‘Irene’ paraliza a Nueva York

Aerolíneas cancelan 8,000 salidas para este fin de semana ante el potencial peligro del huracán; aceras, calles y puentes estaban casi vacíos y pasajeros del metro subían a los últimos trenes.
Huracán Irene  (Foto: CNN)
NUEVA YORK/WASHINGTON (CNN) -

Aerolíneas cancelaron cerca de 8,000 vuelos para el fin de semana, llevaron sus aviones a zonas más seguras y detuvieron sus servicios en el aeropuerto más ocupado del país. La interrupción fue parte de un extraordinario esfuerzo de prevención de empresas y gobiernos para limitar la exposición del público a la furia de ‘Irene' al cerrar las redes de transporte de alta ocupación.

Iberia, la aerolínea española que junto a British Airways forma el holding International Consolidates Airlines Group, canceló también todos sus vuelos a Nueva York previstos para el fin de semana por la llegada del huracán a la Costa Este de Estados Unidos.

La firma informó que flexibilizará las tarifas de los pasajeros que piensan volar a Estados Unidos y advirtió sobre una modificación en los horarios de los vuelos.

"Debido a la situación que se está viviendo en distintas ciudades de la Costa Este de Estados Unidos (...) Iberia ha decidido flexibilizar las tarifas para quienes tuvieran previsto volar en los próximos días", señaló la compañía en su página web.

Irene se acercaba este sábado a la Costa Este de Estados Unidos, azotando Carolina del Norte con fuertes vientos y motivando medidas de emergencia que incluyeron evacuaciones sin precedentes y cortes de tráfico en Nueva York.

El tren subterráneo, el sistema de autobuses y el servicio de ferrocarriles también planificaron detener sus funciones. A los conductores se les pidió que no salgan a las calles y puentes claves estarán cerrados si los vientos del huracán superan cierta velocidad.

Mientras las autoridades desde Washington a Boston se preparaban para los fuertes vientos, lluvias torrenciales e inundaciones, las grandes aerolíneas recomendaron a los pasajeros que reconsideren sus planes de viajes.

Tres grandes aeropuertos del área de Nueva York dijeron en la noche del viernes que detendrían los aterrizajes al mediodía de este sábado hora del este (16:00 GMT). Las salidas estarán autorizadas hasta nuevo aviso, según la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

Las grandes aerolíneas ya cancelaron gran parte de sus viajes relacionados con Nueva York hasta el lunes.

El noreste de Estados Unidos es la zona más congestionada del espacio aéreo del país, los aeropuertos John F. Kennedy y LaGuardia en Nueva York y Newark en Nueva Jersey manejan cerca de 100 millones de pasajeros nacionales e internacionales al año.

Las interrupciones en la región afectan a todo el país y a los vuelos internacionales.

Se espera que lo peor de la tormenta llegue a la región del Atlántico Medio en la noche del sábado y tarde del domingo. Reubicar los aviones nuevamente y reiniciar el servicio podría tomar tiempo y llevará a más cancelaciones y demoras el lunes.

La mayoría de las aerolíneas detendrían sus operaciones por unas 24 horas, dijeron funcionarios de las compañías y del transporte.

El servicio de seguimiento de vuelos Flightaware.com indicó que las aerolíneas cancelaron 460 viajes el viernes, 2,800 el sábado y más de 4,700 para el domingo.

Los trenes paran

El mayor servicio de trenes subterráneos de Estados Unidos empezó a cerrar este sábado al mediodía y la ciudad de Nueva York, que suele hervir de actividad, se veía inusualmente tranquila mientras empezaban a caer las primeras lluvias del huracán.

Las aceras, las calles y los puentes estaban casi vacíos. Los comercios cerraron. Los pasajeros del metro trataban de subir a los últimos trenes. Más de 370,000 personas en zonas en peligro de inundación han recibido la orden de evacuar, la primera de su tipo para la ciudad.

En la estación de la Séptima Avenida en la sección de Park Slope, en el distrito de Brooklyn, más de una decena de personas aguardaban uno de los últimos trenes subterráneos.

"Espero que funcionen durante una o dos horas más para recoger a los pasajeros", comentó Kate Sandberg, que iba a visitar a una amiga.

Es la primera vez que la ciudad cierra todo el sistema de subterráneos debido a un desastre natural.

Los últimos trenes y autobuses empezaron a circular al mediodía y debían pasar unas ocho horas hasta que el cierre fuera total, dijeron funcionarios municipales.

El sistema de tránsito no reabrirá por lo menos hasta el lunes, después que las bombas despejen el agua de las estaciones de subterráneos inundadas. Aun en un día seco, se remueven de 13 a 15 millones de galones de agua de los túneles profundos. También se paralizó el servicio en el sistema de pasajeros de Long Island Railroad y otros trenes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El sistema de transporte público lleva a unos cinco millones de pasajeros en un día hábil de la semana y las autoridades no reportaron inmediatamente ningún problema durante las horas finales de la evacuación.

Con información de AP

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×