Sarkozy niega ‘regalos’ de L’Oreal

El mandatario dice que no recibió dinero de la heredera de la firma durante la campaña de 2007; pero una de las enfermeras de Liliane Bettencourt asegura que vio los pagos al presidente.
sarkozy l oreal soborno gobierno francia  (Foto: AP)
PARÍS (CNN) -

La oficina del presidente francés, Nicolas Sarkozy, negó las informaciones publicadas el miércoles en el diario Liberation que aseguraban que el mandatario recibió dinero de la heredera de la firma L'Oreal, Liliane Bettencourt, para la campaña electoral del 2007.

Las afirmaciones, recogidas en Liberation a partir de extractos de un libro, "Sarko m'a tuer" (Sarkozy me mata), que sale a la venta el jueves, amenazan con revivir el escándalo político y financiero que vivió Francia hace un año y que sacudió el Gobierno de Sarkozy.

"Estas acusaciones son escandalosas, infundadas y falsas", dijo un portavoz de la oficina de Sarkozy a Reuters.

Una fuente judicial dijo a Reuters que es probable que se desarollen interrogatorios en relación a este asunto, apenas meses antes de las elecciones presidenciales de 2012 a las que se espera que se presente Sarkozy.

La portavoz del Gobierno Valerie Pecresse describió el momento en el que se han publicado las afirmaciones, ocho meses antes de los comicios, como "sospechoso".

"Cuando quieres hacer acusaciones, no las haces en un libro o en la prensa, las haces ante los tribunales", dijo Pecresse a la cadena de televisión France 2.

El primer ministro galo, François Fillon, dijo que las acusaciones apestaban a conspiración preelectoral y sostuvo que espera que la investigación legal en curso lleve el asunto a una rápida conclusión.

Lo que vio la enfermera

En el libro, escrito por dos periodistas del influyente diario Le Monde sobre los tratos de Sarkozy con varias personas, la jueza que investigó en un primer momento el caso Bettencourt, Isabelle Prevost-Desprez, dice que un testigo afirmó haber visto cómo la heredera entregaba dinero a Sarkozy para la campaña.

"La enfermera de Liliane Bettencourt dijo a mi taquígrafo, tras ser interrogada por mí: 'Vi pagos de dinero a Sarkozy, pero no pude decir eso en mi declaración", dijo Desprez, citada en el libro.

El caso Bettencourt salió a la luz pública en la primavera del 2010, cuando la hija de la multimillonaria, Françoise Meyers-Bettencourt, demandó al fotógrafo François-Marie Banier, amigo de la heredera, asegurando que le estaba sacando a su madre grandes sumas de dinero.

Las informaciones posteriores generaron un amplio escándalo político, con acusaciones de tráfico de influencias del ministro de Presupuesto y ex tesorero del partido Eric Woerth y de financiación ilegal en el partido en el Gobierno, la UMP.

La legislación francesa limita las donaciones a los partidos políticos a 7,500 euros al año por persona. Sólo se pueden dar en efectivo 150 euros.

Woerth dejó el Gobierno a fines del 2010 y Bettencourt, de 88 años, ha dicho que no recuerda haberle entregado dinero. No ha dicho nada sobre haberle dado efectivo a Sarkozy.

Nunca antes se había acusado a Sarkozy de recibir dinero directamente de Bettencourt, aunque su nombre apareció en los primeros días de la investigación cuando varios testigos dijeron que había visitado a la heredera en su casa.

El secretario del partido UMP, Jean-François Cope, dijo que cree que las últimas acusaciones son dudosas.

"Sólo estamos a unos pocos meses de las elecciones presidenciales, así que no deberíamos dejarnos engañar por cualquier cosa", dijo a la cadena de televisión Canal +.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por otro lado, Manuel Valls, una voz destacada del Partido Socialista y quien aspira a presentarse a la presidencia, dijo que es importante arrojar luz sobre las acusaciones.

"Si existe la más mínima sospecha, debe ser aclarada", sostuvo a la cadena de radio France Info.

Ahora ve
“¡Me están torturando!”, grita el opositor Leopoldo López desde prisión
No te pierdas
ç
×