Cómo perder al apostar por Apple

Un analista formado en Internet hizo perder a varias personas decenas de millones de dólares; Andy Zacky recomendó a muchas personas las operaciones incorrectas, lo que le costó también su fama.
apple  (Foto: AP)
Philip Elmer-DeWitt

A finales de 1990, un director creativo de una agencia de publicidad, a quien llamaré Joe Smith para proteger su privacidad, compró varios cientos de acciones de Apple a 60 dólares cada una. El otoño pasado, a los 42 años, se encontró sin trabajo y cada vez más dependiente del valor de esas acciones para llegar a fin de mes.

Siguiendo el ejemplo de un asesor de inversiones de 33 años de edad llamado Andy Zaky, quien había escrito que Apple iba a llegar a 750 dólares en enero y a 1,000 dólares en un año, Smith convirtió la mayor parte de sus acciones comunes de Apple  -más de lo debido- en opciones de compra de Apple de alto riesgo. Cuando esas opciones vencieron en la tercera semana de enero con Apple operando por debajo de 500 dólares, valían exactamente cero. Smith había perdido cerca de 400,000 dólares y todas sus acciones de Apple.

Mucha gente perdió mucho dinero cuando Apple entró en el prolongado descenso que acaba de comenzar su sexto mes. Y hay muchos otros expertos que dicen todo el tiempo que la acción está subvaluada y lista para rebotar. Pero la historia de Smith -y de cientos de inversores que estaban siguiendo el llamado portafolio modelo de Apple de Andy Zaky el otoño pasado- tienen una especial relevancia para mí. Estas personas no sólo recibieron ciertos consejos espectacularmente malos, sino que los recibieron de alguien a quien yo ayudé a hacer famoso.

Yo había estado escribiendo sobre Zaky desde el otoño de 2008. Yo había cubierto sus predicciones de ganancias, sus recomendaciones de compra y venta, sus críticas a gestores de fondos rivales. Había cenado con él, lo había llevado a recorrer mi vecindario en Brooklyn, le presenté a mi esposa. Así que siento una obligación personal y profesional de averiguar qué salió mal.

En primer lugar, algo de contexto.

Andy Zaky nació en 1979 y se crió en el sur de California. Se graduó de la UCLA en 2003 y de la Escuela de Derecho de la UCLA en 2008. Su biografía en Seeking Alpha, donde ha publicado más de 90 artículos en los últimos cinco años, lo describe como alguien con 10 años de experiencia de inversión, a pesar de que no tiene ningún entrenamiento formal en gestión financiera o análisis técnico.

Él dice que aprendió todo lo que sabe sobre el comercio de acciones en Internet, donde desarrolló una habilidad para anticipar cuando una acción estaba sobrevendida o subvendida con base en una variedad de indicadores técnicos, como el oscilador Chaikin y el RSI (índice de fuerza relativa).

La primera vez que llamó mi atención fue septiembre de 2008 con un correo electrónico que comenzaba diciendo: "Por favor, compruebe sus hechos". Yo había escrito iPod nano al referirme al iPod shuffle, y le agradecí por hacerme notar el error. Un mes más tarde, se presentó en la primera de mis 'confrontaciones de ganancias trimestrales', que enfrenta a profesionales analistas de Wall Street contra inversores aficionados de Apple. Él estaba destinado a recibir los máximos honores ese trimestre, tras haber pronosticado que las ganancias de Apple para el cuarto trimestre de 2008 con una exactitud de hasta centavos.

Fue la primera de lo que serían una serie de predicciones certeras  -de las ganancias trimestrales de Apple, de sus ventas de unidades de iPhone, de los puntos altos y bajos en la extremadamente variable tabla de acciones de Apple. El 17 de mayo de 2012, por ejemplo, dos días antes de que la acción subiera 30 dólares y comenzara sus cuatro meses de operación a más de 700 dólares, emitió una recomendación para comprar Apple a 533.52 dólares por acción; un consejo que fue retransmitido por John Gruber de Daring Fireball a decenas de miles de lectores. "Ésta es sólo la quinta vez que Zaky ha emitido un recomendación de compra sobre Apple", escribió Gruber. "Ha acertado en cuatro de cuatro".

Para entonces, Zaky se había convertido en una celebridad. En una Cumbre de Inversionistas de Apple celebrada en el Los Angeles Convention Center en marzo pasado -un encuentro que atrajo a estrellas como el cofundador de Apple Steve Wozniak; el biógrafo de Steve Jobs, Walter Isaacson, Jim Goldman de CNBC, Cody Willard de Fox Business, Horace Dediu de Asymco y Adan Lashinsky de Fortune ('Inside Apple')-, Zaky estaba rodeado por admiradores desde el momento en que se identificó en la parte trasera de la sala.

Zaky estaba trabajando duro esa primavera. Había llevado su boletín de noticias gratuito, Bullish Cross, a un sistema de paga en junio de 2011, cobrando a los suscriptores 49 dólares al mes por su análisis diario del mercado en directo, gráficos con anotaciones y resúmenes semanales; piezas que a veces eran de hasta 3,000 o 4,000 palabras de extensión.

"Hay una sólida ganancia fácil del 500% a conseguir en Apple con un bajo nivel de riesgo desbalanceado involucrado", escribió, con su bravuconería típica, en el lanzamiento del Bullish Cross Pro. "Hay un perfil de tan bajo riesgo en esta operación, que en realidad estoy bastante sorprendido de que no se haya escrito mucho acerca de ella".

A medida que el precio de la acción de Apple subía y la fama de Zaky se extendía, los inversores clamaban por entrar. En junio de 2012, abrió su boletín de noticias a una avalancha de nuevos suscriptores, cobrando a los miembros de este grupo 200 dólares al mes. En su apogeo, Bullish Cross Pro tenía 700 suscriptores y un animado tablón de anuncios donde Zaky solía desplegar más de 500 comentarios y preguntas al día.

Mientras tanto, él estaba persiguiendo algo aún más grande. A finales de 2011, había lanzado Bullish Cross Capital LP -básicamente un fondo de cobertura exclusivo en Apple- con un puñado de suscriptores. En la primavera de 2012, los suscripciones de inversores habían crecido seis veces. En un Formulario D presentado en noviembre de 2012, Zaky informó a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) que Bullish Cross Asset Management (BCRAM) había atraído a 28 socios limitados con una inversión promedio de 378,000 dólares. La inversión mínima, que iniciaba en 250,000 dólares, había crecido a 500,000 dólares en marzo de 2012.

Fue en el fondo de cobertura donde aparecieron los primeros indicios de problemas. Un inversionista que habló extraoficialmente porque está restringido por un acuerdo de confidencialidad, describe cómo el fondo se perdió las dos grandes rachas alcistas de Apple en 2012 -en abril, cuando alcanzó los 644 dólares y en septiembre, cuando alcanzó los 705 dólares. Zaky perdió casi cerca del 50% del capital del fondo en un mes (marzo) al comprar diferenciales bajistas justo antes de que la acción subiera un 10%. El fondo también se las arregló para ser aplastado cuando la acción cayó al suelo. En mayo, cuando la acción bajó casi 100 puntos, Zaky había apostado fuertemente por los diferenciales alcistas.

"Es increíble cuán mal posicionado estaba el fondo", escribe este inversor. "Basó demasiado sus operaciones en cómo Apple se negociaba en el pasado y descartó por completo escenarios negros. No cumplió con ninguno de sus propios consejos previos acerca de cómo posicionarse correctamente: no colocar demasiado en operaciones individuales y tener una cobertura apropiada a la alza y a la baja".

Para el otoño de 2012, Zaky estaba desesperado por recuperar las pérdidas del fondo. Apostó lo que quedaba de su capital en los diferenciales alcistas, apostando a que la acción subiría a 630 dólares y llegaría a los 700 dólares para enero.

Cuando Apple cayó a 505 dólares a fines de noviembre, envió a sus inversores lo que debe haber sido una de las cartas más dolorosas de su vida:

"Querido Socio Limitado", comenzaba. "Es con un extraordinario pesar que debo informarle que durante este período tan dramático, el fondo ha sufrido pérdidas muy fuertes y en gran medida irreversibles... En este punto, tiene muy poco sentido para cualquier persona pedir un reembolso, dado que los pasivos del fondo son mayores que el saldo del capital del fondo".

Zaky había tomado bajo su gestión más de 10.6 millones de dólares de dinero de otras personas y lo perdió todo.

Pero esos millones perdidos -sufridos en gran parte por inversores adinerados que conocían los riesgos que estaban asumiendo- palidecen al lado de los daños causados a los 700 suscriptores de Bullish Cross Pro. Muchos de estos inversionistas han huido del sitio desde entonces y se unieron a un grupo de Google llamado bc-subs (para abreviar suscriptores de Bullish Cross), donde se compadecen acerca de sus fondos de retiro perdidos, sus matrimonios arruinados, sus pensamientos de suicidio. Muchos perdieron cientos de miles de dólares. Algunos perdieron millones.

"Un número importante de personas que perdieron dinero después de las operaciones de Zaky eran personas que no eran lo suficientemente sofisticadas como para comprender los instrumentos en que estaban invirtiendo", dice un miembro que pidió no ser identificado. "Al principio, Zaky había formulado recomendaciones acerca de no poner más de un determinado porcentaje de tu capital para seguir sus posiciones en Apple, pero la mayoría de la gente ignoró eso".

"Me enamoré de este chico vándalo", recuerda una periodista independiente de 40 años de edad, quien convirtió las acciones que había comprado en 90 dólares a los diferenciales de opción de compra que Zaky estaba recomendando. "Era genial. Él no nos estaba tomando el pelo. Lo que decía tenía sentido".

Pero las cosas se salieron de control en octubre, cuando Zaky se convenció de que Apple estaba destinado a protagonizar una racha alcista. "En algún punto perdió la razón. Cuando dijo que nos aferráramos a nuestros diferenciales, yo estaba perdiendo 25,000 dólares al día. Me quedé helada. No podía dormir".

"Recuerdo claramente sus llamados a los miembros a desplegar "cualquier dinero sobrante" que tuviéramos en los diferenciales de opción de compra de 655 a 705 dólares", recuerda otro ex miembro de Bulish Cross.

"Todo parece un poco, bueno, un poco loco en retrospectiva", dice Joe Smith, el publicista que convirtió sus acciones de Apple de 60 dólares en opciones que expiraron sin valor. "Tenía una forma muy agresiva de manifestar su postura. Pero cuando el precio de la acción realmente comenzó a hundirse en octubre y noviembre, sus comentarios comenzaron a sonar más emocionales y rimbombantes".

Smith recuerda que Zaky hacía cosas que un gestor de activos profesional nunca haría: pelearse públicamente con un prominente bajista de Apple (Doug Kass de Seabreeze Partners). Instar a los miembros a escribir a Relaciones con Inversionistas de Apple. Hablar de una reunión con el jefe de diseño de Apple, Jony Ive, que nunca se concretó.

Lo más revelador es que cuando los suscriptores empezaron a preguntarse si no debían comprar algo de protección a la baja, cubriendo sus apuestas en el caso de que Apple siguiera cayendo, se volvió cada vez más enojado y defensivo. "Para cuando llegué allí, él no estaba hablando acerca de la gestión de riesgos", dice Smith. "Estaba hablando de ir con todo".

Cuando Zaky finalmente aconsejó a sus lectores que salieran de sus diferenciales de opción de compra, ya era demasiado tarde.

Aunque hay mucha ira en el grupo de Google -pláticas sobre una demanda y sobre lo que podría suceder si se toparan con Zaky en un callejón oscuro- muchos miembros reconocen que comparten parte de la culpa por poner más dinero del que podían y permitirse el lujo de perder en vehículos de inversión de alto riesgo. Además, nadie los obligó a seguir el consejo, como un miembro dijo, de algún vándalo de Internet a quien nunca habían conocido.

Otros, sin embargo, parecen estar más interesados buscar otro gurú de las inversiones que prometa, como lo hizo Zaky, ganancias fáciles con poco riesgo.

Una queja que se oye frecuentemente en el grupo es que Zaky nunca asumió la responsabilidad de lo sucedido ni se ha disculpado por las pérdidas que han sufrido. Pero conozco a Andy lo suficiente como para saber que está destrozado por la experiencia. Lo puedes escuchar en su carta a los inversores de BCRAM:

"Como miembro de la primera generación de estadounidenses coptos, me crié con nociones tradicionales muy profundas sembradas (sic) de honor y responsabilidad. Por esta razón, voy a gastar cada aliento de vida que tenga en trabajar con esfuerzo para resarcir a nuestros socios".

"Lamento profundamente haberles fallado. Traje la deshonra sobre mí y mi familia, y todo lo que puedo hacer en este momento es trabajar duro para tratar de corregir las cosas".

En Bulish Cross Pro, Zaky se ha alejado de la cobertura de Apple y se ha enfocado en operar el SPY, que sigue al S&P 500 y requiere de menos fe en los fundamentos. A los pocos que quedan, les ha recomendado varios planes de recuperación, algunos de los cuales involucran invertir en opciones de Apple para enero de 2014 que ya han perdido la mayor parte de su valor.

Zaky se negó a ser entrevistado para este artículo más allá de un breve comentario enviado por correo electrónico:

"La conclusión es que no esperábamos que Apple colapsara 40% en su valor en unos pocos meses y que operara a una relación precio/ganancias de 10, debido a sus flujos de efectivo. Estábamos en el lado alcista del caso Apple y no funcionó. Ojalá pudiera darte más, pero entonces sólo se vería como un complicado conjunto de excusas. ¿Y cuál es el punto?"

Zaky publicó una Autopsia de Apple de 19,000 palabras en Bullish Cross Cruz para explicar lo que, a su juicio, salió mal. Un miembro del grupo de Google lo resume en un haiku:

"Los factores técnicos fallaron

Los fundamentos también

A nadie le fue mejor".

(Technicals failed

Fundamentals also

No one did better)

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×