Google e inversionistas: ¿amor eterno?

Las acciones de la tecnológica han caído 9% desde que Erick Schmidt anunció que dejaría de ser CEO; los inversores observan el crecimiento de la empresa y a Facebook como razones para preocuparse.
Google  (Foto: AP)
David Goldman
NUEVA YORK -

Las acciones de Google están exactamente donde se encontraban en septiembre de 2007, y han caído 9% desde que Eric Schmidt anunció en enero que dejaría el puesto de director ejecutivo. Pero los inversionistas dicen que el problema es que, por cada razón para creer en Google, parece haber una razón para preocuparse.

La compañía está creciendo rápidamente, pero las luchas antimonopolio son una amenaza al crecimiento. El aumento en las contrataciones podría ayudar a crear el próximo negocio multimillonario, pero el peso en los márgenes asusta a algunos inversionistas. La nueva administración debería hacer que la compañía fuera más eficiente, pero las ganancias a mediano plazo podrían padecer. Y los realces de productos bien recibidos no son suficientes para reducir los temores de algunos inversionistas sobre la amenaza que implica Facebook al negocio de Google.

"Hay muchas partes movibles en Google que hacen difícil evaluar el crecimiento en la línea de ingresos, en el riesgo asociado en la dinámica competitiva dentro de sus muchos mercados", dice Joel Achramowicz, analista en Blaylock Robert Van. "Estas incertidumbres están haciendo que el mercado permanezca cauto con respecto al nombre ‘Google'".

Éste es un vistazo más cercano a lo que está molestando a los accionistas del gigante de búsquedas:

Crecimiento más lento: las acciones de Google se han visto afectadas a medida que la compañía sigue creciendo.

Google informó los resultados de su trimestre más reciente el jueves por la tarde. Su utilidad neta aumentó en 17% incumpliendo con el pronóstico de los analistas de Thompson Reuters.

Eso está muy bien para una compañía que ha estado presente por más de una docena de años, y continuará el aumento de 25% de los trimestres pasados, tanto en ingresos como en ganancias.

Claro que la cifra está lejos del crecimiento de 30% que la compañía tuvo cada trimestre hace apenas unos años.

"Cuando programas a los inversionistas para que se acostumbren a un 40% cada trimestre, esa es tu marca", dice John Scherr, analista en Whisper Number. "Los inversionistas no buscan la mitad de eso".

Los inversionistas temen que el crecimiento pueda reducirse incluso más. La salida de la compañía de China no fue de mucha ayuda, pero la mayor preocupación es que los reguladores en Estados Unidos y en Europa ya comenzaron a investigar si la compañía es o no un monopolio.

Por ejemplo, la compra que hizo Google de la compañía de información de vuelo, ITA, levantó preocupaciones antimonopolio en el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Se completó eventualmente el martes, cuando Google aceptó que sus concesiones eran excesivas.

"La capacidad futura de Google para crecer comprando compañías es una preocupación", dijo Ken Sena, analista en Evercore Partners. Esto hace que los inversionistas se pregunten qué hacer de Google como inversión.

"Google está entre una acción de crecimiento y una acción de valor; es tierra de nadie para los inversionistas de acciones", dijo Aaron Kessler, analista en ThinkEquity.

El crecimiento de gastos con cambios administrativos: el nuevo presidente ejecutivo, Larry Page, prometió regresar a la compañía a sus raíces, y comenzó alterando la administración y prometiendo invertir en las áreas de productos clave de la compañía. Como resultado, Page dijo que la compañía aumentaría sus gastos capitales y se embarcaría en el mayor crecimiento de contrataciones en la historia de Google.

Ésta es una gran noticia potencial a largo plazo, pues una de esas inversiones podría volverse el próximo Android (claro, también podría volverse el próximo Wave). Pero a corto plazo, esto significará que los márgenes van a reducirse... algo que no hará muy felices a los accionistas.

"Tener a un Google un poco más dispuesto a invertir en lo que tienen, para poder crecer fuera de las búsquedas creará valor a los accionistas", dijo Heath Terry, analista en Cannacord Genuity. "Pero eso no hará que los próximos trimestres luzcan como les gusta".

La competencia de Facebook:  ahora es el sitio más visitado del mundo, relegando a Google al segundo lugar, según comScore. Y la gente pasa significativamente más tiempo en Facebook que en Google.

La investigación realizada por el analista de Citi, Mark Mahaney, mostró que el crecimiento de Facebook no estaba afectando significativamente la posición de Google como la principal referencia en la web.

Pero los inversionistas no están completamente convencidos de que Facebook y Google operen en mundos separados. Las múltiples estrategias sociales fracasadas de Google tampoco han hecho mucho por mitigar su preocupación. "Ahora Facebook es el líder en presencia en Internet, y en general, el dinero sigue a las acciones", dice Michael Hickey, analista en Janco Partners.

Transparencia: hay quienes dicen que el mayor problema de invertir en Google es que la compañía opera cientos de productos en docenas de mercados, pero muestra muy poco sobre el desempeño de esos negocios individuales.

En un extraño ejemplo de ese tipo de transparencia, Google anunció en octubre que su negocio no central, como la proyección de publicidad móvil, es un negocio multimillonario. También dijo que YouTube no sólo está generando ganancias significativas, sino que es rentable.

Hasta ese punto, la mayoría de los analistas creía que YouTube estaba perdiendo dinero. La preocupación es que Google sea una compañía de una sola fuente, las búsquedas, como su único flujo de ingresos significativos.

Después de la revelación de YouTube de la compañía en octubre, las acciones se dispararon durante tres meses consecutivos, con un aumento de 15% hasta que Google anunció en enero que Schmidt dejaría el puesto.

Convencer a los inversionistas de que sus demás productos tienen un buen desempeño, podría volver a dar a las acciones de Google un empujón saludable.

"Esta gente sigue ofreciendo números, pero se trata de una compañía en la que el mercado no puede ver el panorama amplio", dijo Terry, de Cannacord Genuity. "Google no se está llevando el crédito por muchas de las cosas que ha hecho bien".

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×