Google ‘mete la pata'... otra vez

La firma no sólo reveló sus ganancias antes de tiempo, también los detalles de la Chromebook; la página de la computadora apareció en Internet aún antes de que el dispositivo fuera presentado.
google  (Foto: CNN)

¿Has oído sobre el anuncio prematuro de Google? No, no me refiero al informe de ganancias, emitido horas antes de lo previsto, lo que originó que las acciones de Google retrocedieran 9% antes que su cotización se suspendiera en el Nasdaq.

Hablo de otro incidente: el jueves Google sufrió otra fuga de información inoportuna. Mientras estaba sentado en el interior de la oficina de Google en San Francisco escuchando una presentación sobre la nueva computadora portátil Chromebook, que iba a ser públicamente presentada más tarde ese día, busqué "Chromebook" en Google y el primer resultado que apareció fue la página del todavía secreto dispositivo. ¡Vaya metida de pata!

La razón por la cual menciono el anuncio de Chromebook es porque puede ayudar a poner en perspectiva el prematuro y decepcionante reporte de ganancias de la compañía. Los Chromebooks, que comenzaron a venderse hace poco más de un año, apenas han sido un éxito. Tienen capacidades limitadas, y dado que no ejecutan un sistema operativo en plena forma, sino más bien una especie de navegador web con esteroides, están destinados a ser utilizados exclusivamente dentro del alcance de una conexión Wi-Fi.

Pero el nuevo Chromebook de Samsung se parece un poco más a una ultrabook. Es elegante, ligero (2.5 libras), delgado (0.8 pulgadas) y se dice que tiene una batería de larga duración (6.5 horas). Viene con 100 GB de almacenamiento gratuito en la nube en Google Drive y soporta videos de 1080p. Lo mejor de todo es que tiene un precio de sólo 249 dólares. Lo que lo hace mucho más atractivo que los modelos anteriores, más voluminosos, cuyos precios partían de los 349 dólares para arriba.

Sundar Pichai, vicepresidente senior de Chrome, dijo que el precio permitiría que las familias puedan utilizarlos como ordenadores adicionales en el hogar. "Realmente queremos que esto sea para todos en la familia", dijo Pichai.

Con todo, no hay garantía de que el nuevo Chromebook, que saldrá a la venta el lunes, sea un éxito. Pero seguramente lucirá como una opción atractiva en comparación con dispositivos rivales que ejecutan nuevas versiones de Windows de Microsoft, que serán más caros. Y para abundar más en mi argumento, la entera iniciativa Chromebook (crear un ordenador conectado a la web que no requiere actualizaciones de software o mantenimiento) es emblemática de la clase de apuesta tecnológica a largo plazo por la cual Google es bien conocido.

El esfuerzo en torno a Chromebook comenzó en 2009, cuando Google anunció por primera vez el sistema operativo Chrome OS. Ahora, la compañía está duplicando esa apuesta, planeando una campaña de marketing para promocionar la nueva máquina, que estará disponible en 500 establecimientos Best Buy, y en Internet a través de Amazon.com y la tienda Google Play.

No todas las apuestas a largo plazo de Google han sido exitosas. Pero lo que importa es que las que lo han sido -YouTube, Maps, el navegador Chrome y Android, por ejemplo- han compensado con creces los fracasos, y han mantenido a Google a la vanguardia de la industria tecnológica durante años.

Claro, todo ese esfuerzo se quedará en mero escaparate si la capacidad de Google para generar dinero comienza a trastabillar. Y eso me lleva de nuevo al decepcionante informe de ganancias.

Las ventas incumplieron las proyecciones de los analistas (Google tiene una política de no proporcionar sus propias previsiones). Las ganancias descendieron. Los inversionistas se desconcertaron especialmente por el hecho de que el precio que los anunciantes pagan por cada clic cayó 15% en comparación con el año anterior. Eso aumentó los persistentes temores entre los inversionistas en torno a que la búsqueda en dispositivos móviles tal vez no sea tan rentable como la que se hace en una PC.

El martes pasado, en la conferencia Zeitgeist de Google, celebrada en Arizona, tuve la oportunidad de formularle al CEO de esa empresa, Larry Page, justamente esa pregunta. Y entre todo lo que expuso, esto fue lo más destacable:

 "Hay muchas oportunidades que se desprenden de tener siempre una computadora contigo", dijo Page aludiendo a los teléfonos inteligentes. "Creo que la monetización subirá. Las oportunidades aumentarán, los productos funcionarán mejor para las personas. Creo que Google es bastante bueno en entender eso, por lo que creo que para nosotros reviste un beneficio, no un obstáculo".

Y agregó: "Habrá cierta disrupción conforme la gente pasa por esos cambios. Pero muchas de las cosas que hacemos funcionan estupendamente en un smartphone".

El informe financiero más débil de lo esperado sugiere que estamos en medio de esa fase "disruptiva" mencionada por Page. Pero hay razón para creer que el CEO tiene razón sobre las perspectivas de Google a largo plazo. E incluso ahora, el panorama no es exactamente terrible.

Por un lado, Google dijo que los ingresos móviles están llegando a una tasa de 8,000 millones de dólares al año, y que la "inmensa mayoría" de ellos proviene de los anuncios.

Si comparamos esa cifra con los 2,500 millones de dólares en ingresos por publicidad móvil de hace un año, podemos concluir que a Google le está yendo bastante bien en esa transición al espacio móvil. Es más, si se descuenta el impacto negativo derivado del debilitamiento de las monedas extranjeras, los ingresos totales de Google habría sido significativamente más altos.

 "Los fundamentos del negocio toral de Google son sólidos", escribió Ben Schachter, analista de Macquarie Securities, en una nota a los inversionistas tras el informe de ganancias. Y al destacar que los ingresos de Google, sin considerar Motorola, que no era parte de la empresa hace un año, subieron 23.7%, Schachter agregó: "Esta es la medida adecuada de la actividad toral y está bien."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, consideremos lo siguiente: Incluso después de la apabullante caída de 60 dólares registrada el jueves, el precio de las acciones de Google ha subido 20% en los últimos tres meses, un desempeño mejor que el de Amazon (con un alza del 13%), Apple (una alza de 4%), Microsoft (una baja de 3%) o Facebook (una caída de 35%). (Si retrocedemos un año, las acciones de Apple superaron significativamente a las de Google.)

Tras conocer el informe de ganancias, una cosa más llamó mi atención. Conforme empezó el año, la amenaza para Google parecía provenir en gran parte de Facebook y la esfera social. Así que no sorprende que Google Plus (la red social del buscador) recibiera 18 menciones en el informe financiero del primer trimestre, y 26 menciones en el trimestre siguiente. ¿En esta ocasión? Sólo dos veces se mencionó al servicio. En Silicon Valley, las cosas cambian muy rápido.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×