Las condiciones son excesivas: Iusacell

La telefónica considera onerosos los condicionamientos que le impuso CFC para aliarse con Televisa; Luis Niño de Rivera, vocero de la firma, dice que el organismo limita la competencia en el sector.
televisa iusacell cfc negativa fusion  (Foto: Especial)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las condiciones que impuso la Comisión Federal de Competencia (CFC) a Televisa-Iusacell para aprobar su concentración son "onerosas, restrictivas, excesivas y muy duras", consideró el vocero de la telefónica, Luis Niño de Rivera.  El directivo enfatizó en entrevista: "Tenemos que considerar todo antes de llegar a eso (la impugnación), tenemos que ver exactamente qué implicaciones tiene, qué impactos y ya veremos qué es lo que sigue". 

Para Niño de Rivera, uno de los condicionamientos "más graves" de la resolución de la CFC es el que sujeta a una disolución de la sociedad entre estas empresas si en dos años no se realiza de forma exitosa la licitación de una "tercera cadena". 

"Si no se lleva a cabo la licitación por razones ajenas a las empresas, en qué precepto legal se puede sustentar la Comisión de Competencia para disolver la existencia de la inversión; yo esperaría que no se pueda llegar a ese extremo ridículo", argumentó. 

Dijo que dada la complejidad de todas las condicionantes establecidas por el órgano antimonopolios, Iusacell inició la evaluación de las posibles consecuencias para determinar el paso que dará la empresa de telefonía celular. 

"Los que aquí se condiciona son cuestiones de mercado de televisión, Iusacell no tiene injerencia en el mercado de televisión. Todas las condiciones que pusieron son arriesgadas porque parecería que en vez de fomentar la competencia, que es lo que la Comisión quiere en telefonía celular, la va a limitar". 

Niño de Rivera expuso que Iusacell sí presentó propuestas de condiciones en el recurso de reconsideración que promovió ante la CFC, entre las cuales "evidentemente no está ninguna de las que están en la resolución". 

Sin embargo, declinó enunciar cuáles son los puntos que la telefónica integró como parte de su propuesta orientada a resolver los problemas de competencia señalados en enero pasado, cuando la CFC resolvió negar su aprobación para la compra de 50% de las acciones de Iusacell por parte de Televisa. 

"Las condiciones de propuestas que presentó Iusacell ya no tienen la mayor importancia, las condiciones que están son las que cuentan y por supuesto que no son las que nosotros presentamos". 

El directivo insistió en que la operación accionaria con Televisa no tiene que ver con el mercado de la televisión, sino con el de la telefonía móvil que padece una alta concentración.

"Hemos entrado a un mercado que estaba dominado por una empresa y ahora está compartido y competido, la intención es seguir exactamente en esa línea antes, durante y después de este proceso de aprobación de Televisa en Iusacell", añadió el directivo. 

Este jueves, el pleno de la CFC aprobó la concentración entre Iusacell y Televisa sujeta al cumplimiento de condicionamientos "que evitan de manera efectiva el riesgo de colusión y promueven una mayor competencia en los mercados de televisión abierta y restringida".

Analistas ven positiva la alianza

La aprobación de la alianza entre Iusacell y Televisa es positiva para ambas empresas, ya que permitirá a la cadena televisiva incursionar en el mercado de telefonía móvil, además de ampliar ambos su red y ahorros en inversiones, consideraron analistas bursátiles.

Valeria Romo, analista de Telecomunicaciones y Aeropuertos de Grupo Financiero Monex, consideró que la resolución es positiva para Televisa, ya que le brindará la oportunidad de incursionar en el mercado de telefonía móvil, el cual está valuado en 30,000 millones de dólares y registró en 2011 un crecimiento de 3.5%.

Destacó que en México, Iusacell es el tercer operador con 5.0% de participación de mercado, por lo que estima que Televisa tendrá que invertir fuertes sumas de dinero en infraestructura, publicidad, mercadotecnia y subsidios.

Ello, para posicionar y consolidar a Iusacell en el mercado mexicano, lo que podría presionar en el corto plazo los márgenes de la televisora, la más importante en la producción de contenidos de habla hispana.

"Consideramos que esta noticia le brinda perspectivas de crecimiento positivas a Iusacell, ya que la empresa incrementará su cobertura nacional y por ende su base de suscriptores", señaló Valeria Romo en un análisis.

Por su parte, el analista del Grupo Financiero Ve por Más (Bx+), Eduardo Motta Miranda, calificó el impacto como positivo, ya que con la aprobación de la Comisión Federal de Competencia, Grupo Televisa se enfoca en ser de los primeros en ofrecer el cuádruple play (internet, televisión, telefonía fija y móvil) en México.

Esta alianza estratégica, agregó, le da la oportunidad a ambos de crecer en red y podría convertirse en un ahorro de CAPEX (inversiones de capital) y gastos operativos para que Televisa pueda ofrecer este servicio.

 "Esta inversión genera un ambiente más competitivo en el sector de telecomunicaciones en México", subrayó.

AMEDI dice que fusión crea monopolio en televisión

La autorización de la CFC para que Televisa adquiera el 50 por ciento de las acciones de Iusacell representa uno de los retrocesos más grandes en materia de concentración, con lo cual México pasa de un duopolio a un monopolio en el mercado de la televisión abierta comercial, consideró la AMEDI.

En opinión de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi), la fusión entre estas empresas a cambio de que no se interpongan a la existencia de una "tercera cadena" de televisión abierta, muestra una incapacidad del gobierno "para limitar el poder de las televisoras".

Señala que las condiciones impuestas por la comisión son las obligaciones mínimas que se debieran cumplir en un mercado competitivo, pero no rompen la concentración en la producción y distribución de contenidos audiovisuales.

Por ello, agrega, cualquier nuevo competidor tendrá condiciones sumamente inequitativas, ante lo que ahora es ya un monopolio de la televisión, indicó.

Para la AMEDI, la Comisión Federal de Competencia (CFC) ha pretendido equilibrar el mercado de las telecomunicaciones, pero erradicó de un plumazo la escasa competencia que existía en radiodifusión, fusionando a las dos televisoras que concentran la casi totalidad del mercado audiovisual.

Con su resolución los comisionados violaron la Constitución y la Ley Federal de Competencia Económica y configuran un monopolio convergente que se enfrentará a las principales empresas de telecomunicaciones, pero que no protege el interés público ni el bienestar de los consumidores, señaló la AMEDI en un comunicado.

Subraya que "no hacía falta autorizar la fusión Televisa-Iusacell para comprobar el daño que el duopolio le ha infligido a la democracia mexicana, ahora ese poder se ve fortalecido y acrecentado por resoluciones tomadas bajo presiones políticas", opinó.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×