Oprah admite errores en su cadena de TV

La conductora reconoció que ha sido difícil lanzar y desarrollar OWN, su proyecto televisivo; rechazó que vaya a abandonar la firma, que ya comenzó a recaudar cuotas de suscripción.
oprah  (Foto: CNN)
Patricia Sellers

Si escribiera un libro sobre OWN, dijo Oprah Winfrey en This Morning de CBS este lunes por la mañana, podría llamarlo 101 errores.

¿Cuál sería el error número 1 de Oprah? Lanzar su cadena de televisión por cable "cuando en realidad no estábamos listos para comenzar", confesó a su mejor amiga Gayle King y a su coanfitrión, Charlie Rose.

Acerca de su empresa conjunta de 15 meses de edad junto con Discovery Communications, Oprah agregó: "Si hubiera sabido que era tan difícil, quizás habría hecho otra cosa".

La ex reina de la televisión diurna ahora cuenta con promedio de casi 300,000 espectadores en el horario estelar, pero ¿podría tirar del enchufe de su cadena y volver a sus viejos programas? De hecho, Oprah podría llamar a su viejo amigo Bob Iger, el presidente ejecutivo de Walt Disney que supervisa el ABC, y decirle: "Bob, sólo devuélveme mi gran y amada audiencia de televisión nacional". Tendría un programa exitoso al aire en un instante.

Pero no apuesten a que Oprah renunciará a OWN, al menos no por un tiempo. El lunes por la tarde en el Radio City Music Hall, ella terminó su día de forma tan dramática como lo comenzó: En el escenario junto con su colega evangelista Tony Robbins, con quien predicó acerca de "vivir sin miedo". Fue en un programa de LifeClass de dos horas de duración que se transmitió en vivo por OWN. "El auto-empoderamiento y la realización es la única y verdadera razón por la que hice una cadena", dijo a la audiencia. Durante una pausa publicitaria, bromeó: "Al crear una cadena, tengo que enfrentarme a mis miedos todos los días".

La multitud en el Radio City Hall (que me incluyó) salió del teatro, si no personalmente envalentonada, al menos creyendo que Oprah perseverará en su lucha empresarial. "Tú eres lo que crees", nos dijo, y agregó: "Yo soy hija de Dios. Eso significa que puedo hacer cualquier cosa".

Mientras tanto, el Discovery está envalentonado por una buena noticia: OWN ha comenzado a recaudar cuotas de suscripción de operadores de cable como Comcast, que inicialmente ofrecían la cadena de forma gratuita. Discovery puso todo el dinero para OWN -312 millones de dólares hasta el momento-a cambio de la marca Oprah, su biblioteca y su presencia. Discovery no paga ningún sueldo a Oprah, quien tomó el cargo de presidenta ejecutiva el verano pasado. Sin embargo, para obtener una ganancia de la empresa, Discovery debe aumentar las subtarifas y satisfacer a anunciantes como Procter & Gamble y General Motors, que tienen grandes expectativas para la cadena.

Y aunque algunos han especulado que el presidente ejecutivo de Discovery, David Zaslav, podría cortar por lo sano, es más probable que practique la paciencia. Conocido por su inquietud, pero también por ser ferozmente competitivo, está demasiado involucrado en OWN como para marcharse. Él tuvo la idea de la cadena y se la vendió a Oprah, quien había soñado durante años en tener una empresa llamada OWN.

Hasta ahora, los problemas de OWN no parecen estar dañando Discovery. La compañía, con 4,200 millones de dólares en ingresos en 2011, ha sido una de los acciones más codiciadas en el universo de los medios. Las acciones, que están operando a un máximo histórico de 51.18 dólares, contribuyeron a que la compensación de 2011 de Zaslav sumara 52.4 millones de dólares, lo que incluyó las opciones de acción transferidas.

Zaslav se negó a comentar para este artículo, pero ha estado recordando a sus colegas en Discovery que construir una cadena de cable exitosa es siempre una "travesía". Bravo y Fox News, por ejemplo, tardaron años en conseguir sus grandes audiencias.

Y Discovery aprendió la lección con una de sus cadenas de cable, TLC. Inicialmente posicionada como un canal moderno, con estrellas y un estilo de L.A., Discovery tuvo problemas con TLC. Los espectadores de TLC querían ver a la clase media estadounidense.

Ahora, programas de TLC como Cake Boss y Toddlers in Tiaras ayudan a que sea una cadena de alto rating entre las televidentes femeninas. ¿La lección? Escucha a tu audiencia.

Ahora ve
Un testigo graba cómo quedó el tren que se descarriló en Washington
No te pierdas
×