Jugando al sucesor de Warren Buffett

La revista Vanity Fair lanzó cuatro nombres que pueden guiar al imperio del oráculo de Omaha; la situación de su homólogo en Apple, Steve Jobs, quizá espabile al segundo más rico del mundo.
Warren Buffett  (Foto: Bloomberg News)
Mina Kimes

El aún desconocido plan de sucesión de Warren Buffett es tema de obsesiva especulaciónen el mundo financiero, donde recibe un nivel de escrutinio que suele reservarse a las nominaciones al Oscar y a las candidaturas presidenciales.  La última lista deposibles sucesoreses cortesía de Vanity Fair, que, en un perfil reciente de Buffett, habló de cuatro presidentes ejecutivos de las compañíasde Berkshire Hathaway: Ajit Jain, presidente del negocio de seguros de aseguradoras de Berkshire; David Sokol, de NetJets; Greg Abel, de MidAmerican Energy Holdings; y Matthew Rose, de Burlington Northern. 

Los antiguos observadores de Buffett reconocen todos estos nombres ylos consideran candidatos a sucesores, excepto uno: Abel, descrito por Vanity Fair sólo como el "número dos de Sokol", apenas entró a la lista.

Al igual que muchos líderes de Berkshire, Abel, de 48 años de edad, que a través de un vocero se negó a hacer comentarios, mantiene un perfil bajo. Estudió en Canadá, donde se volvió contador colegiado, y ahora vive en Des Moines, desde donde supervisa MidAmerican, un grupo de empresas de servicios públicos, ductos de gas natural y una correduría de bienes raíces que el año pasado tuvo ingresos de 11,200 millones de dólares.

También forma parte de una serie de juntas administrativas, incluyendo el Consejo de Boy Scouts of America en Iowa, Kum & Go (un almacén del centro del país) y la Fundación de Entrenadores de Fútbol Americano. 

Abel entró al negocio de servicios públicos en 1992, cuando dejó Price Waterhouse para trabajar en CalEnergy, un productor de energía independiente que maneja Sokol. Cuando CalEnergy compró a la compañía de servicios públicos británica Northern Electric en 1996, Sokol pidió a Abel, entonces director de contabilidad de la compañía, que se mudara a Newcastle para encargarse de la adquisición. Walter Scott, un director y accionista mayoritario de Berkshire Hathaway en MidAmerican, dice que quedó impresionado por cómo Abel manejó la adquisición. 

"Greg es el tipo de persona al que cuando se le pide que haga algo, está dispuesto a hacerlo", dijo Scott. "Tomó a su familia y se mudó a Inglaterra. Hizo un excelente trabajo". 

El equipo Sokol-Abel 

Cuando CalEnergy compró a la compañía de servicios de electricidad y gas natural con base en Iowa, MidAmerican Energy Holdings, por 4,000 millones de dólares en 1998, Sokol volvió a recurrir a Abel. Se mudó de vuelta a Estados Unidos para volverse presidente de la entidad combinada, que adoptó el nombre de MidAmerican. Un año después, Berkshire Hathaway unió fuerzas con Sokol y Scott para hacer privada a la compañía entera.

En 2008, Sokol dejó la presidencia ejecutiva de MidAmerican para tener un papel más estratégico en Berkshire, y dejó a Abel como presidente ejecutivo de la empresa de servicios públicos. El verano siguiente, Buffett pidió a Sokol que se hiciera cargo de NetJets, la complicada compañía de aviones de propiedad fraccionada de Berkshire. Esta decisión hizo que muchos creyeran que Sokol, apodado por Fortune como el "Sr Arreglos" de Berkshire por su capacidad de arreglar a compañías en problemas, era el candidato principal de Buffett para el puesto principal en Berkshire. 

Pero aunque Abel tiene tiempo operando bajo la sombra de Sokol, impresionó a la persona más importante: a Buffett. En cada carta a los accionistas escrita desde 2002, el oráculo de Omaha ha alabado tanto a Sokol como a Abel, refiriéndose a ellos como "administradores brillantes" y "enormes activos" de Berkshire. En la última década, MidAmerican ha crecido a un paso saludable, sobre todo a través de adquisiciones, y ha aumentado sus ingresos netos más de diez veces, a 1,200 millones de dólares.

Una de las habilidades bien conocidas de Buffett es su capacidad de integrar compañías al portafolio de Berkshire. Abel ha mostrado una aptitud similar, según Scott. Cuando MidAmerican compró la compañía de servicios públicos regulada PacificCorp en 2005 por 5,100 millones de dólares, Abel, entonces presidente de MidAmerican, tuvo la tarea de reorganizar de tajo a la compañía, dice Scott.

Desde 2006, PacifiCorp, la tenencia más grande de MidAmerican, ha más que duplicado sus ingresos, a 788 millones de dólares.

Scott alaba la capacidad que tiene Abel para crear relaciones con funcionarios estatales, que fijan las tasas de rendimiento de servicios públicos regulados como PacifiCorp. "Hace un gran trabajo administrando los activos de MidAmerican y de una forma con la que la gente se siente bien al respecto", dice. "Cuando digo esto, estoy hablando de los reguladores, de los empleados, de la gente para la que ha trabajado: Dave Sokol y Warren".

La participación de Abel en Constellation 

La primera prueba de Abel como presidente ejecutivo ocurrió en septiembre de 2008, cuando MidAmerican intentó comprar Constellation Energy, una compañía de servicios públicos diversificada con base en Baltimore, cuyo negocio de comercio de materias primas se vio afectado por la crisis financiera. Cuando la deuda de Constellation fue degradada, los inversionistas temieron que la compañía solicitara la bancarrota, y su acción se fue al suelo. Desesperada por obtener financiamiento, Constellation aceptó la oferta de compra de MidAmerican, que valuaba sus acciones en 26.50 dólares, un descuento de más del 60% de cómo comerciaban apenas tres meses antes. 

A Sokol se le acredita la iniciación de la oferta; según Fortune, él hizo la primera llamada a Constellation, después de recibir la autorización de Buffett. Pero un informe emitido por Constellation ese octubre muestra que Abel también participó en cada paso del proceso de negociación. 

Inmediatamente después de que Constellation aceptó ser comprada por MidAmerican, la compañía recibió una contraoferta significativamente más alta por parte de la compañía energética francesa Electricite de France. El presidente ejecutivo de Constellation, Mayo Shattuck III, pidió a Abel que renunciara a su acuerdo de exclusividad para que pudiera obtener más información de la oferta, pero Abel se negó, según el informe, y el acuerdo fue finalizado esa misma tarde. 

Tres meses después, Constellation se retractó del acuerdo y MidAmerican se retiró con una cuota de disolución de 175 millones de dólares, además de ganancias por inversión de 917 millones de dólares, según el informe anual de 2008 de Berkshire Hathaway.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dada su relativamente breve ocupación del puesto de presidente ejecutivo, Abel sigue estando muy lejos de manejar Berkshire. Pero tiene una ventaja significativa: su edad. Con apenas 48 años, es el candidato más joven de la lista. Como Buffett no tiene planes de retirarse en el futuro cercano (descaradamente dijo a Vanity Fair que tiene una esperanza de vida de 12 años), la juventud de Abel lo convierte en el más propenso a recibir las riendas de la empresa.

 

Ahora ve
Así fue el naufragio de una embarcación en la represa de Guatapé, en Colombia
No te pierdas
ç
×