Apple llora y Google ríe en Wall Street

Las acciones de la firma de la manzana han caído 29% mientras las de su rival treparon 46%; la creadora del iPhone ha perdido participación en el mercado de ‘smartphones’ y ‘tablets’.
apple acciones  (Foto: tomada de Fortune)
Kevin Kelleher
NUEVA YORK -

En julio de 2012, la elección presidencial estadounidense estaba en marcha, los Juegos Olímpicos estaban a punto de comenzar, y la mayoría de las personas pensaban que era cuestión de tiempo para que las acciones de Apple alcanzaran los 1,000 dólares por papel.

Google, por su parte, navegaba trabajosamente. Después de duplicarse durante el 2009, sus acciones se mantenían a flote en unos 600 dólares por papel durante tres años y medio. Apple también se cotizaba en alrededor de 600 dólares por acción, pero el iPhone 5 se avecinaba y la compañía que Steve Jobs construyó parecía tener el viento a su favor.

¡Cómo han cambiado las cosas desde entonces! Las acciones de Apple han caído 29% desde mediados de julio. ¿Y las de Google? Han ganado 46%, superando la marca de los 800 dólares mientras que los títulos de Apple languidecen cerca de los 424 dólares por acción. Apple está forcejeando con los inversionistas sobre si debe pagar más dividendos, mientras que Google sube alegremente como la espuma.

Se ha discutido mucho sobre el declive de los papeles de Apple en los últimos meses, y comparativamente menos sobre el correspondiente incremento de las acciones de Google. Pero la diferencia entre las dos se reduce a esto: Apple es vista cada vez más como una compañía que regresa de una de las más grandes rachas en la historia de Silicon Valley. Google podría estar apenas emprendiendo una. Una ya viene, la otra apenas va.

Esa es la nueva imagen de Google después de dos trimestres de ganancias impresionantes y más señales de que la compañía está concibiendo planes para crecer a largo plazo. "Mirando el mundo de la tecnología de consumo en los próximos 10 a 20 años, creemos que Google es, de lejos, la compañía mejor posicionada", escribió Gene Munster, influyente analista tecnológico de Piper Jaffray.

Munster no citó el negocio de la búsqueda o de la publicidad, que sigue representando el 87% de los ingresos de la compañía, sino los nuevos emprendimientos que aún no han llegado al mercado, como Google Glass y los vehículos sin conductor, que describió como una de "las mayores oportunidades de Google en los próximos 10 años".

Confrontemos eso con Apple, cuya participación en el mercado de los smartphones y las tablets se ha erosionado con el tiempo mientras sus rivales Android venden más productos (de menor costo y con menor margen), y a lo que Apple responde con sus propios productos de menor margen como la iPad Mini.

Aunque Apple siempre mantiene sus cartas ocultas, sabemos que está trabajando en nuevos productos, algunos de los cuales podrían crear una categoría completamente nueva, como es el caso del rumorado iWatch. Apple también está tomándose su tiempo para crear un nuevo televisor. Estos nuevos productos podrían ofrecerle a Apple nuevas áreas de crecimiento -el iWatch, por sí solo, podría generar 6,000 millones de dólares en ingresos- y fortalecer los márgenes de beneficio de la compañía a niveles que impresionarían de nuevo a los inversionistas.

Por ahora, sin embargo, la opinión está en contra de Apple y decididamente a favor de Google. Esta semana, más analistas se han unido al club que postula los 1,000 dólares para la acción de Google, citando otros factores que podrían impulsar aún más alto la acción en el próximo año. Jeffries & Co. argumentó que un precio de cuatro dígitos es posible, dadas las mejoras en el negocio de los teléfonos móviles de Motorola y en áreas no vinculadas a la búsqueda, como YouTube, y las iniciativas de comercio electrónico. Quizás lo más alentador, los porcentajes de clics en los anuncios móviles están aumentando, escribió Brian Pitz, analista de Jeffries.

¿Qué tan merecido es este cambio de suerte entre las acciones de Apple y las de Google? Tal vez no tanto como las gráficas bursátiles podrían sugerir. Durante gran parte de los tres años en que Google se cotizaba alrededor de los 600 dólares por acción, fue objeto de especulaciones de que, primeramente, no podría prosperar en la era de Facebook, y más tarde, la incertidumbre en torno al nuevo CEO Larry Page. La eficacia de las medidas audaces de Page apenas ahora está haciéndose evidente para los inversionistas.

Apple, por su parte, se embarcó en una ola multianual de tendencia alcista y fuerte crecimiento de los beneficios que se vio impulsada por el iPhone y la iPad. Estos dos productos tardaron años en ser concebidos, diseñados y cristalizados en los productos que conocemos. Una cosa innegable acerca de Apple es que no está sentada tranquilamente contando sus carretas de dinero. Está tratando de diseñar productos definidores de nuevas categorías. La verdadera pregunta es si estos productos resonarán con los consumidores en la forma en que lo ha hecho la iPad.

En otras palabras, hay cambios reales y fundamentales ocurriendo en ambas empresas, pero los efectos de dichos cambios son enormemente realzados en el desempeño de las acciones. Así como el papel de Google fue subvalorado hace dos años, así puede suceder hoy con el de Apple. Así como Apple fue reverenciada con optimismo ciego entonces, igualmente Google está en riesgo de ser sobrevalorada si llega a los 1,000 dólares demasiado pronto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso no significa que Google está condenada o que Apple está destinada a recuperarse rápidamente. Ambas compañías tendrán, en diferentes momentos, sus períodos de barbecho, improductivos, así como sus periodos de cosecha, con impresionantes reportes de ganancias. Ambas van a seguir trabajando en proyectos que ofrezcan crecimiento para los inversionistas con una visión a largo plazo.

Pero por ahora, Google se cotiza a 18 veces las ganancias pronosticadas para este año, el doble del ratio de Apple. Esto no debería sorprender a nadie, pero también sugiere que el reciente cambio de suerte que hoy cita la prensa financiera ya está contemplado e incluido en la valoración de estos dos gigantes de la tecnología. Pero queda una pregunta abierta, ¿dónde estarán estos dos dentro de un año?

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×