Clientes demandan a Goldman Sachs

Los fundadores de Marvell Techology acusan que el banco les provocó pérdidas por 100 mdd; señalan que la entidad los engañó para ayudar a corredores que apostaban contra su compañía.
goldman sachs  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Stephen Gandel

Dos empresarios de Silicon Valley que han demandado a Goldman Sachs dicen que la firma de Wall Street clasificó incorrectamente las acciones que la pareja tenía en una cuenta de corretaje con el fin de ayudar a vendedores en corto (short-sellers) que estaban apostando en contra de la compañía fundada por el matrimonio. Los demandantes son Sehat Sutardja y Dai Weili, co-fundadores y directivos de la empresa de semiconductores Marvell Technology. Un abogado que los representa dijo que la acusación se sumará el martes a una demanda que la pareja presentó este mes ante la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA, por sus siglas en inglés).  Los empresarios demandaron a Goldman hace un año en una corte de San Francisco. El caso fue desestimado y por esa razón la pareja buscó el arbitraje de la FINRA. Sutardja es el director ejecutivo de Marvell. Dai es la directora de comunicaciones de la compañía.

La demanda alega que Goldman le provocó al matrimonio pérdidas por 100 millones de dólares engañándolos para que comprometieran una porción de sus acciones de Marvell para cubrir un préstamo marginal en el clímax de la crisis financiera. "Goldman no tenía derecho legal a prestar (a los vendedores en corto) acciones que no pertenecían a la firma", señala Phil Gregorio del bufete Cotchett, Pitre & McCarthy, que representa a Sutardja y Dai.

La acusación alega que en enero de 2008 Goldman eliminó a Dai y Sutardja de los registros de titularidad de 20 millones de acciones de Marvell que la pareja tenía en una cuenta de corretaje en Goldman. La pareja dice que aceptó que Goldman añadiera el nombre de la firma a los registros de propiedad de las acciones, pero se suponía que las acciones iban a quedar clasificadas para utilizarse en beneficio de Sutardja o de Dai. En cambio, la pareja dice que sus nombres fueron eliminados por completo del registro.

En esa fecha, el interés de los inversionistas que deseaban apostar en contra de las acciones de Marvell iba en aumento. La cantidad de acciones de Marvell tomadas prestadas por los vendedores en corto se duplicó en unos meses, de 16 millones a mediados de septiembre de 2007 a casi 37 millones a finales de enero. La pareja sostiene que al poner sus acciones a nombre de Goldman, la firma fue capaz de prestar dichas acciones a los vendedores en corto, permitiéndoles aumentar sus apuestas en contra de Marvell. Goldman también cobró comisiones a los fondos de cobertura y a otros inversionistas que pidieron prestadas acciones. Los vendedores en corto no pueden apostar en contra de acciones sobre las cuales no se han adquirido los derechos de préstamo. Sutardja y Dai dicen que, de haber estado al tanto, se habrían opuesto a prestar sus acciones de Marvell a los inversores que apostaban en contra de su compañía. La pareja dice no saber cuántas acciones prestó Goldman a los short-shellers, o si lo hizo en absoluto.

Una portavoz de Goldman dijo que la  firma nunca usó las acciones de Sutardja y Dai para ayudar a que los vendedores en corto apostaran contra la compañía. Goldman afirma que fue el asesor jurídico de Marvell y no un empleado de Goldman el que instruyó al agente sobre cómo reclasificar las acciones del matrimonio. "Goldman Sachs ha negado y continúa luchando contra las acusaciones del Dr. Sutardja y la Sra. Dai, que se encuentran actualmente en arbitraje en la FINRA", expresó la portavoz de Goldman. Las acciones de Marvell en cuestión, según la portavoz, "fueron confinadas en una cuenta para el beneficio de los clientes, no estaban disponibles para ser prestadas y no fueron, de hecho, prestadas en ningún momento".

En últimas fechas, Goldman ha sido objeto de críticas por las imputaciones sobre la forma en que la empresa trata a sus clientes. A principios de marzo, el otrora ejecutivo de Goldman, Greg Smith, escribió en el New York Times un artículo de opinión sobre cómo la cultura de la empresa se ​​había hecho tóxica y cómo sus empleados regularmente ponen los intereses de la empresa por encima de los intereses de los clientes. Smith no ofreció ejemplos específicos.

Goldman niega las acusaciones. Pero Sutardja y Dai no son los únicos que se quejan de las operaciones de préstamo de valores realizadas por Goldman. El lunes, el New York Times informó que un antiguo gestor de fondos hedge cree que el mal manejo de sus operaciones por parte de la división de préstamo de valores de la firma provocó el colapso de su fondo, que alguna vez llegó a tener 1,500 mdd.

Por otra parte, tampoco Sutardja y Dia están libres de controversia. En 2008, Marvell Technology pagó una multa de 10 mdd para resolver acusaciones de la Comisión de Bolsa y Valores relativas a que la empresa modificó retroactivamente las fechas de las opciones que entregó a sus ejecutivos. Como parte del acuerdo, Dai, quien alguna vez fue directora de operaciones de Marvell, pagó una multa personal de 500,000 dls y se le prohibió fungir como directora o ejecutiva de cualquier compañía que cotice en Bolsa en un lapso de cinco años.

Ese fue el mismo año en que comenzaron los problemas de la pareja con Goldman. A sugerencia de un corredor de Goldman, Sutardja y Dai compraron acciones de la empresa tecnológica Nvidia a mediados de 2008, utilizando un préstamo marginal en el cual sus acciones de Marvell fueron usadas como garantía o colateral. La pareja rápidamente amasó una gran posición en acciones de Nvidia. El problema es que, mientras Goldman convencía al matrimonio y a otros clientes de que Nvidia era una buena compra, Goldman al mismo tiempo vendía su propia participación en la compañía, reduciendo la inversión que tenían en Nvidia en un 60%.

Poco después de que Sutardja y Dai compraran acciones de Nvidia, los títulos se desplomaron. Las acciones de Marvell también estaban cayendo. A finales de 2008, los papeles de Marvell cayeron brevemente por debajo de 5 dólares. Sutardja y Dai, de acuerdo con la demanda, recibieron una llamada de su agente de Goldman, quien dijo que tendría que vender 9 millones de acciones de Marvell para cubrir las pérdidas en su cuenta. El agente, según se afirma en la demanda, habría dicho que las acciones que se cotizan por menos de 5 dólares no podían ser utilizadas como colateral para respaldar un préstamo marginal. La pareja dijo que ofreció entonces otro colateral, y que en unos pocos días las acciones de Marvell subieron por encima de los 5 dólares. Sin embargo, dicen haberse sentido presionados para vender. Lo que es más, la demanda de la pareja alega que Goldman y un fondo de inversión gestionado por Goldman estaban comprando acciones de Marvell al mismo tiempo que la firma obligaba a Sutardja y Dai a vender. Los títulos de Nvidia y los Marvell han más que duplicado su valor desde sus mínimos registrados a finales de 2008. La pareja asevera que perdió más de 100 mdd por la venta a la que fueron obligados.

"Nuestra demanda arguye que Goldman estaba tratando de adquirir acciones de Marvell al mismo tiempo que a mis clientes les obligaba a vender", dice Gregory. El abogado dice que en el peor momento de la crisis financiera, Goldman buscaba cualquier excusa para reducir sus préstamos a fin de que su balance luciera mejor ante los reguladores y los propios inversionistas de la empresa. Sutardja y Dai se quedaron atrapados en el fuego cruzado. "Con base en la información que tenemos, la orden de Nueva York fue que los brokers de la firma cerraran tantos préstamos marginales como fuera posible. Mis clientes se vieron obligados a vender a pesar de que la razón para hacerlo ya no existía".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×