededor de 42,000 vehículos usados importados de Estados Unidos, organismos del sector insistieron en la necesidad de una regulación más estricta para "desatorar" las ventas internas. Consideraron que de continuar la importación de estos vehículos se seguirá frenando el sano desarrollo del mercado automotor local, cuyas ventas actuales deberían crecer a niveles de dos millones de unidades al año.

Los presidentes de las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, y Distribuidores de Automotores (AMDA), Luis Gómez, han coincidido en ciertos factores que estancan la venta de vehículos en el país.

Aseguraron que aunque la importación de autos usados disminuyó a partir de 2009, la permanencia en el país de 4.7 millones de vehículos de este tipo deprecia el valor de los autos usados y con ello se retrasa el cambio de unidades.

El poseedor de un vehículo usado que observa que su auto está devaluado para la venta en el sector de seminuevos debido a que existe un mercado paralelo con precios inferiores, decide quedarse con su unidad antes que "mal baratarla".

De acuerdo con los representantes del sector, esta situación propicia que la cadena de ventas automotrices en el mercado quede estática, toda vez que los usuarios de unidades seminuevas tienden a ser los consumidores de los vehículos nuevos.

A ello se suman los altos gravámenes que paga el usuario por la compra de una unidad nueva, que se eleva hasta en 22.5% entre la tenencia y los impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los presidentes de la AMIA y de la AMDA advirtieron que de no controlar la importación de vehículos se provocaría la muerte de las ventas internas de unidades automotoras.

Exigieron una regulación más estricta en la introducción de unidades automotoras provenientes de Estados Unidos, a través de una mejor normatividad e incentivos a los propietarios de vehículos usados, a fin de lograr que la decisión de compra de los consumidores sea hacia el sector automotriz nacional.

Ahora ve
Frente a los miembros de su iglesia, esta niña reveló que es lesbiana
No te pierdas
ç
×