En EU, el banco grande se come al chico

Los gigantes bancarios podría adquirir entidades pequeñas ante una menor demanda de préstamos; mientras el mercado de bienes raíces en EU vaya en pique, los negocios no pedirán dinero prestado.
Bank of America  (Foto: AP)
Nin-Hai Tseng

Cuando la crisis financiera llegó, hace tres años, los temerosos dueños de pequeños negocios buscaban algo de crédito que les ayudara a manejar sus tiendas y restaurantes.

Hoy en día muy pocas personas de negocios buscan un préstamo, aunque los bancos comunitarios están ansiosos por volver a prestar, a medida que se recuperan de la crisis. A estas alturas del año pasado, muchos economistas comenzaban a pensar que las cosas finalmente se recuperarían. Pero los últimos sondeos realizados a los dueños de negocios muestran que, aunque hay crédito disponible, realmente nadie lo quiere. Y ahora que varios anticipan que el crecimiento económico sea lento a finales de año, el repunte que esperábamos ni siquiera se avecina en el horizonte.

Esto no sólo es señal de malas noticias para la economía en general, que depende en gran medida de las empresas más pequeñas para generar el 80% de las nuevas contrataciones, sino que también ejerce más presión en los bancos comunitarios, haciendo que algunos sean propensos a ser adquiridos por empresas más grandes, según los analistas. A diferencia de bancos grandes como JPMorgan Chase o Bank of America, que también se benefician de las aseguraciones y el comercio, los pequeños bancos se benefician en gran medida de depósitos y préstamos básicos.

Durante el primer trimestre de este año, la demanda de nuevos préstamos siguió disminuyendo para los bancos de todos tamaños. En el caso de los bancos comunitarios, los balances de préstamos cayeron casi un 2% (17,300 millones de dólares), en comparación con el trimestre anterior, una caída ligeramente más significante que la de los jugadores más grandes, según la Corporación Federal de Seguros de Depósitos. Y aunque todos los tipos de préstamos, desde hipotecas hasta construcción, descendieron a lo largo del trimestre, los préstamos comerciales sí crecieron para todos, excepto para los bancos más pequeños, donde bajaron cerca del 1%.

No obstante, muchos bancos pequeños también están relativamente bien capitalizados, y al igual que las instituciones más grandes, incluso se han vuelto más rentables a medida que las pérdidas de los malos préstamos se redujeron desde las profundidades de la crisis financiera. Pero aunque las cosas han mejorado, de manera muy modesta, el hecho de que muchos dueños de negocios aún no puedan justificar la toma de préstamos podría seguir reduciendo las ganancias de los bancos comunitarios.

"Algunos recortarán costos como una medida para atender la falta de nuevos ingresos", dice el economista y vicepresidente de la Asociación de Banqueros de Estados Unidos, Keith Leggett. Y agrega: "Otros decidirán que será mejor venderse a empresas más grandes en este ambiente".

Aunque se espera que los acuerdos en el sector bancario sean lentos en el futuro cercano, probablemente habrá más actividad en los acuerdos problemáticos entre bancos de baja capitalización, según analistas de Sterne Agee.

Al final, todo regresa al consumidor. Mientras la demanda de productos y servicios siga siendo débil, las compañías no van a pedir dinero prestado. En mayo, la confianza en los pequeños negocios disminuyó por tercer mes consecutivo, según la Federación Nacional de Negocios Independientes. Uno de cada cuatro dueños todavía dice que su problema más grande está en la debilidad de las ventas. 

Y mientras el mercado de bienes raíces en Estados Unidos continúe siendo endeble, los pequeños negocios tendrán un apetito limitado para los préstamos. Esto se debe a que casi la mitad de los préstamos de pequeños negocios están respaldados por bienes raíces, un sector que ha visto cómo los precios siguen en descenso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero por muy lenta que parezca la recuperación, eventualmente se recuperará la confianza de los consumidores. La caída en la demanda de préstamos a pequeños negocios podría obligar a los bancos más pequeños a consolidarse, y aún queda por ver qué tan sanos estarán los sobrevivientes una vez que la economía dé un giro.

 

Ahora ve
Así lucen las gemelas de ‘El Resplandor’, de Stanley Kubrick, 37 años después
No te pierdas
×