Evitan pelea y postergan acceso a la red

La licitación de una banda de 190 MHz que controla MVS, en el limbo ante las elecciones de 2012; analistas ven que el Gobierno no se comprometerá con decisiones que afecten a medios como Televisa.
banda ancha internet mvs  (Foto: Photos to Go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Gobierno ha intentado decidir qué hacer con una porción clave de su espectro radioeléctrico, crucial para incrementar el acceso inalámbrico desde los cada vez más populares smartphones y tablets.

En el foco está una banda de 190 megahertz (MHz) en la frecuencia de 2.5 Gigahertz (GHz) que controla la empresa MVS Comunicaciones, propiedad de la familia Vargas, que podría ser el instrumento para que los mexicanos logren bajar de internet canciones y juegos desde sus aparatos móviles en segundos.

También permitiría el despliegue de una red de tecnología de punta LTE (Long Term Evolution o Evolución de Largo Plazo, por sus siglas en inglés) que podría atraer nuevas empresas a un país donde los usuarios pagan elevados precios por servicios básicos de telefonía y donde sólo 11% de la población tiene acceso a Internet.

Pero a menos de un año de las próximas elecciones presidenciales, el Gobierno del presidente Felipe Calderón parece haber puesto en el congelador la decisión sobre el futuro de esa banda para evitar contradecir a empresas de medios de comunicación, claves para las campañas políticas de su partido.

La tardanza del Gobierno en decidir sobre el futuro de esa banda "es un alargamiento para no comprometerse y no enfrentar a Televisa y otras empresas de medios", dijo el académico y analista de las telecomunicaciones Gabriel Sosa. "Los necesitan en un periodo electoral".

En la década de 1990, MVS utilizó esa banda para transmitir radio vía microondas. Durante la última década el espectro estuvo básicamente sin uso, pero la reciente explosión de servicios de Internet, que ocupan elevadas cuotas de ancho de banda, ha mostrado un mercado mucho más obvio para su uso.

Alrededor de 12% de las licencias que abarcan esos 190 Mhz en manos de MVS han vencido en años recientes, mientras que el resto expira hacia el 2018.

La revisión del Gobierno contempla varios escenarios.

Uno sería cobrarle a MVS una contraprestación para permitirle reclamar las licencias vencidas (crítico para operar la red a nivel nacional), conservar las que aún no han vencido y permitirle a la empresa y sus socios operar esa red.

Otro sería dejar al menos 120 MHz en manos de MVS, y licitar el resto de ese espectro a otros competidores. La opción más extrema sería que el Gobierno reclamara toda la banda y la pusiera en su totalidad a subasta.

Dionisio Pérez-Jácome, el secretario de Comunicaciones y Transportes, había dicho previamente a Reuters que el Gobierno esperaba tomar una decisión hacia mediados del año.

"Yo sí esperaría que (el proceso sobre la banda) quede en este primer semestre" dijo en mayo el secretario. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no respondió a varias solicitudes de Reuters para comentar sobre el estado de las negociaciones entre MVS y el Gobierno.

¿El gran plan?

Canitec, una cámara que agrupa a empresas de televisión de paga incluyendo aquellas propiedad de la gigante Televisa, se ha quejado de que se le permita a MVS conservar para ella sola una de las bandas más atractivas.

La agrupación ha dicho que el espectro es lo suficientemente extenso para albergar a cuatro empresas de telefonía celular con cobertura nacional.

"Cada vez que se ha planteado la revisión de la distribución del espectro (...) siempre han privado los intereses de estas dos grandes televisoras (Televisa y TV Azteca)", dijo Carola García, profesora de ciencias políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El año pasado el Gobierno y los reguladores de las telecomunicaciones fueron criticados por lanzar licitaciones en varias frecuencias. Los ganadores, incluyendo a Televisa y a una empresa hermana de TV Azteca, pagaron menores precios por la capacidad que otros participantes.

García (quien es coautora de un libro sobre la influencia de Televisa en la política y la cultura de México) agregó que eso "obedece a la presencia económica y al poder político de estas dos televisoras".

Calderón y su equipo han entrado en fase pre-electoral de cara a los comicios de julio del 2012 y recientes encuestas de opinión muestran que el conservador Partido Acción Nacional (PAN) del presidente podría perder el poder frente al principal opositor, el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sosa dijo que MVS, que también opera un canal de televisión y emisoras de radio, podría actuar como un elemento de equilibrio en el mercado.

Televisa y TV Azteca no respondieron a solicitudes de comentarios sobre esta materia.

En abril, MVS anunció planes para usar el espectro más eficientemente a través de la creación de un consorcio para administrar una red de alta velocidad que incluiría además a las estadounidenses Clearwire Corp e Intel Corp.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las tres empresas invertirían unos 400 millones de dólares para instalar la red y vender acceso a terceros, como Televisa y TV Azteca, e incluso a la telefónica celular del magnate Carlos Slim, América Móvil. Pero hasta ahora los socios no han hecho las inversiones, arrojando dudas sobre el proyecto.

Un portavoz de MVS dijo que la compañía cree que "las autoridades están tomando muy seriamente todas las alternativas que se han presentado (...) particularmente la que se refiere al proyecto de consorcio concesionario".

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×