Mexicana enfrenta su destino en agosto

A finales de este mes el magistrado Felipe Consuelo definirá si decreta la quiebra de la aerolínea; el magistrado acusa que el Gobierno lo presiona para que declare inviable el regreso de la empresa.
click mexicana  (Foto: Reuters)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A finales de este mes, cuando Mexicana de Aviación cumpla dos años de haber salido del mercado aéreo, ocurrirá otro capítulo sobre la definición de su futuro: ser declara en quiebra o mantener los esfuerzos con la esperanza de que regrese a operar, dijo Felipe Consuelo Soto, juez rector del concurso mercantil de la aerolínea más antigua de México y América Latina.  "Estoy en un momento de análisis para ver si vale la pena seguir adelante o no. Ante esta situación de embate que evidencia la intención del gobierno federal (la Secretaría de Comunicaciones y Transportes) de quebrar la empresa, tenemos que tomar una decisión", explicó el magistrado en entrevista con CNNExpansión.

El 28 de agosto de 2010 Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA), propietario de Grupo Mexicana de Aviación (integrado por Mexicana Click, Mexicana Link y Compañía Mexicana de Aviación), decidió cancelar las operaciones de estas aerolíneas debido a los graves problemas de liquidez que atravesaban y por la imposibilidad de alcanzar acuerdos para cambiar el contrato colectivo con los trabajadores y reestructurar sus pasivos con sus acreedores.

Según datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), al primer semestre de 2010 Grupo Mexicana de Aviación tenía una participación de 28.7% en el mercado doméstico de pasaje, con lo que se ubicaba en segundo lugar después de Aeroméxico (la empresa número 60 de 'Las 500' de Expansión), que poseía un 32%.

En las últimas semanas algunos acreedores relacionados con el gobierno federal como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Bancomext, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) han solicitado ante el comité correspondiente del Consejo de la Judicatura Federal la destitución de Felipe Consuelo Soto como juez rector del concurso mercantil de Mexicana.

Además, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha pedido al propio magistrado que destituya a José Gerardo Badín como conciliador y administrador del concurso mercantil de Mexicana. Por tratarse de un servicio público concesionado fue esta dependencia la que eligió a Badín para este cargo el 7 de septiembre de 2010.

El pasado 1 de agosto la SCT indicó en un comunicado que pese a que en innumerables ocasiones ha dado como un hecho la formalización del convenio concursal, Badín no ha logrado la reestructura de pasivos de Mexicana y el valor de los activos de la compañía se ha venido deteriorando con el paso del tiempo.

La dependencia que encabeza Dionisio Pérez-Jácome ha propuesto como nuevo conciliador y administrador a José Luis Stein-Velasco, quien ha ocupado diversos cargos en la administración pública federal y director actual del despacho de consultoría legal y financiera Grupo de Asesores en Negocios Asociados S.C.

Para el juez, conforme a la Ley de Concursos Mercantiles, la remoción del administrador se da sólo con la finalidad de dar continuidad y seguridad a la prestación del servicio público concesionado.

Ricardo del Valle, secretario general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), consideró que cambiar al juez y al conciliador retrasaría aún más el regreso de la línea aérea. "El juez ha tratado de preservar en todo momento la fuente de empleo, lo que no ha gustado al gobierno", agregó.

Según el juez, para finales de este mes se determinará si Med Atlántica, que encabeza el español Christian Cadenas, capitaliza o no a Mexicana. Además de este empresario, quien el 11 de mayo de 2012 firmó un contrato para la compra de las acciones de NGA, aún mantienen interés Iván Barona, el grupo regiomontano Fides Gestión Financiera (Fides) y una persona que ha solicitado el anonimato, agregó.

"Cualquier interesado en Mexicana tiene miedo de que le hagan una auditoría (por parte del Sistema de Administración Tributaria, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público)", advirtió.

Con la quiebra todos van a perder

El AICM, ASA y Bancomext, tres de los más de 27,000 acreedores de la aerolínea, han pedido ante Consejo de la Judicatura Federal la destitución de Felipe Consuelo Soto como juez del concurso mercantil de Mexicana; sin embargo, el magistrado señaló que no ha recibido notificación alguna y que en un escenario  de quiebra todo mundo saldría perdiendo.

"Desde hace tiempo habían interpuesto una queja, incluso Banorte -aunque la desecharon- y últimamente se sumó la Profeco. Lo curioso es que los acreedores que se quejan son del Gobierno y alegan negligencia y parcialidad", dijo el juez.

Añadió que también se ha ventilado la solicitud de recusación en su contra, con lo que se pretende alejarlo del caso por considerar que no ha sido imparcial. "Eso lo admití para que se mande al Tribunal Unitario y éste resuelva, no es algo automático", explicó.

En opinión de Felipe Consuelo Soto parece haber muchos intereses en las trabas para que regrese la aerolínea al mercado. "Creo que el Gobierno está muy desesperado por que quiebre", aclaró.

Para el magistrado en un escenario de quiebra todos los involucrados van a perder, incluyendo acreedores y trabajadores. Los activos de la empresa, dijo, no alcanzarían ni siquiera para pagar el 100% de lo que se les debe a los trabadores. Con excepción de los Bancomext, que se llevaría los aviones que se le dieron en garantía, ASA, el AICM y los pasajeros que pagaron boletos no recuperarían nada.

Miguel Ángel Yúdico, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS), mencionó que en la reunión que sostuvieron hace algunas semana con el presidente Felipe Calderón exigieron que el Gobierno pague a los trabajadores cerca de 3,000 millones de pesos (mdp) como indemnización por los servicios que prestaron a la extinta Cintra, tenedora de las acciones de Mexicana y Aeroméxico.

"Entonces cuál es la prisa de quererla quebrar, en cambio existe la remota posibilidad de pueda salvarse, que todavía es viable, vale la pena intentarlo, pero ellos (ASA, AICM, Profeco y Bancomext) con esto no están apoyando, sino creando un clima de incertidumbre", consideró.

La normatividad contempla que un concurso mercantil debe durar normalmente un año, sin embargo el de Mexicana de Aviación cumplirá dos años a principios de septiembre próximo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde octubre de 2010 cerca de 30 grupos de inversionistas han manifestado su interés por capitalizar la línea aérea. Sin embargo, la mayoría no ha mostrado su capacidad  financiera,  una de los cuatro requisitos que exige la SCT para otorgar el certificado de operador aéreo.

"En la medida en que no haya algo que garantice plenamente al inversionista la entrega del certificado de operador aéreo, así como los slots y rutas que eran de Mexicana, dificultan el proceso", indicó el juez.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×