Contratos incentivados de Pemex, en 2011

La empresa alista los primeros contratos a firmas privadas para desarrollar campos maduros; la petrolera ha dejado vencer varias fechas límite que se ha impuestos para los nuevos contratos.
Refinería  (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

México otorgará en el verano de 2011 los primeros contratos incentivados a firmas privadas para volver a desarrollar campos de crudo maduros, dijo este lunes Sergio Guaso, subdirector de nuevos modelos de ejecución de la subsidiaria Pemex Exploración y Producción.

El funcionario señaló que la petrolera está cerca de aprobar la primera serie de contratos que acercarían a petroleras privadas a la extracción de crudo en México por primera vez desde la nacionalización del sector en la década de 1930.

"Estamos ya en las últimas etapas de estas aprobaciones", dijo Guaso en la conferencia de energía Platts Mexican Energy. "Podemos estar entregando los primeros contratos en el verano del próximo año", agregó.

Pemex espera que las empresas privadas le ayuden a modernizar su producción e impulsen la extracción de crudo en campos maduros en unos 150,000 barriles por día.

Sin embargo, la paraestatal mexicana ha dejado pasar varias fechas límite que se impuso para dar a conocer los nuevos contratos, que serán subastados entre las empresas, y ha reducido sus ambiciones para una ronda inicial de licitaciones.

El presidente de México, Felipe Calderón, convirtió la apertura del sector petrolero al capital privado en una prioridad de sus primeros años de Gobierno, con el objeto de revertir un declive de casi el 25% en la producción nacional de petróleo entre el 2006 y el 2009.

Contratos

Expertos advierten que México, un importante proveedor de petróleo de Estados Unidos, podría ser un importador neto de crudo en una década ante la caída en la producción y crecientes importaciones de combustibles refinados, una perspectiva alarmante para un país que financia una tercera parte de su presupuesto con sus exportaciones petroleras.

Pero es difícil que México llegue a ver los beneficios de esa política antes de que el Presidente Felipe Calderón deje el cargo en el 2012, debido a la lentitud en el otorgamiento de los contratos y el largo tiempo que se requiere para que la mayoría de los proyectos petroleros rindan frutos.

Carlos Morales, jefe de la unidad de producción de gas y petróleo de Pemex, dijo a Reuters el mes pasado que la empresa sólo ofrecerá tres áreas en tierra firme en la primera licitación de contratos operativos.

Una lámina en la presentación de Guaso mostró un período de nueve meses para la entrega de los primeros contratos, a partir de la aprobación del plan por la junta directiva de Pemex, lo que hace poco probable que los primeros contratos sean otorgados antes del tercer trimestre del 2011, como mínimo.

Leyes aprobadas en el 2008 relajaron el marco legal que regula la relación entre Pemex y sus contratistas, permitiéndole ofrecer contratos con incentivos monetarios basados en el desempeño.

Pemex, que ha estado esforzándose por impedir que la producción petrolera de México caiga por debajo de los 2.5 millones de barriles por día, espera atraer a empresas foráneas para que trabajen bajo un esquema de pago por barril, con el que se reactiven sus campos maduros y se impulsen sus esfuerzos de exploración en las aguas profundas del Golfo de México.

Las empresas privadas están ansiosas de entrar en México, ante las limitadas oportunidades en otras localidades, dado que la mayoría de las áreas de exploración más prometedoras del mundo están fuera de su alcance.

Ahora ve
Cártel mexicano está ligado a mayor cargamento de cocaína incautado en Argentina
No te pierdas
ç
×