Apple se reorganizará con Tim Cook

La firma que hace poco giraba alrededor de Steve Jobs tendrá un cambio drástico en su estructura; en el nuevo organigrama, Cook aparecerá en la cima, seguido de varios vicepresidentes ascendidos.
ceo tim cook  (Foto: AP)
Philip Elmer-DeWitt

Uno de mis elementos favoritos en el reportaje de Adam Lashinsky ‘How apple works' (la historia que provocó sensación cuando apareció en la edición de la revista Fortune el 23 de mayo, pero que a partir de la semana pasada está disponible íntegramente en Internet), fue el organigrama diseñado por el equipo gráfico de esa revista, bajo la orientación de la editora de investigación Doris Burke.

Está un poco desfasado. Por ejemplo Ron Johnson, vicepresidente del negocio minorista de Apple, anunció en junio que abandonaba la empresa para irse a JC Penney. 

Pero el organigrama pronto cambiará en un modo más esencial, y la forma en que Apple se reorganice bajo el liderazgo de Tim Cook es uno de los temas centrales que la firma tecnológica afronta en la era post-Steve Jobs.  

Jean-Louis Gasseé, en una nota titulada ‘Steve: Who's going to protect us from cheap and mediocre now?', sugiere que el nombre de Cook se posicionará en el centro. Pero ese cambio no será así de simple. Tim Cook no es Steve Jobs, y él es el primero en admitirlo.

"Vamos, ¿reemplazar a Steve? No, él es irremplazable", fueron las palabras de Cook citadas por Lashinsky en su artículo ‘El genio detrás de Steve Jobs', publicado en Fortune en 2008. 

Entonces, ¿qué tipo de organización creará Cook? Su biografía oficial, que aparece en la página de los directivos de Apple, ofrece algunas pistas: 

Antes de ser nombrado CEO en agosto de 2011, Tim era director general de operaciones y era responsable de todas las ventas y operaciones de la compañía a nivel mundial, incluyendo la gestión integral de la cadena de suministros de Apple, las actividades de ventas, y el servicio y la asistencia en todos los mercados y países. También dirigió la división Macintosh y jugó un papel clave en el continuo desarrollo de las relaciones estratégicas con revendedores y proveedores, asegurando la flexibilidad en respuesta a un mercado cada vez más exigente. 

Como bien apuntó John Gruber en su podcast del viernes ('That day has come'), si le mostraras a alguien que no sabe nada de Apple la lista de responsabilidades de Cook como director de operaciones, y le preguntaras qué cargo cree que tiene, la mayoría de las personas probablemente asumirían que Cook ya era CEO.

Sin embargo, consideremos lo que esa lista no contempla: Cook no supervisaba el diseño industrial de Apple (esa función recae sobre Jony Ive, quien reportaba directamente a Jobs); tampoco supervisaba la división de software del iPhone y la iPad (que corresponde de Scott Forestall, quien también respondía ante Jobs); ni el área de marketing (a cargo de Phil Schiller); ni el negocio minorista (dirigido por Ron Johnson); ni los servicios de Internet (responsabilidad de Eddy Cue). 

Lo que esto me sugiere es que, dentro de un año más o menos, Apple habrá evolucionado de una organización del tipo circular (que va del centro a la periferia) a una más tradicional, de estructura piramidal. 

En el nuevo organigrama, el nombre de Cook aparecerá en la cima. Pero por debajo de él habrá una colección de nombres de los vicepresidentes que han ascendido en la organización a medida que asumieron más control e independencia, como nunca los tuvieron con Jobs. 

Pero esto es sólo especulación. Quizá Doris Burke y su equipo gráfico algún día nos muestren cómo resultó en verdad la nueva estructura de Apple.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

  organigrama-de-apple.jpg

 

Ahora ve
El sismo derribó una escultura y una cruz de la Catedral Metropolitana
No te pierdas
×