Lumia, ¿el salvador de Nokia?

Desde que concretó su alianza con Microsoft, la tecnológica se ha apuntado varios éxitos; la clave de su impulso es haber sacrificado a su plataforma Symbian para usar Windows.
Lumia  (Foto: Cortesía Fortune)
Michal Lev-Ram
NUEVA YORK -

Desde que Stephen Elop se convirtió en el presidente ejecutivo de Nokia en 2010 ha realizado una serie de movimientos audaces, desde emitir un memorando motivador que comparaba al fabricante de teléfonos móviles en problemas con un hombre en una plataforma en llamas, hasta enganchar el futuro de la empresa al sistema operativo Windows de Microsoft.

¿Su otra acción temeraria? Asignar la tarea crucial de reiniciar el negocio de teléfonos inteligentes de Nokia -y por extensión, la resurrección de toda la empresa- a Jo Harlow, una ex gerente de mercadotecnia de bajo perfil con escasa experiencia técnica.

A principios de septiembre, Harlow dio a conocer su más reciente esfuerzo, dos elegantes nuevos teléfonos fabricados sobre la última versión de la plataforma móvil de Microsoft, Windows 8, tras el caos y la confusión en torno a un veredicto del jurado que encontró que el fabricante número uno de smartphones, Samsung, había infringido varias patentes de Apple.

Los analistas creen que Apple será motivado por su victoria para demandar a otros fabricantes de teléfonos, y si bien algunos observadores han sugerido que los teléfonos que funcionan con Microsoft podrían no estar en la mira de Apple, una cosa está clara: el fallo presionará a las fabricantes de teléfonos para que diferencien sus productos del iPhone.

Pero, ¿podrá la asediada Nokia, que en gran parte se perdió el cambio de los consumidores hacia los dispositivos inteligentes, ofrecer teléfonos que sean lo suficientemente innovadores como para desbancar a Apple?

Harlow, quien fue designada en julio de 2010 por Elop para manejar el negocio de teléfonos inteligentes, no tiene dudas al respecto.

Ella ofreció a Fortune una mirada interna a los pasos que ha dado para lanzar al mercado la más reciente línea de teléfonos inteligentes de Nokia, empezando por el Lumia 800 y el Lumia 710, lanzados a nivel mundial en el otoño de 2011.

"Llegar a estar de moda de nuevo significa tener grandes productos", dice.

Su primer paso: mostrar algo de amor a Microsoft. Para asegurarse de que los equipos estuvieran en sintonía, reestructuró su organización para que coincidiera con la estructura de la unidad de su socio Windows Phone.

"Puedo confiar en lo que ella me dice. Ella usa la misma comunicación directa y genuina para motivar a su equipo", confirma Terry Myerson, el vicepresidente de Microsoft que dirige la división de Windows Phone. 

Incluso mientras construía puentes con Microsoft, Harlow estaba desmantelando otras operaciones, incluyendo los equipos que habían estado trabajando en un sistema operativo interno de Nokia, Symbian, que perdió mercado frente a Windows Phone.

Ella dice que su día más difícil en Nokia fue cuando salió hacia la oficina de la compañía en Farnborough, Inglaterra, para despedir a cientos de ingenieros.

"Una gran parte de mi trabajo en ese momento era reestructurar la organización que permanecería, fue un reto enorme, pero yo creía muy firmemente que este era el camino para un gran futuro para Nokia", dice Harlow.

Es demasiado pronto para saber si la estrategia de smartphones de Nokia es un éxito, pero el fabricante de teléfonos móviles ha anotado algunas pequeñas victorias tempranas.

Bajo la atenta mirada de Harlow, su equipo ha cumplido con sus metas de producción e incluso ha ganado algunos aplausos. El último trimestre, Nokia vendió 4 millones de teléfonos Lumia, el doble del número que vendió el trimestre anterior.

El blog de tecnología CNET.com elogió el Lumia 800 de "diseño innovador" y "magnífica pantalla", pero se quejó de la cámara del dispositivo y la calidad de vídeo.

Los dispositivos Lumia más nuevos reúnen algunas características impresionantes, especialmente el Lumia 920 de 4.6 pulgadas, que viene con una cámara mejorada que permite a los usuarios tomar fotografías en entornos de poca luz.

Harlow dice que Nokia puede apostar a su fuerza y diferenciar los smartphones Lumia con innovaciones en servicios basados en la localización (es dueño del proveedor de mapas Navteq), y con escáneres y el diseño de hardware, incluyendo el uso de nuevos materiales.

El mayor aliado de Nokia en su recuperación -Microsoft- es también su potencial talón de Aquiles.

La relación exclusiva de Nokia con Microsoft hace la vida mucho más sencilla para el fabricante de dispositivos. Necesita construir teléfonos para una sola plataforma, y no hay duda de que Microsoft le da un trato especial a Nokia.

El gigante de la tecnología, con sede en Redmond, Washington, estaba más que dispuesto a dejar que el fabricante de celulares ayudara a "conducir y definir" el futuro del sistema operativo Windows Phone e invirtió bastante dinero para cerrar el trato.

Microsoft dada a Nokia pagos trimestrales de "plataforma de apoyo" que comenzaron con 250 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2011.

Y existe evidencia de que la estrategia funciona: Motorola Mobility revivió su negocio de teléfonos inteligentes al comprometerse con la plataforma Android de Google. Luego fue comprada por Google. Un hecho que ayuda es que Elop pasó casi tres años trabajando en el gigante de software.

Pero a diferencia de Android, que tiene un importante seguimiento por parte de desarrolladores y consumidores, los dispositivos que funcionan con Windows Phone cuentan de apenas el 3.5% del mercado mundial de smartphones, según la firma de investigación IDC.

Hay muchos analistas que creen que un fabricante de dispositivos necesita su propio sistema operativo, pues piensan en él como el cerebro del teléfono, al estilo del iPhone y el iPhone OS; esa es la única manera de controlar la calidad y asegurarse de que el producto realmente se diferencie de sus rivales.

En efecto, aunque Nokia tiene una estrecha relación con Microsoft, está lejos de ser excluyente: se espera que otros fabricantes de celulares, como Samsung y HTC, lancen sus propios teléfonos Windows 8 en los próximos meses. Y más firmas podrían subirse al carro de Windows como una alternativa 'segura' a Android, mientras el mercado sortea el impacto del fallo de Samsung.

Nokia hizo una elección muy consciente de externalizar su plataforma operativa cuando mató a Symbian; sorprendentemente, a recomendación de Harlow.

De hecho, Harlow estaba dirigiendo Symbian en ese momento, y su disposición de sacrificar su propio negocio fue una de las cosas que más impresionó a Elop.

Sin embargo, la nativa de Kentucky de 49 años de edad es una candidata poco probable para impulsar la estrategia de la compañía de los nuevos teléfonos inteligentes.

Ella tiene una licenciatura en psicología, no en negocios o ingeniería, y trabajó en funciones de mercadotecnia en Reebok y Procter & Gamble antes de dirigirse a Nokia en 2003 y, finalmente, dio el salto a la gestión de productos.

Ex ejecutivos de Nokia, acostumbrados a los directivos con formación técnica, se han quejado de que podría no ser adecuada para el puesto.

Pero Elop claramente es su fan.

"Ella ha recibido oportunidades en el camino para estar en puestos para los que está excepcionalmente calificada y sin embargo tiene habilidades para tratar a las personas, y la capacidad intelectual y la integridad intelectual para realmente impulsar hacia los éxitos", dice.

Dentro de Nokia, Harlow es conocida por su fuerte personalidad, pero en una entrevista reciente con la revista Fortune, en Nueva York, la ex capitana del equipo de basquetbol femenino de la Universidad Duke mostró una actitud reflexiva y voz suave, no dominante. Con un equipo repartido en varios lugares -San Diego, Pekín, Taiwán, Bristol, y tres sitios en Finlandia- pasa al menos el 75% de su tiempo en la carretera.

Sin embargo, encuentra tiempo para estudiar y coleccionar vino; su casa, al sur de Londres, alberga una colección de unas 2,000 botellas.

"Tengo un muy buen Burdeos 2000 que he estado guardando para el anuncio del Windows 8, pero mucho de lo que tengo no estará listo para ser bebido sino hasta dentro de dos o tres años", dice Harlow.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En ese momento, probablemente tendremos una mejor idea de si la transformación de Nokia -y el liderazgo de Harlow- será motivo para celebrar.

Este artículo es de la edición del 24 de septiembre de 2012 de Fortune.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×