Crimen organizado compra clubes: FIFA

Bandas invierten en el arreglo de partidos adquiriendo equipos, dijo el organismo; el jefe de seguridad de Federación indicó que quieren proteger a jugadores que denuncien.
blatter  (Foto: AP)
ZURICH (CNN) -

Bandas criminales están haciendo inversiones a largo plazo en arreglos de partidos, comprando clubes y organizando campos de entrenamiento para árbitros como parte de su infiltración en el futbol, dijo el jefe de seguridad de la FIFA en una entrevista con Reuters. Chis Eaton indicó que la FIFA quiere brindar protección de testigos a jugadores que reciban propuestas de arreglos y que consideraría la rehabilitación de aquellos corruptos de más corta edad.

"Queremos manipular a los manipuladores e intimidar a los intimidadores; tienen que darse cuenta de que somos serios. La FIFA va a proteger a su gente y su deporte contra estas personas que no tienen conciencia", declaró Eaton.

"La infiltración es una palabra fuerte, pero mi evaluación es que el crimen organizado se ha infiltrado en varios niveles del fútbol con el propósito preciso de producir dinero de la enorme cantidad de ingresos de apuestas que son generados.

Comprar clubes es una manera de grupos organizados de controlar los resultados de los partidos, advirtió Eaton, quien trabajó en la Interpol por más de 12 años antes de unirse a la FIFA.

"Estamos viendo una tendencia a comprar clubes de menor nivel, así como el movimiento y el tráfico de jugadores", señaló el jefe de seguridad, agregando que eso está sucediendo en países "menos ricos".

"Hay una tendencia significativa en el tráfico de jugadores, llevándolos a otras ligas con un mentor, que normalmente es un jugador que viene del mismo país o región, es respetado y puede influenciar a esos futbolistas", añadió.

Eaton se refirió también a otras estrategias.

"Vemos escuelas de desarrollo de árbitros y jugadores, algunas de las cuales son claramente frentes para criminales. Están invirtiendo a largo plazo en el compromiso de estos jugadores", señaló.

Caso en Finalandia

El arreglo de partidos, usualmente practicado por círculos de apuestas ilegales, se convirtió en un problema importante para el fútbol en los últimos años.

En un caso reciente en Finlandia, Wilson Raj Perumal, nativo de Singapur, fue sentenciado a dos años de cárcel y nueve jugadores -siete de Zambia y dos de Georgia- recibieron sanciones en suspenso por intentar arreglar partidos.

Perumal pagó a los futbolistas más de 20,000 euros (28,290 dólares) por partido y recibió más de 50,000, además de algunas ganancias de apuestas, cada vez que se arreglaron los resultados del equipo Rovaniemi.

Eaton dijo que los contactos con jugadores o árbitros usualmente comenzaban con un regalo.

"Van a un jugador y le dicen: 'Jugaste un gran partido hoy, gané un poco de dinero gracias a ti, toma 1,000 euros'. La próxima vez que juega, la misma persona le da otros 1,000, que para muchos de estos jugadores -de tercera o cuarta división- es más de lo que ganarían por el partido", explicó.

"La tercera vez, dice: 'Puedo darte 10,000 euros si hoy no haces un gol o si te dejas hacer un gol'. Esperan fuera de los vestuarios, conocen a los jugadores, tienen un mentor", agregó.

Eaton aclaró que no todos los intentos de arreglos son exitosos.

"Son deportistas, se involucran en el deporte y olvidan sus acuerdos. Se entusiasman con el partido y no hacen lo que se suponía y son castigados. Tenemos ejemplos de jugadores que fueron golpeados, (también) árbitros", destacó.

A principios de este año, la FIFA creó un grupo de tareas con la Interpol y prometió donar 20 millones de euros para la pelea contra el arreglo de partidos en los próximos 10 años.

Uno de sus trabajos sería brindar protección y anonimato a denunciantes.

"Tenemos que brindarles protección porque son una materia prima importante contra el crimen organizado", remarcó Eaton.

Una línea telefónica y un plan de recompensas se pondrán en marcha para personas que aporten información y se considerará una amnistía en algunos casos, además de garantía de anonimato.

Eaton dijo que, en última instancia, la resolución del problema dependía de los Gobiernos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El fútbol no invitó a las apuestas, la FIFA no recibe beneficios de las apuestas", apuntó.

"No invitamos a los criminales a sacar ventaja de las apuestas, pero como existen, ellos se están infiltrando. Somos víctima de las actividades de apuestas en el mundo y los Gobiernos tienen la obligación de protegernos", concluyó.

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×