Japón y Libia ‘inflan’ a los autos

Los especialistas afirman que este es el momento de comprar un vehículo porque subirán de precio; el terremoto causó daños en las automotrices japonesas, lo que encarece a los automóviles en EU.
terremoto japon autos  (Foto: Cortesía Fortune)
Peter Valdes-Dapena
NUEVA YORK -

Si piensas comprar un auto nuevo, y si estás especialmente interesado en un modelo japonés de alto rendimiento de combustible, los expertos aconsejan que es mejor comprar ahora, pues los precios subirán en las próximas semanas, a medida que los efectos del terremoto de Japón y los disturbios en Libia y Oriente Medio comiencen a hacerse sentir.

Hasta hoy, el sismo que golpeó a ese país ha tenido poco impacto en los precios de los vehículos japoneses a este lado del océano. En la mayoría de los casos, los concesionarios ya contaban con autos en sus lotes y otros que venían en camino.

Además, casi todos los autos japoneses vendidos en Estados Unidos son fabricados en Norteamérica.

Pero en las próximas semanas, el cierre de las fábricas y otras interrupciones de suministro en esa nación, podrían mermar el abasto de autos nipones. Los problemas podrían incluso afectar los inventarios de vehículos estadounidenses, pues algunos componentes se producen en Japón.

General Motors, por ejemplo, ya ha cerrado una planta en Lousiana donde se manufacturan camionetas tipo pick-up, debido a la escasez de algunas partes provenientes del país japonés.

"Todavía no hemos visto las mayores alzas en los precios en gran parte de los autos," advierte Jesse Toprak, analista de ventas de autos del sitio especializado Truecar.com. Los incrementos en los precios se dejarán sentir en esta semana, predijo el experto, y continuarán a lo largo de abril.

Aaron Bragman, analista de la consultora del sector IHS Global Insight cree, sin embargo, que pasará más tiempo antes de que el impacto real se conozca. "Aún estamos a semanas de distancia de obtener un panorama completo sobre quién se verá verdaderamente afectado por esta situación", indicó.

Dado que los precios de los autos se establecen caso por caso mediante negociaciones individuales, los precios reales pueden variar enormemente dependiendo de las fuerzas del mercado, contrario a lo que comúnmente se anuncia como el precio de venta sugerido por el fabricante.

Luego está la dinámica de la oferta y la demanda. Los precios de los nuevos modelos domésticos o de los modelos coreanos compactos también podrían subir a medida que más compradores recurran a esa opción en lugar de los vehículos japoneses, apunta Bragman.

Las interrupciones en las fábricas provocadas por el terremoto se suman a las alzas en los precios de la gasolina, que ya han impulsado los precios de los vehículos con alto rendimiento de combustible, una virtud bien conocida de las automotrices niponas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero ahora que EU y otros países están combatiendo en Libia, hay temor de que los costos del combustible suban aún más. Esos temores, incluso si los precios permanecen relativamente estables, podría añadir presión a los valores de los autos más eficientes y compactos.

"Es una volatilidad que realmente lleva a las personas a adquirir autos más pequeños," opina Bragman.

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×