Es momento de irme: CEO de McDonald’s

Jim Skinner deja la firma con ganancias anuales de 5,500 mdd, más del doble de lo obtenido en 2004; su sucesor, Don Thompson, deberá mantener la racha de la empresa de comida rápida.
jim skinner  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Beth Kowitt

Se ha puesto en marcha el plan de sucesión en el imperio de McDonald's. El gigante de la comida rápida anunció la noche del miércoles que Jim Skinner, quien dirigió la compañía por siete años y medio, se retira. El presidente y director de operaciones, Don Thompson, asumirá el puesto directivo más alto el primer día de julio.

Fortune hizo el perfil de Skinner el verano pasado, cuando describimos que su liderazgo prácticamente trajo una Edad de Oro para la compañía de los arcos dorados. Las ganancias del año pasado alcanzaron 5,500 millones de dólares (mdd), más del doble de lo que obtenido en 2004, el año en que Skinner tomó el mando. La acción tocó un máximo histórico de 102.22 dólares el 20 de enero.

Más allá de entregar finanzas estelares, Skinner desarrolló también un talento sólido, se preocupaba profundamente por la planificación de la sucesión en todos los niveles de la empresa. Se convirtió en presidente ejecutivo en circunstancias trágicas, luego de que el anterior CEO, Jim Cantalupo, muriera de un ataque al corazón y el sucesor de Cantalupo se sometiera a un tratamiento para el cáncer.

El desafío más grande de Don Thompson como CEO será mantener el ‘momentum' que tomó la empresa bajo la batuta de Skinner. En mayo pasado, entrevisté a Thompson en la sede de McDonald's en Oak Brook, Illinois, mientras hacía el perfil de Skinner. "Ha sido uno de los principales mentores que he tenido. Me ha dado un enorme espacio en términos de la gestión cotidiana de McDonald's", dijo sobre su jefe.

El sensato Skinner, quien pasó 41 años en la empresa, es un gurú de las operaciones con una inclinación a colocar al cliente primero. En nuestro artículo de 2011, notamos que conservaba, para su uso personal, una pila de las antiguas tapas que llevaban los vasos para café de McDondal's, porque el nuevo diseño no le gustaba. Cuando le pregunté sobre su jubilación, me dijo bromeando que se retiraría cuando se le agotaran las tapas.

A continuación ofrezco extractos editados de una de las primeras entrevistas concedidas por Skinner desde el anuncio del miércoles.

Fortune: ¿Se quedó sin tapas para vasos?

Jim Skinner: Conté mi colección de tapas, creo que me quedan para otros 25 años, así que esas me las llevo.

¿Por qué ahora?

Todo el mundo se hace esta pregunta, y creo que es el momento perfecto para McDonald's. La verdadera medida de un exitoso plan de sucesión se manifiesta cuando el CEO se aparta en el momento adecuado. En muchos casos, eso es más temprano que tarde. Algunas personas también han dicho: "Ha ocurrido un poco antes de lo que pensábamos." Pero tengo 67 años, he estado aquí 41 años, y estuve 10 años en la Armada antes de eso. Qué mejor momento que ahora, cuando la compañía tiene el mejor desempeño en su historia y  hay la oportunidad de pasarle el relevo a alguien que está más que listo y capacitado para generar un crecimiento sostenido en el futuro.

Planear la sucesión ha sido una prioridad para usted. ¿Puede decirme cuánto tiempo le tomó?

Básicamente asumí la responsabilidad ante la junta directiva para garantizarles que les entregaba a alguien que pudiera dirigir la compañía cuando yo me fuera. Hasta que no fuera capaz de hacerlo, no me iba, y eso toma tiempo. Don ha sido director de operaciones por dos años. Lo he asesorado y he sido su mentor y seguiré haciéndolo durante los próximos 90 días. Pero él es un tipo muy talentoso, con 22 años en McDonald's, dirigió la empresa en Estados Unidos. Como me gusta decir, él es el mejor.

¿Cuál será el mayor desafío para la compañía en el futuro?

El reto sigue siendo el mismo: entregar de forma expedita alimentos calientes en un ambiente limpio y a buen precio, la asequibilidad diaria, capacitar a tu gente, y asegurarte de seguir desarrollando el talento y el equipo de liderazgo para ser capaz de ejecutar las estrategias de McDonald's  a largo plazo.

En este momento, nos afectan negativamente las materias primas y la moneda. Las economías no son exactamente robustas, especialmente en Europa. Pero es algo cíclico. Hemos sobrevivido a eso antes, así que viene con el territorio, y el equipo está bien desarrollado y bien versado para manejar esos retos.

Cuarenta y un años es mucho tiempo. ¿Cree que le será difícil dejarlo? Después de la Marina, pasó su carrera entera en McDonald's.

En primer lugar, no sé la respuesta a esa pregunta, porque no me he ido todavía. Pero no creo que me sea difícil. Hay muchas personas que no estarían dispuestas a irse. Pero no puedes esperar demasiado. Tienes que irte cuando el tiempo sea correcto, a pesar de que resulte ser una sorpresa para la comunidad de analistas o los medios de comunicación.

¿Hay algo que hubiera querido lograr, y que  siente que no tuvo el tiempo para hacerlo?

No dejé ningún cabo suelto de lo que yo quería hacer. El extraordinario éxito que hemos tenido incluso me ha sorprendido un poco. Seamos realistas. Si me hubieras dicho hace 7 u 8 años, cuando yo era vicepresidente, con las pruebas y tribulaciones que entonces enfrentábamos, que seríamos una empresa con una capitalización de mercado de 100,000  millones de dólares y que tendríamos una tasa anual compuesta de 21.3% sobre el retorno de inversión de los accionistas, no hubiera creído que eso era razonable.

¿Considera que eso es su legado?

Los resultados hablan por sí mismos, pero creo que el verdadero legado es la gestión del talento, el desarrollo del liderazgo y las personas. Si tienes a las personas adecuadas, el resto es fácil.

¿Cómo cree que el mandato de Don diferirá del suyo, tanto en términos de su estilo de liderazgo como respecto a los factores externos que podrían enfrentar?

Todo el mundo tiene su propio estilo. Creo que el estilo de Don será diferente al mío. Tan sólo en términos de presencia, él es un tipo más carismático, no tiene el mismo sentido del humor que yo tengo - pocos lo tienen. Él tiene 48 años. Cuando yo asumí la dirección, acababa de cumplir 60 años. Mi vida y lo que había logrado y lo que había vivido eran distintos. Así que Don va a tener una visión diferente de las cosas, manejará las cosas de una forma un poco distinta en relación con la gente, pero el enfoque fundamental de la mejora continua no será diferente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Supongo que siempre habrá diferencias de personalidad. Pero Don madurará rápidamente. No puedes descifrar cómo ser un CEO hasta que eres uno. Puedes verlo todos los días y ver a alguien más hacerlo, pero hasta que no estés sentado allí por tu cuenta, hasta que no sientas el yugo de la responsabilidad, y, en el caso particular de McDonald's, a 1.7 millones de personas esperando tu próximo movimiento, no sientes esa responsabilidad hasta que se te asigna.

 

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×