¿A dónde va el futuro del petróleo?

La fuga en el Golfo no afectó los precios del crudo, al no ser una zona esencial para el sector; pero un avance en la tecnología alrededor del gas natural puede desplazar al petróleo pronto.
Boone Pickens  (Foto: Cortesía Fortune)
Katie Benner

A sus 82 años, T. Boone Pickens ha sido muchas cosas: inversionista multimillonario, líder corporativo, gestor de fondos de cobertura y promotor del gas natural y energía eólica, sin mencionar que es un ferviente seguidor el equipo de fútbol de Oklahoma. Pero sobre todo, ha sido un hombre de petróleo y gas. Habló con Katie Benner, de Fortune, sobre los peligros y posibilidades de invertir en la energía en una época difícil para la industria. A continuación, extractos editados:

¿Por qué el derrame de BP no ha hecho que los precios se disparen?

Se está fugando mucho petróleo pero éste no estaba en el sistema en un principio, así que no es como si estuviéramos perdiendo abastecimiento. Aún así, los precios pueden elevarse. Goldman Sachs y Morgan Stanley predicen que el petróleo, a 77 dólares por barril a finales de junio, llegue a 100 dólares el próximo año, y sin duda eso elevará el precio de la materia prima. Creo que es una proyección realista porque el abastecimiento tiene un tope de 85 millones de barriles al día, y si tenemos alguna recuperación global, la única forma de controlar la demanda será con el precio.

También mencionaría la moratoria de las perforaciones, y si entra o no en vigor. La producción del Golfo de México no es tan significativa en el panorama general, pero sí importa en los márgenes, y cada 100,000 barriles de petróleo, aproximadamente, afectan al mercado. Tuvimos 34 plataformas operando en aguas profundas, produciendo cerca de 1.4 de los 1.7 millones de barriles de petróleo diarios en el Golfo de México.

Como es muy complicado detener y reiniciar la producción, la restricción de 10 meses podría elevarse a un año o año y medio. Incluso si reiniciamos los pozos, su capacidad de producción habrá disminuido entre 25% y 35% en ese periodo. Esto, eventualmente, moverá los precios.

¿Te preocupa la incertidumbre política que ha generado el desastre de Deepwater Horizon?

En lo que respecta a las acciones, esto puede traducirse en una oportunidad de compra: mientras haya incertidumbre política en torno al espacio energético, los precios de las acciones bajarán. Pero recuerda que las elecciones intermedias en noviembre pueden borrar este descuento mientras la incertidumbre política se resuelve.

¿Compraría acciones de BP aún cuando su preció ha caído 50% desde el accidente?

No somos dueños de las acciones y no estoy seguro si las compraría o vendería. Hay mucha incertidumbre sobre lo que ocurrirá con la compañía, pero no me molestaría tener bonos. Hay mucho valor en la estructura de la deuda, y para que los tenedores vean una baja en su valor, se necesitará una gran pérdida.

¿Qué hay de otras acciones energéticas?

Lo que vemos es un pozo descontrolado que es problema de BP, así que somos compradores a largo plazo de exploración y acciones de producción. Tenemos acciones de Anadarko Petroleum, que lucha porque tiene un 25% de interés en la plataforma Deepwater Horizon. Pero también tiene muchos proyectos de gas natural en Estados Unidos y en el resto del mundo. Es una empresa de gas y petróleo grande y diversificada. También somos dueños de acciones de Devon Energy, que recientemente tuvo la suerte de vender sus activos submarinos a BP y ahora se enfoca en el mercado en tierra de Estados Unidos.

¿El derrame renovará la emoción por las energías alternativas?

Es importante entender que el petróleo y los renovables hacen cosas distintas: el viento y el sol generan energía, por lo que no remplazan al petróleo. Cerca del 70% de todo el petróleo producido se emplea como combustible de transporte. Los renovables son buenos proyectos, pero no suplen al petróleo extranjero. Por eso pienso que el gas natural remplazará al petróleo: es más limpio, más económico y abundante. Además, es nuestro. Creemos que el gas natural se volverá parte de la mezcla de combustible de transporte y se empleará para generar energía. No ocurrirá de la noche a la mañana, pero sí con el tiempo.

Muchos creen que el uso de gas natural aumentará, pero los inversionistas suelen confundirse porque los precios son muy volátiles. ¿Qué deben considerar los inversionistas potenciales antes de hacer su inversión?

Si me preguntas dónde creo que estarán los precios a corto plazo, creo que hay que tomar en cuenta el clima. Influye fuertemente en el gas natural, por ejemplo, un huracán en las costas de África cerraría la producción y elevaría los precios. Los climas extremosos también aumentarían la demanda.

Los precios del gas natural también afectan la viabilidad de los proyectos de energía alternativos. Por ejemplo, los precios muy bajos complican crear proyectos eólicos porque la energía del viento se aprecia al margen, y el margen es el precio de la energía del gas natural. Si el gas natural cuesta cinco dólares por cada 1,000 pies cúbicos, resulta muy barato. No hay una razón económica para crear energía eólica; se necesitaría que el precio del gas natural fuera de más de seis dólares para que el precio de la energía eólica sea lo suficientemente alto para cubrir los costos del proyecto. Los precios del gas natural nos indican la viabilidad de algo como un proyecto de energía eólica.

¿Cuál será el precio del gas natural en los próximos años?

Creo que será de seis dólares en dos años, y en unos cinco años se venderá en alrededor de ocho dólares.

Parece como si el gas natural fuera una de las inversiones más riesgosas.

No se puede invertir en gas natural con bases diarias. Es muy volátil, pero si piensas en el gas natural como una participación a largo plazo, puedes aumentar el horizonte de las ganancias; un horizonte a largo plazo sería de, al menos, dos años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dos años no suena como un periodo demasiado largo.

Mi horizonte solía ser de cinco años, pero cuando llegas a mi edad, mejor lo reduces a dos.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×