TV definirá futuro de Televisa-Iusacell

Ambas empresas podrían recurrir a tribunales si la CFC condiciona su concentración: analistas; la TV restringida y la telefonía celular ofrecen oportunidades importantes para estas firmas, dicen.
televisa iusacell cfc negativa fusion  (Foto: Especial)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Comisión Federal de Competencia (CFC) resolverá este miércoles el recurso de reconsideración sobre la inversión de 1,600 millones de dólares de Televisa en Iusacell, que según analistas apunta a una aprobación condicionada, pero no se descarta que las empresas opten por la vía judicial si los requisitos afectan a su negocio de TV abierta.

La comisión rechazó la concentración a inicios de este año, arguyendo que existía un riesgo de colusión entre Grupo Televisa y Grupo Salinas (que engloba a TV Azteca y Iusacell) en el mercado de televisión abierta, cuyos ingresos provienen en su mayoría de la publicidad, pero también expresó otras preocupaciones en materia de TV restringida.

En el caso de la TV abierta, si el regulador antimonopolios decide imponer restricciones que superen el valor de la inversión de Televisa, ambas empresas podrían ampararse, comentó Valeria Romo, analista de Monex.

"Están midiendo el costo beneficio de la fusión con base en el mercado de contenidos, analizando qué es más rentable", expresó la analista.

Las ventas de contenidos de Televisa, que incluyen la publicidad en su mayor parte además de ventas de canales y licencias, sumaron cerca del 50% de los ingresos de la televisora en 2011, mientras que para TV Azteca la proporción aumenta al 87%.

Cuando se dio a conocer el fallo inicial, Barclays mencionó que a la CFC le preocupaba el poder que ambas televisoras habían mostrado en 2011 cuando las empresas de Carlos Slim dejaron de publicitarse en sus canales, por lo cual una de las condicionantes en la revisión del caso sería la de cumplir con un acceso sin discriminación para todos los  participantes, en especial del mercado de telecomunicaciones.

Aunque las ganancias por parte de la televisión abierta continuarán siendo el cimiento de sus empresas, la trayectoria de crecimiento de este mercado resulta menos llamativa que el de las telecomunicaciones, que incluye tanto a la televisión de paga (donde Televisa ha basado su expansión en los últimos años) como a la telefonía celular (en especial la parte de datos móviles que va en aumento).

"El crecimiento de las telecomunicaciones es donde está el potencial de crecimiento, mientras que el mercado de publicidad va a menor ritmo que el PIB", destacó Alejandro Gallostra, analista de BBVA Bancomer.

Aunque la TV aún acapara cerca del 60% de los ingresos en publicidad, el ritmo de crecimiento de este segmento desde 2002 ha sido de 6.8%, por debajo del 8.9% del total del mercado de anuncios, según datos del banco español.

Televisa registró un crecimiento acumulado de apenas el 0.3% en su segmento de televisión abierta en 2011 frente a 2010, mientras que en telecomunicaciones y cable se expandió 15.4% en el mismo periodo.

"Si las condiciones afectan tu negocio principal, el broadcasting, ya no es tan atractivo", dijo un analista de Bolsa que pidió no ser identificado debido a las políticas de privacidad de su empresa.

A Televisa tampoco le pasarán de largo las intenciones de Telmex por ofrecer televisión de paga, lo que le permitirá junto a Telcel ofrecer el cuádruple play.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) discutirá el mismo miércoles el Convenio Marco Interconexión, que forma parte de las condicionantes que impuso el Gobierno a la telefónica de Carlos Slim en 2006 para ofrecer servicios de televisión.

"Asumiendo que está cerca de la autorización del Convenio Marco Interconexión, eso pone en mucha desventaja a Televisa", expresó Gallostra.

Aunque las autoridades del sector han querido separar la entrada de Televisa en el negocio de telefonía y de Telmex en la televisión, los analistas no dejan de pensar que ambos temas se encuentran ligados.

"Si aprueba la operación de Televisa y Iusacell, es más probable que a AMX  le den la concesión de televisión", comentó Raúl Ochoa, analista de Interacciones.

Televisa y TV Azteca operan el 95% de las concesiones de televisión abierta en México, y reciben cerca del 100% de los ingresos en publicidad en este medio.

Iusacell ocupa apenas el 6% del mercado de telefonía celular, mientras que Telcel acapara cerca del 68% de los clientes en este sector.

¿Televisa-Iusacell o Televisa-TV Azteca?

La CFC mostró su profunda preocupación en que existiera una coordinación de negocios por parte de Grupo Televisa y Grupo Salinas en mercados distintos al de la telefonía móvil.

Una de las opciones que se ha barajado para sortear esta preocupación es replantear el porcentaje de tenencia en la operación.

Televisa ofreció 1,600 millones de dólares (mdd) para controlar el 50% de las acciones de GSF, empresa que controla el 100% de Iusacell.

Sin embargo la opción de que la televisora de Emilio Azcárraga Jean aumente al 51% su participación resulta poco factible, debido a que este aumento derivaría en el pago de una prima de control cuyo costo no sería aritmético, es decir, el 1% de los 1,600 mdd,

"De entrada tendrías que ver que Iusacell ya es más grande que cuando la adquiriste", comentó el analista que pidió no ser identificado.

Iusacell cuenta con cerca de 5.4 millones de clientes al cierre del 2011, según cifras que ofreció Televisa en su reporte anual a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), con lo cual se posiciona con cerca del 6% del mercado de telefonía celular, casi dos puntos porcentuales por encima del nivel que ocupaba cuando se declaró en quiebra en 2010.

Pero el que Televisa y TV Azteca se puedan coludir ya existía sin la necesidad de su acuerdo, por lo cual considerarlo como una excusa para evitar la coinversión de Televisa en Iusacell resultó "ridícula", opinó Marcos Ávalos, catedrático de la universidad Iberoamericana.

"Me pareció un poco ridículo, porque no garantizaba que pudieran generar prácticas de colusión", dijo el especialista en temas de competencia.

La CFC mantiene abierta una investigación por prácticas monopólicas en el mercado de contenidos, que apuntaría a los principales jugadores de ese negocio, Televisa y TV Azteca, además de otra investigación, promovida por Telcel, por el acuerdo entre Televisa-Iusacell que se anunció en abril de 2011.

El ente antimonopolios también puede condicionar la operación a que se logre la licitación de una tercera cadena nacional, expresó Irene Levy, presidenta de Observatel, un centro de análisis del sector telecomunicaciones.

"Lo que puede ser materia de esta resolución, como compromiso, es que no se opongan (ni Televisa ni TV Azteca) a los procesos de licitación en TV", expresó la analista.

Otro factor importante para la decisión de la CFC será la capacidad que tenga para revisar los compromisos que pueda imponer a la operación de Televisa-Iusacell, comentó José Otero, presidente de Signal Telecoms, una consultora del sector telecomunicaciones en América Latina.

"Lo importante es que se cumplan, puedes hacer una biblia de condiciones, pero a ver si se cumplen", expresó el analista recordando el caso de Televisa y Cablemás, donde algunos actores han criticado que las condiciones de esa operación no se cumplieron a cabalidad.

Al final, el tiempo puede jugar en contra de Televisa y de Iusacell en caso de que decidan no aceptar alguna condicionante del regulador.

La televisora ya advirtió en su reporte anual a la SEC que en caso de que el fallo de la CFC le sea desfavorable, recurrirá a instancias judiciales para defender su acuerdo.

Pero Televisa tendrá otro incentivos para adherirse a los compromisos que le presente el organismo,  tomando en cuenta que por el momento cuenta con 1,565 mdd invertidos en bonos convertibles en Iusacell, los cuales sólo podrán convertirse en acciones hasta que se apruebe la fusión.

Televisa tiene hasta 2015 para hacer válido este acuerdo, de lo contrario la convertibilidad se perdería, y deberá conformarse con la tenencia de los bonos, situación que si bien puede no ser el peor escenario, tampoco es el que la compañía busca, destacó Alejandro Gallostra.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Todo dependerá de si van a poder ofrecer o no servicios conjuntos, porque si pueden, entonces para Televisa no es tan malo, porque el valor de los bonos seguirá creciendo hasta 2015", expresó el analista.

Televisa cuenta con 37.5 mdd en derechos fideicomisados, además de al menos cuatro directivos relacionados con la televisora ocupando un lugar en la estructura corporativa de Iusacell (uno de ellos dentro de la junta directiva de la telefónica).

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×