El Senado politiza a nuevos reguladores

El relajamiento de requisitos para optar al Ifetel y CFCE genera riesgos: reguladores y expertos; consideran que los mecanismos de control Legislativo minan la autonomía de los órganos.
Senado  (Foto: Notimex)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La modificación que hicieron los Senadores a uno de los requisitos para formar parte de los organismos reguladores que se crearán con la reforma de telecomunicaciones abre la puerta para que estas entidades se politicen, consideran analistas.

La cámara alta decidió reducir de cinco años a sólo uno el tiempo durante el cual los candidatos a comisionados debieron estar fuera del ejercicio público de alto perfil para aspirar a ocupar un puesto en la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) o el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

Entre los 18 temas en que realizaron modificaciones a la minuta que aprobó el Senado en la mañana del viernes pasado, cuatro están ligados a controles por parte de los legisladores, como el poder del Senado para elegir/reelegir a los comisionados presidentes, así como remover a los comisionados por causas graves.

La obligación de que el presidente de la CFCE tenga que reportar trimestralmente al Senado, que además decidirá sobre su reelección "crea un gran riesgo de politización", opinó Miguel Flores Bernés, comisionado de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

En la exposición de motivos que realizaron las comisiones unidas que redactaron la minuta que aprobó el Senado, no se aclaran los motivos por los que se reduce a un año el requisito de experiencia mínima o por cargos previos para que un candidato pueda ser comisionado del Ifetel o de la CFCE, pues en el caso de que el candidato provenga del sector privado la limitante se redujo de cinco a tres años.

Para Salomón Padilla, abogado especialista en temas de radiodifusión y telecomunicaciones, la reforma se centró más en la "cuestión política y control que en la competencia".

Los legisladores consideraron que en general los controles a los que se someterá a las nuevas comisiones responden a los reclamos, tanto del sector privado como de los especialistas que asistieron al Congreso hace dos semanas, que veían un órgano regulador con muchas facultades y sin ningún contrapeso.

"No pasa inadvertidas para estas Comisiones Dictaminadoras las reflexiones que durante los foros públicos expresaron diversos invitados en cuanto que en el proyecto de decreto no se habían incluido instrumentos de control para evitar un ejercicio abusivo de las facultades que se le conferirán a los dos entes reguladores autónomos", destaca el documento del dictamen aprobado por el Senado.

Pero la reducción a un año en este requisito se puede ver mitigada por los exámenes que deberán presentar los candidatos ante el nuevo Consejo integrado por instituciones como Banxico e Inegi; en tanto que el riesgo de politizar al órgano regulador siempre está presente en cualquier regulador a nivel mundial, comentó Jorge Negrete, presidente de la agencia y consultoría especializada MediaTelecom.

"Desafortunadamente nunca vamos a encontrar la fórmula perfecta (...) el tema de la politización va a ser inevitable. No lo veo como un problema", expresó el analista.

La Cámara de Diputados también injerirá en el los nuevos reguladores, pues ellos aprobarán a los titulares de las controlarías internas que asegurarán la "transparencia" y "rendición de cuentas" de estos órganos, según la minuta del Senado; pero esto se puede entender como otro incentivo que puede politizar al órgano, dijo Flores Bernés.

El comisionado dijo que habrá que esperar a las leyes secundarias para ver si se hacen correcciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La reforma aún debe aprobarse en la Cámara de Diputados antes de iniciar su discusión en los Congresos Locales, ya que se trata de una reforma constitucional. Cuando sea aprobara en 17 de ellos, podrá publicarse en el Diario Oficial y entrar en vigencia.

En cuanto a la posibilidad de interponer controversias constitucionales cuando los poderes Legislativo, Ejecutivo o Judicial (o entre reguladores) consideren que invaden sus funciones, puede resultar un medio positivo para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación pueda corregir y delimitar los alcances de la nueva reforma, consideró Salomón Padilla.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×