La Fed ‘revive’ a Countrywide

PennyMac, formada por ex ejecutivos de la firma de subprime, busca ganancias con el programa; a Wall Street no parece preocuparle si PennyMac imita las prácticas riesgosas de su antecesora.
PennyMac  (Foto: Cortesía Fortune)
Stephen Gandel
NUEVA YORK -

La reciente decisión de la Reserva Federal (Fed) de comprar bonos hipotecarios hasta que la economía se recupere ha hecho que los préstamos hipotecarios sean más atractivos de lo que habían sido en años.

El diferencial entre lo que cuesta financiar un préstamo hipotecario y lo que los prestatarios realmente pagan es casi tres veces más grande de lo normal. Así que, tal vez no sea de extrañar que una de las primeras empresas en precipitarse hacia esta divertida casa llena de ganancias esté encabezada por ex ejecutivos del prestamista subprime más notorio de la época previa a la crisis financiera.

El mes pasado, PennyMac, una compañía de financiamiento dirigida casi en su totalidad por ex ejecutivos de Countrywide Financial, abrió su primera sucursal minorista. La empresa espera contratar un máximo de 100 empleados para la oficina, que se encuentra en Pasadena, California, incluyendo operadores de crédito y agentes de seguro.

Para dirigir la oficina, PennyMac ha contratado a Stephen Brandt, quien, según un informe del Congreso publicado en julio, dirigió el programa 'Amigos de Angelo' de Countrywide.

El informe reveló que la ex unidad de Brandt repartió cientos de préstamos arreglados a miembros del Congreso, a su personal y a otros empleados del Gobierno. De acuerdo con el informe, uno de los principales objetivos de la división, que fue apodada con el nombre del ex presidente ejecutivo de Countrywide, Angelo Mozillo, era suavizar las leyes en contra de los préstamos abusivos.

"Hay más dinero libre en la mesa y no tienes que trabajar tan duro para conseguirlo, sobre todo si eres un ex ejecutivo de Countrywide: Ya has hecho eso antes", dice Michael Widner, un analista de la correduría Stifel Nicolaus que cubre a PennyMac.

PennyMac ha existido desde hace un par de años. Sin embargo, cuando fue fundada en 2008 por una docena de ex ejecutivos de Countrywide, incluyendo a Stanford Kurland, que era el número dos de Countrywide antes de renunciar en 2006, PennyMac declaró que su plan de negocio era comprar préstamos hipotecarios morosos sobre las modificaciones de ofertas baratas, y ganar algo de dinero en el proceso.

Sin embargo, en el último año, PennyMac se ha transformado en algo que se parece más a Countrywide. En las recientes presentaciones ante inversores, Kurland y otros ejecutivos de PennyMac han alabado la unidad de la empresa que financia nuevos préstamos hipotecarios concedidos por operadores externos y bancos pequeños. La unidad fue puesta en marcha hace un año, y ahora representa alrededor de un tercio de las ganancias de la compañía.

PennyMac ha sido más hermética acerca de su operación de préstamos directos, que sigue siendo relativamente pequeña. Varios analistas que siguen a la compañía no estaban conscientes de ella.

El portavoz de PennyMac, Kevin Chamberlain, ex empleado de Countrywide, dice que la operación minorista de PennyMac se enfoca en refinanciar a deudores morosos cuyas hipotecas han sido adquiridas por PennyMac para transformarlas en préstamos asequibles. Dice que la oficina de Pasadena no es para clientes externos nuevos. Chamberlain dice que la firma no tiene planes de realizar préstamos de alto riesgo.

Es más, Chamberlain dice que el préstamo directo no es parte de las presentaciones ante inversionistas de PennyMac porque la división es parte de las operaciones privadas de la empresa, no de su empresa que cotiza en Bolsa. Acerca de Brandt, Chamberlain agrega que el ejecutivo supervisó entre 700 y 800 empleados de Countrywide, incluyendo "de uno a tres empleados cuya responsabilidad parcial era tomar préstamos para la unidad VIP".

Sin embargo, PennyMac no parece estar escondiendo sus operaciones de crédito de las miradas de sus clientes potenciales. La compañía está utilizando correo directo para atraer clientes. El sitio web de la compañía anuncia nuevos préstamos hipotecarios con tasas tan bajas como 3.5%, y tiene un número 800 para recibir llamadas. La persona que contesta dice que trabaja para PennyMac.

La extraña estructura corporativa de PennyMac ha preocupado a algunos analistas de Wall Street. PennyMac dirige un fondo de inversión mobiliaria (REIT, por sus siglas en inglés) público, pero no todos los negocios y ganancias de la empresa van al REIT.

Por ejemplo, el REIT hipotecario de PennyMac no tiene la autorización para vender préstamos a Ginnie Mae, que es la entidad gubernamental que respalda los préstamos de la Administración Federal de Viviendas (FHA por sus siglas en inglés).

Así que cuando PennyMac financia préstamos -1,600 millones de dólares solamente en julio y agosto- el REIT público los traspasa a una división privada de la empresa, que es propiedad y es operada por ejecutivos de PennyMac y de sus dos inversores externos, el administrador de activos BlackRock Asset y la firma de capital de riesgo Highfields Capital. El REIT cobra una pequeña cuota, sólo 0.03%, sobre esos acuerdos y la entidad privada se embolsa el resto, que es la mayor parte de las ganancias.

"Kurland definitivamente tiene aspiraciones para convertir a la empresa en algo que sea sustancial y que al final probablemente será parecido a Countrywide", dice Widner, quien califica a PennyMac como una acción que se debe mantener. "Pero con la acción, lo que estás recibiendo es una subdivisión de la compañía".

Para satisfacer esas aspiraciones, Kurland ha reclutado a muchos de los mismos ejecutivos que ayudaron a convertir a Countrywide en un gigante hipotecario. De los 313 ejecutivos de PennyMac enumerados en el sitio de redes profesionales LinkedIn, 75 habían pasado algún tiempo en Countrywide. Junto con Kurland, el director de operaciones de PennyMac, el director financiero y el director de crédito también provienen de Countrywide, al igual que el jefe de mercadotecnia de la empresa, el jefe de crédito de consumo y el jefe de recursos humanos.

Hasta ahora parece estar funcionando. PennyMac ha financiado más de 9,000 millones de dólares en hipotecas este año, en comparación con menos de 1,000 millones de dólares en 2011. Los ejecutivos dicen que esperan estar en ritmo para financiar 30,000 millones de dólares en créditos hipotecarios el próximo año.

Eso convertiría a PennyMac en el décimo segundo mayor prestamista hipotecario de Estados Unidos, según la publicación especializada Inside Mortgage Finance. Sin embargo, eso sería una fracción de lo que fue Countrywide, que en su apogeo financiaba cerca de 500,000 millones de dólares en préstamos para vivienda anuales, y regularmente era clasificado como el prestamista hipotecario más grande del país.

Un análisis reciente realizado por el Wall Street Journal encontró que Countrywide costó a Bank of America, que adquirió al gigante prestamista hipotecario en 2008, cerca de 40,000 millones de dólares en costos adicionales desde que el acuerdo fue completado, en gran parte debido a los préstamos subprime y a otros préstamos de alto riesgo que Countrywide realizó en el clímax de la burbuja inmobiliaria, que desde entonces se han vuelto incobrables.

En diciembre, Bank of America acordó pagar 335 millones de dólares para resolver cargos de que funcionarios de préstamo de Countrywide regularmente cobraban a los prestatarios pertenecientes a minorías tasas e impuestos mayores a los pagados por prestatarios similares de raza blanca. En el último año, varios ex empleados de Countrywide han alzado la voz para decir que trataron de advertir a los reguladores acerca de las prácticas laxas o de préstamos abusivos en la empresa, pero que fueron silenciados por sus superiores o despedidos.

Ninguno de los ejecutivos de PennyMac está directamente vinculado con cualquiera de las presuntas irregularidades en Countrywide. A diferencia de Mozilo y otros altos ejecutivos de Countrywide, Kurland no fue acusado de fraude por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Kurland ha sido demandado por antiguos accionistas de Countrywide, pero el portavoz de PennyMac, Chamberlain, dice que Kurland dejó Countrywide mucho antes de que las prácticas denunciadas en las demandas ocurrieran.

De cualquier modo, a los inversionistas actuales de PennyMac no parece importarles el pasado de Kurland y de su equipo, ni la complicada estructura de la empresa. Las acciones del REIT han subido casi 50% en el último año. Y ayuda el hecho de que PennyMac tiene un rendimiento de dividendos de 9.3% en un momento en que el ingreso por inversiones es difícil de conseguir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más sorprendente es la reacción que PennyMac ha recibido por parte de las organizaciones de defensa al consumidor. John Taylor, director de la Coalición Nacional de Reinversión Comunitaria y que ha sido un crítico frecuente de los prestamistas subprime, da la bienvenida a la empresa. Dice que las tasas hipotecarias han permanecido persistentemente altas, y que hay un gran número de prestatarios que aún están teniendo problemas de financiamiento. Taylor piensa que PennyMac y firmas similares a ella podrían ayudar.

"No son el tipo de gente que querría invitar a mi casa a cenar", dice Taylor. "Pero la competencia es buena".

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×