El Super Bowl ‘apantalla’ las ofertas

Los precios de televisores de pantalla plana bajan los días previos al Súper Tazón hasta en 10%; el motivo es la urgencia de los fabricantes de sacar del mercado sus viejos modelos de 2010.
super bowl 2011  (Foto: AP)
David Goldman
NUEVA YORK -

Si deseas comprar un televisor de pantalla plana, esta semana es un buen momento para hacerlo, pero si eres de los que buscan una súper oferta, mejor espera al mes próximo.  La semana previa al Súper Tazón suele venir acompañada de descuentos de hasta el 10% en el precio de los televisores de pantalla plana, pues los fabricantes intentan atraer a los espectadores ansiosos por ver la gran final de futbol americano en un nuevo aparato, según la firma de análisis del sector DisplaySearch.

Sin embargo, las tibias ventas navideñas de 2010 han dejado un exceso de inventario que los fabricantes quieren colocar. Eso significa que los descuentos podrían alcanzar el 20 o 30%, indica Paul Gagnon, director de TV Research en DisplaySearch

Pero el precio podría bajar aún más. Aquellos dispuestos a esperar por un precio incluso inferior para pantallas planas deberán ser pacientes. "Los días previos al Super Bowl son la última oportunidad que los fabricantes tienen para sacar sus modelos 2010, si no los venden ahora, tendrán que rebajarlos aún más" explica Gagnon. Se espera que las mayores rebajas se presenten a principios de marzo, porque los nuevos televisores modelo 2011 llegarán al mercado en unas semanas. 

Cabe mencionar que muchas veces los fabricantes prefieren incluir un extra antes de reducir demasiado el precio, como ofrecer el envío gratuito o regalar un reproductor Blu-Ray con la compra. 

"Es posible encontrar una buena rebaja, pero no habrá una amplia selección de productos" advierte Steve Baker, analista de NPD Group. 

De acuerdo a DisplaySearch, las ventas de televisores cayeron más en esta temporada navideña que en el mismo periodo de 2009. Los analistas del sector indican que la escasa demanda por televisores LCD se debe en parte a la saturación del mercado: cerca del 56% de los hogares estadounidenses ya tienen una televisión de alta definición, según un estudio del Yankee Group. 

Bajo la misma línea, las ventas crecieron en los años anteriores a medida que la gente cambiaba sus viejos televisores por pantallas planas de alta definición. Incluso en la crisis que se vivió entre 2008 y 2009, las pantallas planas siguieron vendiéndose bien, reportando tasas de crecimiento de dos dígitos en las dos últimas navidades, según NPD Group. Pero ahora que casi todos poseen una tele LCD, hay menos incentivo para comprarlas. 

Asimismo, las nuevas televisiones no ofrecen a los consumidores muchas razones para comprarlas. Los aparatos con conexión a Internet y con tecnología 3D son costosos, difíciles de usar y requieren accesorios incómodos, como teclados remotos y lentes de 3D. Los televisores LED son más delgados y la imagen es más viva, pero no suponen una mejoría tan sustancial para los compradores que acaban de adquirir un televisor LCD.

Ahora ve
Armada argentina detecta explosión en la última posición del submarino
No te pierdas
×