Sal a Japón, buen sabor para México

La compañía de participación estatal, ESSA, será proveedor para la construcción y obra pública; la firma exportará productos derivados de la sal para la reconstrucción del país tras el terremoto.
Japón  (Foto: AP)
María Monroy
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reconstrucción de Japón beneficiará las finanzas públicas de México, ya que la empresa Exportadora de Sal, ESSA, participará como proveedor para la industria de la construcción y obra pública en el país asiático, lo que redundará en recursos para el erario. Lo anterior, porque dicha empresa, la principal productora de sal en el mundo, es una sociedad mercantil de participación estatal mayoritaria (51%), con capital complementario (49%) de la empresa japonesa Mitsubishi Corporation, por lo que la mayor demanda del sal que necesitará Japón para la fabricación de productos como tubería, vidrio, aluminio y ácidos arrojará importantes recursos para la hacienda pública de México, los cuales en promedio ascienden a 160 millones de pesos al año.

Edmundo Elorduy, director general de la empresa, dijo que el aumento en la demanda de sal se conocerá cuando el Gobierno japonés defina el número de inmuebles, obra pública y casas habitación que se reconstruirán y por lo tanto la cantidad los materiales que se necesitarán.

Por lo pronto, el directivo señaló que la firma que representa está lista para cubrir la mayor demanda que se registrará en Japón, país que de por sí capta el 50% de las exportaciones que realiza Exportadora de Sal.

"La sal se utiliza prácticamente en todo lo que es construcción en las casas, en la mayoría llevan tanto vidrio, tubería de PVC, como materiales de aluminio para cocina, para baños, todo eso se produce a partir de los diferentes productos derivados de la sal, que es cloro y sosa cáustica, como en la tubería de PVC del que se utiliza una gran cantidad de cloro para producirla, el vidrio y aluminio a través de la sosa cáustica, todo lo que son cuestiones de desinfección de aguas municipales todos son compuestos clorinados", señaló.

Incluso, señaló que también aumentará la demanda de sal para la fabricación de productos para desinfección y limpieza, actividades que tomarán mucho auge en las próximas semanas en el país asiático

"También en toda la cuestión de prevención de enfermedades, incluyendo antibióticos, también llevan cloro, entonces una gran cantidad de los materiales que se usan para reconstruir tienen su origen en la sal, entonces las plantas de estos productos en Japón que hay más de 40 plantas tendrán a su cargo una tarea muy especifica en cuanto a la producción eficaz para generar los productos que se necesitan para esta reconstrucción", señaló en conferencia de prensa.

El directivo adelantó que la mayor demanda de sal que requerirá la reconstrucción de Japón contribuirá a lograr que este 2011 se logre una producción de 7.3 millones de toneladas, con posibilidades de aumentar en el corto plazo a 8.5 millones.

La empresa, cuya nómina actualmente está conformada por cerca de 1,100 empleos, está ubicada en el poblado de Guerrero Negro, municipio de Mulegé, Baja California Sur.

El promedio anual de producción de sal en los últimos años ha sido de 6.5 millones de toneladas. Sin embargo, en 2010 se alcanzó un volumen de 6.7 millones.

Los países y regiones a los que básicamente ESSA exporta su sal son Japón, Estados Unidos, Canadá, Corea, Taiwán, Centroamérica, entre otros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×