Afores ‘comen el mandado’ a extranjeros

Los fondos de ahorro para el retiro en México buscan tomar posiciones en bonos poco conocidos; mientras tanto los inversionistas foráneos se centran en la popular deuda soberana local.
ahorro  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Los fondos privados de pensiones mexicanos, conocidos como Afores, están tratando de adelantarse a una avalancha de inversionistas extranjeros tomando bonos que son impopulares entre los foráneos así como activos locales que prometen mayores ganancias. El reloj ya comenzó su cuenta regresiva para la inclusión de México en un índice referencial de bonos que promete captar una gran porción de nueva deuda soberana.

Por meses, los inversores extranjeros se han estado peleando los bonos denominados en pesos, anticipándose a la inclusión en octubre de 100,000 millones de dólares en deuda mexicana en el Índice Mundial de Bonos Gubernamentales (WGBI, por sus siglas en inglés) del gigante bancario Citi.

La estampida de fondos hacia bonos mexicanos ha llevado las tasas a mínimos históricos, haciendo la inversión menos rentable para los jugadores institucionales locales.

Las Afores han ido comprando deuda gubernamental más antigua, que ofrece rendimientos más interesantes, así como bonos indexados a la inflación, conocidos como Udibonos, que no serán incluidos en el índice.

Con la demanda local creciendo, se espera que los precios de estas emisiones suban al igual que los de otros activos mexicanos como los bonos respaldados por hipotecas.

"Estamos esperando que (los extranjeros) entren y por eso estamos comprando ahora", dijo Enrique Solórzano, director de inversiones de la Afore del banco ING. "Es un fenómeno que ha estado pasando durante todo el año", agregó.

Más astutos que los extrajeros

Las Afores poseen aproximadamente un 30% de la deuda considerada elegible para el WGBI mientras que los extranjeros poseen un 27%.

Con casi 100,000 millones de dólares a su cargo, las Afores tienen un 66% de su cartera invertida en deuda gubernamental pero están ansiosos de encontrar otra clase de activos fuertes en renta fija.

Los fondos de pensión han trasladado más de 1,500 millones de dólares de sus posiciones hacia bonos corporativos en los últimos 12 meses, según comentarios de jefes de inversión.

Asimismo, se están embolsando los llamados Udibonos. Estos instrumentos pagan una tasa cupón sumada a una medida de la inflación y son preferidos por los inversionistas que buscan comprar y guardar papeles para negociarlos posteriormente.

"En cierto sentido son como activos sustitutos, vienen del mismo emisor, son deuda soberana. Mientras los otros diferenciales se estrechen, el apetito por ellos se incrementará", dijo Tonatiuh Rodríguez, jefe de Afore XXI, propiedad de Prudential Financial.

Los fondos también han estado apuntando hacia algunos productos no explotados como los bonos respaldados por activos que son comunes en los mercados de Estados Unidos pero que no han sido bien desarrollados en México.

"El financiamiento estructurado en general es algo en lo que estamos interesados", dijo Leonardo Pin, director general de la Afore MetLife. "Las hipotecas son una parte, pero también tienes los préstamos automotrices, tienes cuentas por pagar, realmente tienes muchas cosas que puedes titulizar", agregó.

La emisión de bonos respaldados por hipotecas del estatal Infonavit, el mayor organismo hipotecario del país, aumentó más de un 30% anual entre el 2004 y 2008.

Un mercado sólido este año podría impulsar esas emisiones a un récord de 15,500 millones de pesos (1,230 millones de dólares).

Pero esos números palidecen en comparación con los recursos de los fondos de pensiones o los 118,400 millones de dólares en bonos respaldados en hipotecas emitidos en Estados Unidos en los primeros tres meses del año.

Aún así, el mercado de deuda hipotecaria es un nicho en el que las Afores están buscando superar a los inversionistas extranjeros.

"Creo que los flujos serán superiores a lo que el mercado está considerando", dijo Solórzano.

MetLife Afore se deshizo de algunos de sus activos hipotecarios durante la crisis financiera detonada por los incumplimientos de pagos de préstamos para vivienda en Estados Unidos, pero el fondo de pensiones es más osado con otro tipo de bonos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Somos visibles en el mercado de capital, dejando que la gente sepa que este mercado está aquí", dijo Pin.

Si México puede encontrar un modo para empaquetar hipotecas corporativas, prestamos para automóviles y deuda en un bono de calidad, Pin dijo que su fondo de pensiones podría ampliar su participación en bonos de deuda a un 15% o más.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×