Ex operador de Goldman se entrega al FBI

Matthew Marshall está acusado de defraudar al banco por 118 mdd en 2007, dicen fuentes; se le señala por haber escondido una posición en futuros por 8,300 mdd.
goldman sachs  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (CNN) -

El ex operador de Goldman Sachs Group Inc Matthew Marshall Taylor se declaró culpable de defraudar al banco de Wall Street con una operación no autorizada con futuros por 8,300 millones de dólares en 2007 y afirmó que excedió los límites de riesgo internos y mintió a supervisores para encubrir sus actividades.  Taylor, de 34 años, se declaró culpable el miércoles por un cargo de fraude electrónico en una corte federal en el bajo Manhattan tras entregarse voluntariamente a las autoridades federales más temprano.

El ex operador, graduado del MIT, se declaró culpable cerca de cuatro meses después de que la Comisión de Comercio en Futuros de los Estados Unidos (CFTC, por su sigla en inglés) presentó una demanda en que lo acusó de inventar operaciones para esconder una posición de 8,300 millones de dólares en contratos futuros e-mini de Standard & Poor's.

Esos contratos son apuestas sobre la dirección que seguirá el índice S&P 500.

Taylor dijo al juez de distrito William Pauley que su posición de operaciones en Goldman excedía las guías de riesgo establecidas por sus supervisores "en unas 10 veces". También admitió haber realizado declaraciones falsas a personal de Goldman que lo interrogó sobre la posición.

"Realmente lo siento", afirmó Taylor, que entró a Goldman en el 2005.

El ex operador fue despedido en diciembre del 2007 poco después del incidente, que provocó una pérdida de 118 millones de dólares al banco de Wall Street, según registros de la industria de corredurías.

Posteriormente entró a trabajar a Morgan Stanley, donde se había desempeñado tras graduarse del MIT, pero abandonó la firma durante el verano boreal.

Taylor dijo que sabía que sus acciones eran incorrectas e ilegales, pero realizó las operaciones de cualquier modo para aumentar su reputación y compensación. Tenía un salario de 150,000 dólares anuales y esperaba un bono de 1.6 millones de dólares.

El ex operador, cuya sentencia criminal está programada para el 26 de julio, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.

Goldman pagó 1.5 millones de dólares el año pasado para subsanar cargos por no haber supervisado a Taylor en forma apropiada. Desde entonces, el banco ha establecido procedimientos para descubrir actividad en operaciones sospechosas más rápidamente.

"Estamos muy decepcionados por la conducta no autorizada del señor Taylor y por la traición a la confianza que la firma puso en él", afirmó el banco en un comunicado divulgado el miércoles.

Un portavoz de Morgan Stanley declinó a comentar sobre la declaración de culpabilidad de Taylor.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×