Semana crucial para Mexicana: Lozano

El secretario del Trabajo pide que inversionistas potenciales “dejen de jugar” y muestren recursos; para salvarla sólo hay que demostrar tener 250 mdd, afirma el líder sindical Miguel Ángel Yúdico.
MEXICANA DE AVIACION  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Mexicana de Aviación enfrenta una semana decisiva en la cual se determinará si efectivamente los inversionistas interesados cuentan con los recursos para capitalizarla, o si de plano se encuentra frente a un escenario de quiebra.

"Estos días serán muy relevantes por cuanto hace a la determinación del juez (concursal que suspendió la fecha de quiebra, fijada para el 9 de agosto) para desahogar el incidente que presentaron los sindicatos, pero también para saber si fija una nueva fecha o si de plano considera que ya no hay nada más que hacer en el caso y declara la quiebra. Espero que no sea el supuesto, que no estemos frente a ese caso", dijo este martes Javier Lozano, secretario del Trabajo y Previsión Social.

No obstante, indicó que "los días pasan, las semanas corren y los grupos que se dicen muy interesados, muestran quizá más entusiasmo que recursos. Una y otra vez nos han dicho que ahí viene el dinero, que la próxima semana, que viene del otro lado del mundo, que es una transferencia, que es un fideicomiso y, hasta ahora no hemos visto con claridad que ninguno de ellos tenga los recursos necesarios para ir adelante", puntualizó.

Esta semana se reunirán tanto el conciliador y administrador del concurso mercantil, Gerardo Badin, como los representantes sindicales y los inversionistas interesados y "ahí veremos, quién esté mintiendo, lo vamos a descubrir", aseguró el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS), Miguel Ángel Yúdico.

"Un poco, de lo que se trata es de dejar de estar jugando", advirtió el secretario del Trabajo, ya que al principio los inversionistas culpaban a los sindicatos de no poder reestructurar.

"Ahora dicen que somos las autoridades porque imponemos nuevos requisitos, y creo que la verdad, lo que está pasando, es que ninguno de estos grupos ha juntado los recursos necesarios para la capitalización de Mexicana", aseveró Lozano Alarcón.

"El que salve a Mexicana será el que deposite los 250 millones de dólares, pero nadie de los grupos ha dicho aquí está el dinero. En algunos casos han puestos pretextos y, en otros, tal vez sea realidad, por eso lo mejor es reunirnos todos los grupos y enfrente decirnos las cosas. Es la salida más viable que venga alguien y traiga el dinero, no hay otra", agregó Yúdico.

El 9 de agosto estaba marcado como la fecha límite, en términos de la Ley de Concursos Mercantiles, para liquidar Mexicana, ya con la prórroga de tres meses que había concedido el juez en la materia.

Sin embargo, los tres sindicatos interpusieron un incidente dentro del juicio, y el proceso quedó suspendido hasta que el juez de lo Concursal, Felipe Consuelo, ordenó congelar los términos de la quiebra hasta no resolver el incidente.

En este sentido, Lozano Alarcón dijo que el juez en la materia ya citó al conciliador, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a uno de los inversionistas (Altus Prot y al parecer también a Avanza Capital), para conocer cómo va el proceso de reestructura y esclarecer las dudas que existan.

"La autoridad judicial está tratando de ver qué tan cerca se está realmente de un posible acuerdo, de una posible reestructura", indicó el secretario del Trabajo.

Yúdico confirmó que está semana habrá una reunión con el conciliador, Gerardo Badín, a fin de conocer qué dificultades hay y por qué los inversionistas no han garantizado el dinero que según ellos tienen depositado en bancos extranjeros.

"Qué nos digan los problemas que encuentran, por qué no han traído el dinero o quién les ha pedido más requisitos. Que nos digan las cosas de frente, como son", manifestó el líder sindical.

Que Gastón Azcárraga regrese... lo que se llevó

Las asociaciones sindicales de pilotos, sobrecargos y el propio SNTTTASS demandaron que el ex director de Mexicana de Aviación pague las consecuencias de los malos manejos de la aerolínea.

El juez del Concurso Mercantil, Felipe Consuelo, estudiará si existió sustracción de capital o evasión de impuestos, tanto del que era entonces presidente de Cintra, Andrés Conesa, como del ahora ex director de Mexicana, Gastón Azcárraga, que desde hace 11 meses dejó a la empresa en quiebra y "las autoridades ni siquiera lo han mandado llamar", indicó Salvador Cáceres, vocero del SNTTTASS.

Explicó que cuando era presidente de Cintra (la tenedora de las acciones de Mexicana y Aeroméxico), Conesa vendió la Torre de Mexicana en 40 millones de dólares, aún cuando estaba valuada en ese entonces en 120 millones de dólares y "queremos saber en dónde quedaron los 80 millones restantes", señaló.

Otro elemento es la venta de la empresa a Gastón Azcárraga, que teniendo un precio de 1,200 millones de dólares, se le vendió en 165 millones de dólares, pero le condonaron 15 millones por adeudos, con lo cual "supuestamente pagó 150 millones de dólares y no sabemos si los cubrió o no".

Además, "por dos años el sindicato de pilotos y el de tierra acordamos con los trabajadores darle una ayuda a Mexicana, porque supuestamente estaba mal, y también Azcárraga pidió dos préstamos, uno a  Banorte y otro a Bancomext, pero queda a deberlos, y también adeuda al fisco el ISR que retuvo de los empleados y son otros 100 millones de dólares", expuso Cáceres.

En este sentido, el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón expuso que "por cuanto hace a las acciones, gestiones de la pasada administración en Mexicana, la posible capitalización nada tiene que ver con la gestión administrativa de la empresa, del Consejo de Administración, de la dirección general, del presidente del Consejo, mientras estuvieron al frente de la compañía".

Las acciones legales que han emprendido los sindicatos, y que seguramente seguirán emprendiendo, son totalmente ajenas al margen del proceso de reestructura y desde luego de la acción del Gobierno federal, dijo.

"Tampoco se descarta que el mismo Gobierno, en términos de sus facultades de supervisión y fiscalizadoras, emprenda acciones legales por cuanto hace a ese periodo dentro de la gestión de Mexicana de Aviación", apuntó.

El secretario del Trabajo dejó en claro que son cosas totalmente separadas y que "una posible reestructura deseable de ninguna manera implicaría un borrón y cuenta nueva, o que se estuviera cerrando el caso para efectos de la responsabilidad que en ámbitos administrativos, civil o penal pudiera tener la anterior administración de Mexicana".

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×