Una Pyme que ‘aguanta’ cualquier sismo

Un pequeño negocio en NY ofrece amortiguadores para evitar que colapsen edificios y puentes; con la tragedia en Japón, ellos esperan dar una esperanza de mayor seguridad para las edificaciones.
amortiguador sismo pyme japon  (Foto: Cortesía CNNMoney)
NUEVA YORK

Mientras Japón se recupera de un devastador terremoto, una pequeña empresa al norte de Nueva York espera que su innovadora tecnología pueda dar más seguridad a los edificios ante futuros terremotos.

La fábrica Taylor Devices, con 100 empleados y sede en North Tonawanda, NY, vende amortiguadores sísmicos patentados, usados para estabilizar edificios, puentes y autopistas elevadas durante temblores, y así evitar que colapsen.

Aunque aún falte tiempo para que Japón comience su reconstrucción, los dispositivos que fabrica la compañía podrían ayudar a crear inmuebles más estables, indica el presidente ejecutivo Douglas Taylor.

Tecnología militar de la Guerra Fría

Entre otras cosas, Taylor Devices vende amortiguadores que disipan la energía de un terremoto antes de que ocasione daños al edificio, explica Taylor.

La tecnología triplica la resistencia sísmica de un edificio, apunta. Los disipadores de energía se basan en una tecnología desarrollada por los militares para proteger los contenedores de misiles estadounidenses de los ataques rusos, durante la Guerra Fría.

El padre de Taylor fundó la compañía en 1955, y a lo largo de toda la Guerra Fría, su único cliente fue el Gobierno estadounidense. La compañía aún fabrica todos sus productos al norte del estado de Nueva York.

Dado que ellos comenzaron a desarrollar esa tecnología -patentada antes que muchos de sus competidores-, Taylor Devices ha podido construir una sólida base de clientes en otros países. El 70% de las ventas se hace en el extranjero, el 40% de las ventas totales provienen de Asia, y  el 10% de Japón.

La compañía ha trabajado en más de 350 proyectos de edificios y puentes alrededor del mundo, incluido el Museo Guggenheim de Nueva York y el estadio de béisbol de los Marineros de Seattle. En general, su tecnología es usada en grandes edificios comerciales.

Hoy, ocho de sus empleados están en una oficina de ventas ubicada en Yokohama, cerca de Tokio; la firma ha instalado sus amortiguadores en 22 edificios y puentes en Japón. Todos sobrevivieron al terremoto sin daño alguno, señala Taylor.

La recesión económica redujo 15% las ventas de su empresa el año pasado, pero las exportaciones a Asia crecieron. Y Taylor espera que las exportaciones sigan aumentando. "Otros países asiáticos ven lo que ocurrió y dicen ‘Dios mío, si le pasó a Japón, puede pasar aquí. ¿Qué haremos para asegurarnos de que no ocurra?" dice Taylor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por eso la compañía, que aumentó su capacidad laboral y manufacturera el año pasado, está preparada para expandirse si la demanda lo exigiera.

Este presidente ejecutivo no es el único que apuesta a favor de la capacidad de su empresa para hacer más seguras las construcciones en Japón. Los inversionistas también: durante las operaciones bursátiles del viernes pasado por la mañana, las acciones de la compañía se dispararon 35%, pero perdieron la mitad de esa ganancia al cierre de la Bolsa. Las acciones se cotizaron el lunes pasado a 5.70 dólares, un aumento de 1%.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×