‘Irene’ impulsa a pequeñas empresas

Tras el paso del huracán, AdvantaClean y Forensic Weather Consultants se ocuparán de los daños; estas firmas se preparan para actuar y podrían registrar un alza de ingresos hasta del 100%.
camión advantaclean  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Catherine Clifford
NUEVA YORK -

Mientras algunos propietarios de negocios se preocupaban por los destrozos que el huracán 'Irene' pudiera causar, otros se prepararon para las oportunidades de negocio que pudiera traer. 

Las secuelas de la tormenta quizá supongan para AdvantaClean -una compañía de Carolina del Norte dedicada a la limpieza tras un desastre- un negocio valorado en un par de millones de dólares. "Sin duda, nuestra industria efectivamente ve un aumento en la demanda durante estas ocasiones. Habitualmente, nuestro volumen sube y podemos obtener incrementos en los ingresos en aquellas áreas donde se nos llame", señala Jeff Dudan, CEO de AdvantaClean. 

Además de ser el fundador de la compañía, Dudan es propietario de una de las franquicias y tiene en su nómina a 13 empleados de tiempo completo, así como 26 contratistas. La compañía proporciona servicios que incluyen la limpieza de los ductos de aire, extracción de moho y servicios de emergencia para daños provocados por agua o fuego, lo que implica responder a desastres. 

Los ingresos de esta empresa, con 17 años de antigüedad, registraron un gran incremento luego de que el huracán 'Katrina' golpeara Estados Unidos en 2005. El equipo de Dudan acudió al área de Gulfport y Biloxi, Mississippi, así como al barrio francés de Nueva Orleans. En el periodo inmediato a la respuesta de emergencia, Dudan dice que su empresa realizó trabajos por un valor de dos millones de dólares. Y durante los cuatro años siguientes, AdvantaClean ganó dinero gracias a proyectos de mayor envergadura en la región. 

La empresa se preparó para el huracán 'Irene'. "Alistamos los cuatro vehículos que tenemos con combustible y llantas nuevas". Además, el equipo revisó su plan de respuesta de emergencia. Con todo, no se precipitan. "Personalmente, no nos lanzamos inmediatamente si parece que un huracán puede o no golpear. Es muy difícil predecir si provocará un verdadero daño". 

Las penas con pan son menos: Independientemente de la fuerza de 'Irene', al menos una compañía se preparó para ganar dinero. Cakes for Occasions, una pastelería gourmet en Danvers, Massachusetts, inició un concurso en su página de Facebook, pidiendo a sus seguidores que pronosticaran la categoría que el Departamento Meteorológico Nacional daría a la tormenta este lunes. Las personas que adivinaran correctamente participarían en una rifa para obtener un cupón con 20% de descuento.

Cakes for Ocassions también obsequió pastelitos ‘Hurri-cakes', piezas de dos pulgadas hechas de mousse de chocolate, glaseadas y decoradas con el símbolo nacional del huracán y el nombre del ciclón, 'Irene'. 

La idea detrás de la promoción es que los clientes no entren a la pastelería sin ser tentados por los aromas, comenta la propietaria Kelly Delaney. Ella cocinó 210 pastelitos, estima regalar unos 40, y vender el resto a 1.95 dólares la pieza. 

Un buen año: Este ha sido un año financieramente bueno para Howard Altschule, dueño de Forensic Weather Consultants, compañía que proporciona informes sobre daños ocasionados por fenómenos climáticos. El negocio de Altschule aumentó tras las tormentas de nieve del año pasado. Y si 'Irene' cumple con sus estimaciones, 2011 podría ser un año estupendo para su empresa. 

"Este año ya hemos visto un incremento en los ingresos del 50%, aún sin el huracán. Podríamos terminar registrando un alza del 100% este año. Todo depende de lo que suceda y el alcance", comenta. 

Altschule, un meteorólogo certificado que analiza las condiciones climatológicas, ofrece asesoría a compañías de seguros, bufetes de abogados, ingenieros y otras compañías. 

En su opinión, no le sorprendería que el huracán provocara daños por un valor de 1,000 millones de dólares, entre las pérdidas materiales y de ingresos. Espera estar "sumamente ocupado". 

Surferos al agua: Durante el fin de semana no hubo multitudes en la playa, pero algunos surfistas ávidos seguramente buscaron las olas. 

"Esto es algo por lo que esperan, las olas que trae el huracán", explica Johannah Sena, gerente de la tienda neoyorquina Rockaway Beach Surf Shop. "Para ello debes tener una tabla de alto rendimiento". 

Sin embargo, la mayoría de los expertos surfistas (los que con toda probabilidad intentan surfear durante un huracán) ya poseen el equipo necesario para montar esas enormes olas. Por lo que Sena no previó vender tantas tablas, pero "venderemos mucha cera, eso es seguro", anticipó, explicando que los surfistas usan la cera para añadir tracción a sus tablas. De otra forma, la tormenta no se traduciría en ganancias para su tienda, pues "nadie irá a la playa a comprar trajes de baño, toallas o ese tipo de cosas".

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×