Vitro aplaza pago de bonos

El productor de vidrio pospuso el pago de los bonos de la oferta que concluyó la semana pasada; los activos de la empresa fueron congelados en NY, tras la orden de una corte.
MONTERREY, México (CNN) -

El productor mexicano de vidrio Vitro dijo este lunes que aplazó el pago de los bonos de una oferta de compra que concluyó la semana pasada, después de que una corte en Nueva York ordenara congelar sus activos.

Vitro explicó en un comunicado que los fondos Aurelius Capital y Elliott Management presentaron una demanda en su contra por el incumplimiento de pago de bonos que vencen en 2012, 2013 y 2017, que son los títulos que Vitro busca reestructurar.

"Tres fondos administrados por Aurelius Capital presentaron una demanda contra Vitro y varias de sus subsidiarias (...) y obtuvieron de la corte una orden para congelar cualquier activo de Vitro en Nueva York", detalló.

"En diciembre 9, ciertos fondos administrados por Elliot Management Corp. obtuvieron una orden similar a la de Aurelius", agregó Vitro. Elliot reclama más de 100 millones de dólares entre intereses y capital.

La orden impide que el banco que actúe como depositario de la oferta de compra en efectivo de bonos de Vitro realice el pago hasta recibir más instrucciones de la corte.

Vitro había ofrecido comprar hasta 100 millones de dólares de un total de 1,216 millones de dólares de bonos en circulación, pero los tenedores ofrecieron en venta papeles por sólo 44 millones de dólares.

Las nuevas demandas se suman a una solicitud de quiebra involuntaria presentada en una corte de Texas por fondos de inversión que tienen cerca de 75 millones de dólares de los bonos.

El plan

La oferta de compra forma parte del plan de la firma para reestructurar 1,515 millones de dólares de deuda con acreedores externos -entre bonos, deuda local y bancaria- con la emisión de nuevas notas que vencerían en el 2019, obligaciones convertibles y un pago en efectivo de 75 millones.

Vitro ha dicho que solicitará antes del 16 de diciembre la protección de la justicia mexicana para la reestructuración de su deuda a través de un "Concurso Mercantil preacordado", aunque apenas ha obtenido el consentimiento del 32% de sus acreedores.

La compañía planea subir al "Concurso Mercantil" pasivos que tiene con algunas de sus subsidiarias por 1,900 millones de dólares, para alcanzar la mayoría requerida en el proceso.

 

Ahora ve
El agradecimiento con el que Agustín Carstens se despidió de Banxico
No te pierdas
×