El ‘capitalismo de casino’ bajo juicio

El mecanismo financiero que tienen a Goldman Sachs acusado, pueden reestructurar a todo el sector; las pesquisas seguidas en el Senado y la Comisión de Valores de EU pueden cambiar al sistema.
ceo goldman sachs juicio senado comparecencia  (Foto: CNN)
Colin Barr

Los directivos de Goldman Sachs pueden eludir y negar todo lo que quieran. Pero el capitalismo de casino, la institución que hizo rica a Wall Street a expensas de todos, finalmente está bajo interrogatorio.

Siete ejecutivos de Goldman Sachs (actuales y anteriores), incluyendo a su director Lloyd Blankfein, testificaron el martes pasado ante el Senado estadounidense en relación al papel de los bancos de inversión en la crisis financiera de 2008.

La comparecencia ante la Subcomisión Permanente de Investigaciones no siempre fue edificante. Pocas preguntas se respondieron de manera concisa o satisfactoria. La senadora republicana Susan Collins señaló luego de la evasiva de un ejecutivo de Goldman que "no puedo sino sentir que hay una estrategia de los testigos de dilapidar el tiempo del interrogador".

Pero si interrogar a los principales directivos de Goldman no arrojaba respuestas esclarecedoras, sí demostró que el Senado está comenzando a sacar conclusiones de una importante cuestión: si Wall Street no es más que un glorificado corredor de apuestas mantenido por los contribuyentes.

Se trata de una pregunta crucial en un momento en que el desempleo en el país se acerca a sus niveles máximos en tres décadas, y los miembros del Congreso no consiguen ponerse de acuerdo sobre la reforma financiera.

"Creo que la gente siente que ustedes están especulando con el dinero de otros y con su futuro. Se les supervisa menos que a las mesas de casino de Las Vegas" agregó la senadora demócrata Claire McCaskill.

La comparecencia se realizó ahora que Goldman enfrenta una denuncia civil por fraude interpuesta por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés), debido a una operación que hizo perder a los inversionistas 1,000 millones de dólares (mdd) al comprarle a la firma títulos respaldados con hipotecas subprime.

La SEC afirma que Goldman ocultó a los inversionistas que el gestor de fondos hedge que ayudó a seleccionar los títulos estaba a su vez apostando contra ellos. El gestor, John Paulson, obtuvo gracias a dicha apuesta más de 1,000 mdd en menos de un año.

Los directivos de Goldman, por su parte, insistieron ayer que la firma no se condujo como un bandido apostando contra sus clientes en la crisis inmobiliaria. Intentaron presentar a la compañía como una servidora de sus clientes y de la sociedad.

Blankfein, que fue apodado "el príncipe del capitalismo de casino" por el diario británico Independent, testificó que los negocios de transacción, recaudación de capital y asesoría en inversiones del banco eran "importantes para el crecimiento económico y la creación de empleos".

Sin embargo, el presidente de la Subcomisión, el demócrata Carl Levin, indicó que las inversiones que la SEC ha cuestionado (las llamadas obligaciones sintéticas de deuda colateralizadas, o los instrumentos de deuda cuyo desempeño está atado a una cartera de derivados como los credit default swaps) sólo crearon valor para las firmas de Wall Street que se enriquecieron al promoverlas y producirlas.

"Los sintéticos se convirtieron en las fichas de un gigantesco casino, que no generaba crecimiento económico ni siquiera cuando prosperaba, y luego ayudaron a estrangular la economía cuando el casino colapsó" dijo Levin en su discurso de apertura.

Wall Street emitió más de 200,000 millones de dólares (mdd) de estos instrumentos entre 2004 y 2007, según Thomson Financial. Y de acuerdo al grupo Securities Industry Financial Markets Association, la emisión de obligaciones sintéticas en 2006 alcanzó los 86,000 mdd, frente a los 37,000 mdd de 2004.

Mientras se ponía en marcha esta máquina de transacciones de deuda, también lo hacían las ganancias y bonificaciones de Wall Street. Sus empleados, de esa industria de los valores, ganaron 127,000 mdd entre 2000 y 2009, informó este año la oficina del contralor de Nueva York, y una tercera parte de ese monto provino de los años más acuciantes de la burbuja, 2006 y 2007.

Por esas mismas fechas cambió notoriamente la composición de la firma más exitosa de Wall Street, Goldman Sachs. En 1998, más de dos terceras partes de los ingresos de la entidad provinieron de la banca de inversión, y la gestión de activos (actividades que favorecieron a la economía al unir capital e inversionistas). Pero este año, los ingresos generados por transacciones e inversiones representaron el 80% de las ventas totales de Goldman.

La institución financiera no ha sido la única que ha experimentado ese cambio. JPMorgan Chase, Citigroup, Morgan Stanley y Bank of America también han hecho más dinero gracias a las transacciones de deuda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así que la máquina de Wall Street ha causado daños. La cuestión ahora es saber si los senadores se enfrentarán al músculo financiero del sector y aprobarán las reformas regulatorias (como restringir los holdings bancarios de derivados) que cerrarán el casino de una vez por todas.

"No cabe duda de que su conducta no fue ética. Los estadounidenses dictarán sentencia tanto como las cortes" advirtió a Goldman el senador John McCain.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×