La Ley de Juegos debe acatarse: Codere

El reto de los participantes en el negocio es cumplir con las normas, según la empresa española; pese a la tragedia del Casino Royale, la asistencia a salas de Codere en Monterrey aumentó en 30%.
casinos  (Foto: CNN)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A la luz de los lamentables acontecimientos de finales de agosto pasado en el Casino Royale de Monterrey, donde murieron más de 50 personas, la Ley de Juegos y Sorteos no sólo debe revisarse sino acatarse por todos los agentes involucrados en este sector.

"La Ley de Juegos y Sorteos incluye temas de sanas prácticas como en las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, por tanto, me parece que en este orden de ideas el reto para todos los que interactúan en este mercado no está sólo en mejorar una ley, sino en cumplir la norma", comentó Luis Monterrubio Alcántara del despacho Noriega y Asociados.

A nivel de ley, todas las legislaciones son perfectibles, dijo y agregó que la Ley de Juegos y Sorteos establece más de 30 requisitos para tener un permiso federal. "No sólo exige el tener solvencia moral y económica del permisionario, sino también de los accionistas y de los últimos beneficiarios de este negocio", detalló el también asesor de Codere México.

Según cifras de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta (AIEJA), en 2010 operaban 20 salas de juego en Monterrey, cifra que se elevó a 60 hace tres meses, colocando a la ciudad norteña por encima de la Ciudad de México y Guadalajara, donde hay alrededor de 40 casinos en cada una.

Hasta hace poco, estas tres ciudades y sus zonas conurbadas concentraban 160 centros de juegos y apuestas, más de la mitad de los 301 que había en el país. Además, apenas un 38%, es decir, 116 operaban de manera regular, mientras el resto recurría a los amparos para funcionar al margen de normas y sin pagar impuestos.

Actualmente en México hay 25 permisionarios, organizados en dos representaciones: la AIEJA y la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos (APJS) . La primera integra a seis permisionarios y la segunda a 13; hay tres permisionarios más que no operan y otros tres que se mueven por su cuenta.

En el cumplimiento de la ley, consideró Monterrubio Alcántara, todos deben de poner su parte; el gobierno vigilar que se cumpla lo establecido en la norma, los permisionarios acatarla durante el periodo del permiso y el cliente exigir tanto a la autoridad como a los operadores de los negocios el apego a la regulación.

"El tema hay que reflexionarlo a la luz de lo que ha sucedido con los andamiajes legales que han dado lugar a amparos locales para establecer actividades idénticas bajo el esquema de que no son actividades federales, sino que son actividades propias de autorizaciones locales por no tratarse de una actividad de azar, que es lo que dice la ley, sino de actividad de destreza y habilidad", consideró el asesor de Codere México.

Con su oficina matriz en España, Codere inició en 1998 su actividad en México y es el mayor operador de locales de juego en este país. A septiembre pasado, contaba con 18,953 puestos de máquinas, 95 salas de juego (incluye bingo con máquinas, casinos, salas de máquinas en los hipódromos y salones de juego con marca propia) y un hipódromo (el de Las Américas, en México DF).

Las salas de juego gestionadas por la firma se distribuyen por todo el territorio mexicano y se ubican en las principales ciudades como; México Distrito Federal, Monterrey, Veracruz, Guadalajara, Puebla, Cuernavaca, León, Cancún, Mérida y Tijuana, entre muchas otras.

"La realidad es que fue lamentable lo de Monterrey, sin embargo, traerá para bien la oportunidad de que los establecimientos cumplan todas las medidas administrativas que se deben de imponer y es una tarea más de las legislaturas locales; cumplimiento de salidas, extinguidores, accesos, entre otros", indicó Monterrubio Alcántara.

Codere gana clientes en Monterrey

Si bien la tragedia del Casino Royale afectó la actividad de los negocios en Monterrey y particularmente el de juegos y apuestas en los días posteriores al evento, Codere se vio beneficiado al tener un posicionamiento muy fuerte, contar con locales seguros y cumplir 100% con las normas.

"Dado que la gente percibió nuestros establecimientos como muy seguros, tuvimos más afluencia de clientes. En este sentido se tuvo un aumento de 30% en la asistencia en los 10 días siguientes al evento y en las demás plazas del país se mantuvo estable el tráfico, no hubo movimientos significativos", reveló Beatrice Rangel, presidente de Codere México.

En entrevista con CNNExpansión, la ejecutiva agregó que en Monterrey, donde trabajaban más de 50 casinos de todos los operadores, hubo un número importante de cierres (tras la tragedia del Casino Royale) y en el caso de Codere mantuvo abiertos los cuatro que opera en la plaza u ocho, si se incluyen los que tiene en alianza con Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE).

"El tema de Monterrey sirvió para aceptar y perfeccionar todos nuestros programas de protección civil, se hizo una revisión exhaustiva de la comisión de seguridad e higiene, porque lo más importante es salvaguardar la vida no sólo de nuestros colaboradores, sino también de nuestros clientes", añadió la ejecutiva.

Cabe señalar que muchos de los casinos que fueron clausurados en Monterrey, fue porque no cumplían con las condiciones de seguridad para empleados y clientes.

"Nosotros en lo particular, hicimos un ejercicio liderado por operaciones y recursos humanos en donde nos aseguramos que cada sala contara con ello, y algunas leves modificaciones en extintores o de distribución (lay out) señaladas por asesores", dijo Rangel.

"Ahora estamos tranquilísimos, sabiendo que nos sirvió para hacer una revisión exhaustiva, aunque en las revisiones siempre tenemos gente de protección civil que nos visita para asegurar que estamos cumpliendo con ello", agregó.

Sobre el clima de inseguridad que vive México, a la presidenta de Codere le preocupa tanto por el lado de los clientes como de los empleados.

"Nos preocupa mucho en dos dimensiones; la seguridad de nuestros empleados, tenemos que velar por su integridad y en segundo lugar; nos inquieta por los clientes, que no tenga una experiencia trágica en su traslado hacia o desde uno de nuestro establecimiento, en ese sentido hemos reforzado lo más que una empresa puede hacerlo en las tareas de seguridad, dirigido por Antonio Pena, quien desarrolló una carrera dentro de la Guardia Civil de España", dijo la ejecutiva de origen venezolano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por otra parte, confió en que el problema de inseguridad en México, como toda crisis, es transitorio, y que se va a lograr, en algún momento, reducir el impacto de esta variable en la actividad económica y social.

En México, Codere (la empresa número 409 de ‘Las 500' de Expansión) tiene alianzas estratégicas con CIE, al ser dueño del 84.8% del capital de CIE Las Américas (esto una vez que se le autorice en definitiva la compra de un 35.8% adicional) y con Grupo Caliente, del cual tiene participación mayoritaria (67.3%) en las 42 salas de juego de éste que operan fuera de Baja California.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×