BP retoma obras para detener el derrame

La depresión tropical ‘Bonnie’ obligó a la firma a interrumpir actividades en el Golfo de México; fuentes anticipan el relevo del presidente ejecutivo de la petrolera, Tony Hayward, por Bob Dudley.
Limpieza de derrame de BP  (Foto: AP)
HOUSTON (CNN) -

Las embarcaciones y los trabajadores regresaron el domingo al lugar del derrame de crudo de BP en el Golfo de México mientras las aguas se calmaban, y la compañía podría comenzar a bombear lodo en el pozo dañado durante la semana próxima en un intento por frenar el vertido. El desastre afectó seriamente la reputación del gigante energético y fuentes cercanas al tema dijeron que la junta de BP discutiría la salida de su presidente ejecutivo Tony Hayward cuando se reúna el lunes.

Mientras la depresión tropical ‘Bonnie' se disipaba sobre el Golfo de México el sábado, el almirante en retiro de la Guardia Costera Thad Allen, jefe de la respuesta de Estados Unidos al derrame, dijo que la operación ‘static kill' para sellar el pozo mediante el bombeo de lodo pesado y posiblemente cemento podría comenzar dentro de tres a cinco días.

"'Static kill' podría darse muy rápido", dijo Allen.

La plataforma que perfora el pozo de alivio que busca detener permanentemente el derrame estaba de regreso en el área, aunque Allen dijo que la tormenta podría retrasar entre siete a nueve días la meta de BP de completar el cierre a mediados de agosto.

BP selló la filtración el 15 de julio con una tapa de contención ajustada, deteniendo el vertido de crudo por primera vez desde que una plataforma estalló el 20 de abril, matando a 11 trabajadores, e inició el derrame en el Golfo de México, contaminando las costas de cinco estados de Estados Unidos y devastando las industrias del turismo y la pesca.

La junta de la compañía considerará el futuro de Hayward cuando se reúna el lunes para hablar sobre el derrame y los resultados del segundo trimestre que serán divulgados el martes, afirmaron fuentes cercanas al tema.

Sostuvieron que la atención estará concentrada en el momento de la partida de Hayward, en lugar de si debe permanecer o no en la compañía.

"Se está trabajando en los detalles", dijo una fuente.

De acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal, el director ejecutivo Bob Dudley ocuparía el lugar del criticado CEO de BP.

Pero la compañía también evalúa retener el anuncio de la salida hasta que el pozo Macondo sea cerrado definitivamente.

Un reporte de la BBC señaló que Hayward ha negociado los términos de su salida y es posible que haga un anuncio formal en las próximas 24 horas.

Asimismo, un portavoz de BP no quiso reiterar las declaraciones de la compañía esta semana, cuando se dijo que ni siquiera discutía respecto al futuro de Hayward.

Hayward se convirtió en un foco del malestar público en Estados Unidos por el derrame y debido a desaciertos de relaciones públicas, como cuando en medio del desastre dijo en televisión que quería su vida de vuelta y salir a navegar.

Inversores temen que la continua presencia de Hayward en la compañía le dificulte a BP reconstruir su reputación en Estados Unidos, donde se ubica el 40% de sus activos.

Pagos demorados

Mientras pasaba la amenaza de la tormenta, el administrador independiente que opera el fondo de 20,000 millones de dólares creado por BP para compensar a las personas por las pérdidas financieras derivadas del derrame dijo que el gigante británico de la energía está demorando los pagos a las víctimas.

"Me preocupa que BP esté demorando los reclamos. Sí, BP está demorando. Dudo que lo estén retrasando por dinero, no es eso. Simplemente no creo que tengan las respuestas a las preguntas" de quienes piden compensación, dijo el sábado Kenneth Feinberg a reporteros en Alabama.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque terminó siendo inofensiva, ‘Bonnie' llevó a los productores de gas natural y petróleo a evacuar a muchos de sus trabajadores en el océano, deteniendo más de la mitad de la producción de crudo de las áreas reguladas en el Golfo de México por Estados Unidos y cerca de un 25% de su producción de gas.

Varias compañías como Exxon Mobil y Anadarko Petroleum dijeron el sábado que estaban regresando a sus empleados a las operaciones en el Golfo de México debido a que la amenaza de la tormenta había desaparecido y planeaban retomar la producción de hidrocarburos.

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×