Citi sufre revés por activos tóxicos

Un juez rechazó un acuerdo de 258 mdd entre el banco y EU para vender deuda hipotecaria; el grupo vendió 1,000 millones de obligaciones de deuda con garantías ligadas a las hipotecas.
Citigroup  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (CNN) -

Un juez federal de Estados Unidos rechazó este lunes un acuerdo propuesto por 258 millones de dólares entre Citigroup Inc y el principal regulador del mercado de Estados Unidos respecto a la venta de deuda hipotecaria tóxica. El juez reprendió a La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) por la manera en que alcanza pactos extrajudiciales. El magistrado de la corte federal de Manhattan Jed Rakoff dijo que la no parecía verdaderamente interesada en entender qué es lo que Citigroup hizo mal y que se equivocó al pedirle que ignore los intereses de la ciudadanía.

"Una aplicación del poder judicial que no descansa sobre hechos es peor que un sin sentido, es intrínsecamente peligroso", señaló Rakoff al poner por escrito su opinión este lunes.

El juez añadió que era difícil discernir "a partir de la limitada información con la que cuenta la corte qué es lo que la SEC está obteniendo con este acuerdo más allá de un titular en la prensa".

Agregó el magistrado que el acuerdo propuesto no era ni "razonable, ni justo, ni adecuado, ni a favor del interés público".

En respuesta, el director de asuntos de seguridad de la SEC, Robert Khuzami, dijo en una declaración que el monto del acuerdo propuesto "refleja razonablemente el alcance de lo que se obtendría después de un juicio exitoso", pero sin los "riesgos, retrasos y recursos que requiere un juicio".

Danielle Romero-Apsilos, portavoz de Citigroup, prefirió no hacer comentarios sobre el asunto.

El rechazo no fue una sorpresa debido a que el juez había dejado en claro en una audiencia del 9 de noviembre que tenía grandes problemas con la propuesta.

En su reclamo, La Comisión de Valores de Estados Unidos acusó a Citigroup de vender obligaciones de deuda con garantías ligadas a hipotecas por 1,000 millones de dólares en el 2007, cuando el mercado inmobiliario estaba comenzando a colapsar, y de luego apostar en contra de esa transacción.

Un empleado de Citigroup, el director Brian Stocker, también fue acusado por la SEC y está rebatiendo los cargos. Rakoff consolidó ambos casos y estableció como fecha para el juicio el 16 de julio del 2012.

Rakoff ha sido una piedra en el zapato para la SEC, pues ya en el 2009 rechazó su propuesta inicial de acuerdo con Bank of America Corp luego de que este banco compró a Merrill Lynch & Co.

La decisión del lunes pone en duda las políticas de la SEC respecto a sus acuerdos extrajudiciales con compañías públicas, en momentos en que el regulador está tratando de sacar lustre a su reputación de duro ejecutor de las reglas en medio del escepticismo de muchos, entre ellos miembros del Congreso.

Rakoff calificó al acuerdo con Citigroup como demasiado indulgente, destacando que el banco sólo fue acusado de negligencia, sin admitir ni negar alguna falta, y podría evitar tener que reembolsar a los inversores más de 700 millones de dólares en pérdidas.

"Si las acusaciones son verdaderas, éste es un muy buen acuerdo para Citigroup; e, incluso si no son verdaderas, es un costo medio y modesto por hacer negocios", escribió el juez.

El acuerdo habría requerido que el tercer banco más grande de Estados Unidos renunciara a 160 millones de dólares de ganancias obtenidas de forma supuestamente incorrecta, más 30 millones de dólares de intereses.

También habría impuesto una multa de 95 millones de dólares por la supuesta negligencia del banco, menos de una quinta parte de lo que Goldman Sachs Group Inc pagó el año pasado en un acuerdo por 550 millones de dólares con la SEC en un pacto sobre bonos respaldados por activos.

Rakoff dijo que la multa de 95 millones de dólares para el Citigroup era "dinero de bolsillo".

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×