El futuro sucesor de Warren Buffett

Todd Anthony Combs, de 39 años de edad se posiciona como el competidor líder para suceder a Buffett; fue contratado para manejar una porción significativa del portafolio de inversiones de Berkshire.
warren buffet  (Foto: Cortesía Fortune)
Carol Loomis con Doris Burke

El martes se develó un gran misterio de Berkshire Hathaway cuando un fondo de cobertura de Greenwich, Connecticut, Castle Fund Capital Management, avisó silenciosamente a sus inversionistas que el socio administrativo del fondo, Todd Anthony Combs, dejaría la compañía para unirse a Berkshire a finales del año. Detrás del simple hecho hay una gran historia: Combs, de apenas 39 años de edad, se convertirá con esta estrategia en el competidor líder para suceder eventualmente a Warren Buffett como director de los miles de millones de dólares en inversiones de Berkshire.

La palabra "inversión" es clave en esta última frase. Como presidente de Berkshire, Buffett tiene dos trabajos: coordina un negocio como presidente ejecutivo, y administra las enormes inversiones en valores de Berkshire. El trabajo de inversionista es por el que compite Combs.

La contratación de Combs por parte de Buffet satisface, al menos parcialmente, el compromiso que hizo Buffett con los accionistas de Berkshire hace más de tres años en su carta anual 2007, publicada en marzo de ese año. Buffett dijo que si él muriera "ese mismo día", la compañía contaría con tres candidatos sobresalientes para la mitad de su trabajo, el puesto de presidente ejecutivo. En cuanto a las inversiones, aceptó que no había buenos candidatos preparados para emprender el vuelo.

Por lo tanto, Buffett anunció que, con ayuda del vicepresidente Charlie Munger y Lou Simpson (quien administra las inversiones de capital de la subsidiaria de Berkshire, GEICO), contrataría a uno o más hombres o mujeres que administraran parte del dinero de Berkshire.

Pasó el tiempo y no se hacía ninguna contratación. En cada reunión anual de Berkshire, realizadas durante la primavera, algún accionista preguntaba sobre el progreso de ese frente tan importante. Buffett respondía que la búsqueda aún estaba en proceso.

Ahora que Combs quedó reclutado, al menos parte de la búsqueda llegó a su fin. Con respecto a esto, Buffett, quien acaba de cumplir 80 años, sin duda tendrá algo que decir en su nueva carta a los inversionistas. No se sabe si sumará a otro gestor de inversiones a su equipo.

Buffett habló con Fortune con respecto a Combs; dijo que lo conoció a través de Charlie Munger, quien pensó que Combs sería un buen candidato para Berkshire. Buffett estuvo de acuerdo. En un comunicado de prensa publicado, Buffett dijo que desde hace tres años, él y Charlie Munger habían estado buscando a alguien del calibre de Todd para manejar una porción significativa del portafolio de inversiones de Berkshire. "Nos encanta la idea de que Todd se nos una".

Buffett describió a Combs como "un tipo completamente estadounidense" que no tiene ningún interés en publicidad, cuya actitud no lo separará de los medios. Combs ahora es un residente de Darien, Connecticut, pero nació en Florida. Se graduó en 1993 de la Universidad Estatal de Florida con especialidad en finanzas y operaciones de negocios internacionales.

Cuando se graduó de la escuela, trabajó para el contralor de Florida y después comenzó a trabajar en Progressive Insurance, donde participó en la importante actividad de fijar las tasas de seguros para autos. Progressive es un fuerte competidor de GEICO, de Berkshire.

El camino directo de Combs a Berkshire comenzó en 2005, cuando trabajó en la administración de Castle Point, un nuevo fondo de cobertura largo/corto fijado para tomar posturas en compañías de servicios financieros. Castle Point fue sembrado con capital de Trident III, uno de cuatro fondos de Trident establecidos con el paso de los años por la compañía de capital privado Stone Point Capital. Castle Point recaudó 500 millones de dólares en dos años y comenzó a invertir a gran escala a finales de 2007.

Es difícil imaginar un momento más traumático para comenzar cualquier tipo de fondo, sobre todo uno concentrado en servicios financieros. El mercado de acciones había llegado a un punto alto apenas unos meses atrás, y comenzaba a hundirse en el caos de 2008. Si Castle Point hubiera sido sólo un fondo "largo", habría fracasado de inmediato.

Pero aparentemente, las posiciones cortas del fondo fueron su salvación. Buffett describe el desempeño de Combs durante la crisis financiera como "bueno". De hecho, la contratación de Combs indica claramente que ha tenido un desempeño satisfactorio para Buffett.

Los "largos" de Combs

Podemos saber más sobre el pensamiento de inversión de Combs si analizamos ciertas solicitudes que realizó Castle Point a la Comisión de Mercados y Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Los inversionistas individuales, incluyendo fondos de cobertura, deben informar trimestralmente sobre sus participaciones largas (aunque no sus posiciones cortas) en las solicitudes 13F. Fortune realizó un estudio sobre los 13F de Castle Point, desde el primero que realizó el 31 de diciembre de 2007 hasta el más reciente, con fecha del 30 de junio de 2010. Ahí se muestra que Combs ha sido un comerciante activo con instintos buenos y oportunos.

Tuvo posiciones largas en más de 80 acciones distintas en ese periodo de 30 meses. No fue un hombre que comprara y mantuviera. Entre sus acciones, sólo una se mantuvo en el portafolio el periodo entero, United America Indemnity, una compañía de seguros y aseguradora de seguros de Nasdaq registrada en Islas Caimán hasta hace poco tiempo. Ahora se llama Global Indemnity y está registrada en Irlanda. Desde finales de 2007 y hasta finales de junio de este año, las acciones de esta compañía han caído 58%.

Dadas las casualidades corporativas de los últimos años, el hecho más evidente es que evitó los desastres más famosos. Su fondo nunca fue largo en ningún momento con AIG, Lehman, Bear Stearns, Citigroup, Washington Mutual, Countrywide, Fannie Mae o Freddie Mac.

Que Combs haya podido evitar estos desastres se ajusta a la creencia de Buffett, manifestada en su carta a los accionistas en 2007, donde dijo que cualquier persona contratada para administrar las inversiones de Berkshire debía estar "genéticamente programada para reconocer y evitar el riesgo, incluyendo los riesgos nunca antes enfrentados".

La tenencia de Berkshire Hathaway por parte de Combs merece un reconocimiento especial. La mayoría de los accionistas de Berkshire Hathaway no comercian sus acciones. Castle Point lo hizo; mantuvo brevemente en dos épocas distintas, cuando el fondo comenzó en 2007 y durante los últimos dos trimestres de 2009.

Berkshire era, de hecho, parte de una estructura de posiciones largas que tomó Combs en los últimos tres trimestres de 2009. Fue algo muy oportuno considerando que el mercado tocó fondo el 9 de marzo.

A finales del segundo trimestre de este año (la última información disponible), las 10 posiciones más largas de Castle Point eran U.S. Bancorp, MasterCard, State Street, Western Union, CME Group, Renaissance Re, Pennymac, Chubb, Starwood Property Trust y Annaly Capital. Las inversiones en estas acciones sumaron un total de 159 millones de dólares, 57% de la posición larga total del fondo.

Combs no se mudará a Omaha para hacer su trabajo de Berkshire Hathaway, pero operará fuera de Connecticut.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras se une a Berkshire, otro de sus gestores monetarios, Lou Simpson, de 74 años de edad, se retirará después de una larga y distinguida carrera en la compañía.

El autor es buen amigo de Warren Buffett y accionista de Berkshire Hathaway.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×