Carbón, ¿la nueva inversión de Buffett?

Los rumores al respecto han impulsado las acciones del sector minero en los últimos días; tras la compra de Burlington, la inversión de Buffett en carbón sería natural, según expertos.
buffett carbón  (Foto: De CNNMoney)
Paul R. La Monica*
NUEVA YORK -

Un trozo de carbón como regalo de Navidad no es bueno. Pero una colección de acciones de la industria carbonífera en tu cartera de inversiones podría ser algo lucrativo si juzgas ciertos los últimos chismes que circulan en Wall Street acerca de Warren Buffett.

Las acciones del sector han tomado impulso gracias al rumor de que Berkshire Hathaway, el conglomerado de Buffett, tal vez compre una compañía explotadora de carbón.

El fondo cotizado Market Vectors Coal ganó 2% el jueves y subió otro 1% el viernes pasado. Incluso varias de las compañías mineras, como Peabody Energy, Patriot Coal y Alpha Natural Resources, tuvieron el jueves pasado un desempeño individual aún mejor que el fondo cotizado y lo superaron nuevamente el viernes.

Berkshire Hathaway no ha hecho declaraciones respecto a los rumores. ¿Pero deberían los inversionistas comprar acciones del sector carbón basándose en esta especulación? Probablemente no, pues para empezar, estos rumores no son nuevos.

Desde que Berkshire compró al gigante ferrocarrilero Burlington Northern Santa Fe en noviembre de 2009 por 44,000 millones de dólares, los inversionistas han pensado que una inversión en el sector carbón sería natural, ya que los negocios del ferrocarril y del carbón están estrechamente relacionados.

Los rumores sobre una inversión de ese tipo reaparecieron un año después, luego de que Buffett realizó una visita sorpresa -con su multimillonario amigo Bill Gates- a una mina en Wyoming propiedad de Arch Coal. Tras la visita, Buffett describió el viaje como "fascinante", una palabra que muchos ávidos inversionistas interpretaron como sinónimo de "Berkshire quiere comprar una compañía de carbón."

Por lo tanto, no sorprende que Arch Coal fuera una de los mayores ganadoras entre las acciones del sector el jueves pasado. Los títulos subieron 8% y para el viernes treparon otro 2%.

La otra razón que lleva a varios observadores de los movimientos de Buffett a creer que una inversión en carbón es inevitable se debe a que Berkshire ya posee MidAmerican Energy, una importante empresa de servicios energéticos que utiliza carbón.

Sin embargo, Matt Dougherty, director gerente de la firma de gestión de dinero Advisory Research, señala que los bajos precios del gas natural han perjudicado a las compañías carboníferas recientemente. Y dado que Berkshire posee una empresa de servicios, Buffett probablemente esté muy consciente de este hecho.

También vale la pena mencionar que, a pesar de todos los rumores, Buffett no ha invertido aún directamente en el sector. "Estaría muy sorprendido si Berkshire comprara una compañía de carbón. Eso podría tener sentido como una maniobra en contra, pero Buffett nunca ha invertido en carbón," advierte Dougherty.

En cambio, el empresario últimamente ha apostado más en la industria financiera, como Bank of America y Wells Fargo. Incluso ha incursionado en el sector tecnológico, con inversiones en IBM, Intel y DirecTV.

Si Berkshire estuviera tan interesado ​​en el carbón, uno pensaría que Buffett, al menos, probaría primero la toxicidad de una inversión de ese tipo (de una forma semejante al canario que empleaban los mineros para detectar gases) mediante la compra de una pequeña participación en una empresa minera antes de decidirse a gastar varios miles de millones de dólares en una compañía entera.

Después de todo, Berkshire poseía participaciones en BNSF, así como en los rivales ferroviarios Union Pacific y Norfolk Southern- antes de adquirir  la totalidad de BNSF. Una vez que Berkshire consumó su oferta para adquirir BNSF, vendió luego las participaciones que tenía en Union Pacific y Norfolk Southern.

Por tanto, si estás invirtiendo en carbón sólo porque piensas que Buffett está a punto de adquirir una compañía del sector, prepárate para llevarte un chasco.

"La compra de una compañía carbonífera no tiene ningún sentido para Buffett. La industria es altamente dependiente de los precios volátiles de las materias primas. Berkshire ha invertido en grandes compañías petroleras antes, pero porque son más diversas", sostiene Michael Tian, ​​ analista que cubre el sector carbón para Morningstar.

Y de cualquier forma, no podemos argumentar que Buffett se muestra ahora muy optimista respecto a la industria energética. De acuerdo con los documentos regulatorios más recientes presentados por Berkshire, el conglomerado vendió su participación en Exxon Mobil a finales del año pasado. La única empresa petrolera importante en su cartera es ConocoPhillips.

Tian también dice estar preocupado actualmente por los fundamentos de los títulos bursátiles del sector, debido a la disminución de los precios del carbón. "Será muy difícil que las compañías carboníferas generen mucho dinero en este entorno", comenta.

De hecho, se espera que varias empresas mineras importantes reporten en 2012 menos utilidades que las generadas en 2011, incluyendo Arch Coal, Peabody y CONSOL Energy. Y se pronostica que algunas, como Alpha Natural Resources y Patriot Coal, registren incluso pérdidas.

Claro, a Buffett le encanta una acción a buen precio. Pero, por lo general, le gusta adquirir empresas que son rentables y en crecimiento. Por cierto, ¿sabes cuántas veces mencionó el carbón en su última carta anual a los accionistas? Ninguna mención, cero.

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×