Conoce el arma secreta de Volkswagen

La firma lidera la industria gracias a su plataforma PQ35, que sirve de base para varios modelos; ahora busca ser el número uno en ventas, para lo que ya planea la arquitectura MQB.
volkswagen  (Foto: AP)
Doron Levin

Los consumidores conocen a los autos por nombres como Malibu, Corolla, Jetta y Fusion. Los ingenieros y analistas financieros, por el contrario, piensan en los autos mediante designaciones a veces menos atractivas otorgadas a sus arquitecturas subyacentes: Epsilon, MCM y PQ35.

Pese a lo soso que pueda sonar este último nombre, ha sido música para los oídos de Volkswagen, el fabricante que produce automóviles basados en la plataforma PQ35. Volkswagen Group, propietario de marcas como Audi, Bentley y Porsche, lidera la industria en términos de rentabilidad y está tratando agresivamente de convertirse en la automotriz más importante del mundo en cuanto a ventas. Una razón principal del éxito de la firma con sede en Wolfsburgo, Alemania, es la PQ35 y sus hermanas, arquitecturas de alta eficiencia que sustentan una amplia gama de modelos de automóviles.

Las denominadas arquitecturas comunes han sido el Santo Grial de las automotrices durante décadas. El desarrollo de nuevos vehículos puede costar miles de millones de dólares. La clave para recuperar esos costos es vender una gama de autos que -aunque sea tan drásticamente diferente a la vista como un Audi de lujo frente a un VW de nivel base- compartan muchos componentes y se beneficien de las economías de escala.

Es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente debido a que las compañías automotrices buscan vender vehículos a clientes de todo el mundo. Hace una década, General Motors luchaba con decenas de plataformas de vehículos en todo el mundo, una causa de costos incontrolables y un factor que contribuyó a su eventual bancarrota en 2008. Hoy en día, la plataforma Epsilon de GM se vende en Estados Unidos como el Chevrolet Malibú y el Buick Regal, y como el Opel Insignia en Europa, y el Daewoo Altheon en Asia. La arquitectura MCM de Toyota, por su parte, es la base de sus modelos Camry y Prius, mientras que su plataforma MCC es utilizada en el Corolla.

Pero entre los grandes volúmenes de arquitecturas automotrices en el mundo, PQ35 representa más ventas anuales que cualquier otro. Ulrich Hackenberg, miembro del consejo de gestión y responsable de investigación y desarrollo de VW, es el antiguo padrino de la estrategia PQ35. El ingeniero de 61 años de edad ha tenido una larga y notoria carrera con VW después de haber participado en algunos de los conceptos de autos más imaginativos de la compañía, así como en los fundamentos de la estrategia de ingeniería. El año pasado, el PQ35 fue la base de alrededor de 3.5 millones de los 8.4 millones de autos vendidos en todo el mundo. Fue vendida en el VW Golf, Audi A3, Skoda Octavia y Seat Leon, por ejemplo.

Ahora, la compañía está preparando la sucesora de la PQ35. El nuevo Golf de Volkswagen, que saldrá a la venta este otoño en Europa y podría llegar a Estados Unidos para 2014, está basado en la nueva arquitectura de la automotriz, llamada MQB. La MQB también será utilizada para la fabricación de modelos pequeños de VW. "VW ya estaba en la cima del montón con la PQ35", dijo Tracy Handler, analista principal de IHS Automotive en Northville, Michigan. "Están construyendo sobre esa experiencia. VW tiene muchas marcas y no se arriesga persiguiendo" nichos de mercado con pocas ventas potenciales".

El sistema MQB de VW establece puntos fijos para el montaje del motor y una distancia fija desde el centro de las ruedas delanteras a los pedales de control. La distancia que VW eligió entre los pedales y el eje delantero permite un alero delantero muy corto, lo que facilita un estilo deportivo. "Al usar estas proporciones como base, podemos ajustar otras variables, tales como el ancho del coche", dijo Rainer Michel, vicepresidente de mercadotecnia de producto y estrategia de VW en Estados Unidos "Y debido a que gran parte del auto es igual, podemos estandarizar los procesos de fabricación en todo el mundo, comprar herramientas mucho más baratas y reducir nuestra inversión en las plantas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Michel dijo que la nueva arquitectura se extenderá a los pequeños modelos de VW que ahora están en desarrollo, incluido el VW Up!, el Seat Mii y el Skoda Citigo. VW, en las décadas de 1980 y 1990, adquirió a Seat, una automotriz española, y a Skoda, una automotriz checa. También es propietaria de Bentley, Lamborghini y Bugatti. Otra de las ventajas de MQB, dijo, será su capacidad para dar cabida a una serie de nuevas opciones de motores alternativos, como los híbridos plug-in de gasolina y electricidad, y los eléctricos alimentados por baterías, además de una gama de motores de gasolina y diesel.

Este tipo de flexibilidad es una protección ante los factores impredecibles que las automotrices deben enfrentar a lo largo de los años. "Las crecientes exigencias de menor consumo de combustible, estándares más estrictos ante choques, la rigidez de la carrocería y un desempeño superior pueden crear costos infernales", dijo Michel. "Y no podemos recuperar esos costos a través de los precios, por lo cual tenemos que encontrar maneras de economizar. Sin la (arquitectura) modular no podríamos ser rentables".

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×