EU ‘sonríe’ a Cemex y a la industria

La cementera mexicana dijo que la demanda de cemento en el país creció 20% en enero y febrero; la firma señaló que un clima favorable impulsó al sector de la construcción en Estados Unidos.
cemex empresa  (Foto: Cortesía Cemex)
MONTERREY (CNN) -

La cementera mexicana Cemex dijo este jueves que la demanda de cemento en Estados Unidos creció a una tasa de dos dígitos en los primeros dos meses del año, ayudada por un clima favorable que impulsó al sector de la construcción. El vicepresidente de relación con inversionistas y comunicación de Cemex, Maher Al-Haffar, dijo a Reuters que los volúmenes de ventas de cemento en Estados Unidos crecieron un 20% interanual en el primer bimestre del 2012.

"La principal razón es el clima (...) marzo continúa con buen clima pero necesitamos ser precavidos", dijo Al-Haffar. "Claramente hay una mejora en el ambiente comercial, el mercado de la vivienda se está recuperando un poco, pero en línea con nuestras expectativas".

Tras el anuncio, sus acciones revirtieron pérdidas iniciales para cerrar con una alza del 0.61 por ciento a 9.88 pesos, en la bolsa local, donde llegó a un mínimo de 9.49 pesos.

Cemex, que opera en más de 50 países, ha dicho que espera que sus volúmenes de cemento en Estados Unidos -su principal mercado- vean un crecimiento de un dígito bajo a medio este año desde una caída de 2% en el 2011.

El ejecutivo agregó que en enero la compañía aumentó en cinco dólares por tonelada sus precios de cemento en el medio oeste de Estados Unidos y que planean un alza de entre cinco y seis dólares por tonelada para el resto de las regiones del vecino país a partir de abril.

Aunque Cemex no proporciona su lista de precios, analistas consultados comentaron que la tonelada de cemento en Estados Unidos cuesta entre 100 y 110 dólares, dependiendo de la región y del distribuidor, con lo que el aumento representaría alzas de entre un 5% y un 6%.

La cementera, con oficinas centrales en la norteña ciudad de Monterrey, se está recuperando de los efectos de la crisis financiera del 2008, que agravó su desempeño justo en el momento en que su deuda se triplicó por la compra de la australiana Rinker en el 2007.

En los últimos años, la empresa ha venido haciendo malabares para cumplir sus obligaciones financieras mientras que la desaceleración de sus principales mercados, especialmente Estados Unidos, le ha impedido generar el suficiente efectivo para bajar sustancialmente su pesada deuda.

Hacer frente a obligaciones

La empresa concluyó esta semana cinco ofertas de intercambio de bonos e instrumentos perpetuos, que le permitirán reducir en 131 millones de dólares su deuda total, la cual cerró el año pasado en 18,067 millones de dólares.

Al-Haffar dijo que el reciente canje de deuda fue positivo, pese que sólo se intercambió la mitad del monto contemplado en las ofertas, lo que para él demuestra lo atractivo que son los instrumentos en circulación.

Agregó que la reducción de pasivos los acerca a la meta de bajar su deuda fondeada en 200 millones de dólares en el primer semestre, para cumplir con sus obligaciones financieras o "convenants", pactadas en un acuerdo con acreedores en el 2009.

La cementera, que no tiene fuertes vencimientos en los próximos dos años, debe alcanzar un nivel de deuda fondeada de 6.5 veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) para el cierre de junio.

Además enfrenta un pago de alrededor de 8,000 millones de dólares en el 2014, que analistas esperan pueda refinanciar o extender.

"Nos llegan muchas buenas ideas del mercado (....) en este momento no puedo comentar nada, pero todos queremos hacer frente a esta situación más temprano que tarde", dijo Al-Haffar.

La compañía ha emprendido un plan de desinversión de activos con los que espera obtener 500 millones de dólares este año para bajar su deuda.

Al-Haffar comentó que están en proceso de vender un importante lago de pesca que Cemex tiene en el Reino Unido, aunque declinó dar más detalles.

Fija precio a nuevas acciones

En un comunicado, Cemex dijo que el precio de suscripción para los nuevos títulos que distribuirá entre sus accionistas como pago de dividendo será de 9.8792 pesos por Certificado de Participación Ordinario (CPO), el cual está integrado por tres acciones.

La cementera aprobó el 23 de febrero la emisión de hasta 1,256.4 millones de nuevas acciones de la series "A" y "B" que distribuirá, a partir del 30 de marzo, a razón de un nuevo CPO por cada 25 CPO que posean actualmente los inversores.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×