Firmas se adaptan a violencia en México

Lejos de salir del país, las compañías asumen el riesgo por estar cerca del mercado estadounidense; José Zozaya, vicepresidente de AmCham, dice que las regiones en problemas son casos focalizados.
ejercito  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los inversionistas se adaptaron ya al clima de inseguridad que prevalece en algunas zonas de México y lejos de abandonar el país asumen el costo que les representa estar cerca del mercado más grande del mundo, Estados Unidos.

"El tema de seguridad sí puede presentar un foco rojo en algunas regiones, pero afortunadamente está localizado y para cualquier país donde vayas a hacer negocios tienes que tomar en cuenta factores como éste", aseguró el vicepresidente de la American Chamber México (AmCham), José Zozaya, que aglutina casi al 70% de la Inversión Extranjera Directa (IED) que llega al país.

El directivo considera que la inseguridad no está limitando la entrada de IED. "Sí ha habido casos específicos y no podemos cerrar los ojos y negarlo, pero en el panorama mayor no se está limitando; (la inversión) sigue llegando".

Un ejemplo de la adaptación de las compañías son las empresas Marsh Brockman y Schuh, que lanzaron desde enero de 2013 un seguro que cubre los daños generados por el crimen organizado y actividades terroristas.

El subdirector de Placement de Marsh, Julián Abraham, destacó que el producto combina la cobertura tradicional de terrorismo -actos cometidos por motivos políticos religiosos e ideológicos - y sabotaje, más los daños que pudieran ocasionarse derivados del crimen organizado.

El monto asegurado depende del límite y puede ir desde 100,000 o 500,000 dólares hasta los 25 millones de dólares, que es la capacidad máxima que se puede contratar para este tipo de riesgos, pero también depende del monto deducible, que puede variar de acuerdo con las necesidades del cliente.

El seguro aplica únicamente para compañías que pueden llenar un cuestionario, dar las características del negocio y a través de Seguros Atlas, que da la cobertura, se realiza la contratación. 

Varias empresas han visto afectadas sus operaciones en el país debido a las amenazas del crimen organizado. En 2012, los centros de distribución y vehículos de la empresa Sabritas fueron incendiados en Michoacán por el cártel de "Los Caballeros Templarios".

El 4 de mayo, se difundió que Saba también enfrenta daños en sus operaciones en ese mismo estado. Otra compañía afectada por la violencia es Opengate Capital Group, que el sábado pasado demandó al fabricante estadounidense de equipo de laboratorio Thermo Fisher Scientific por venderle una planta en Tamaulipas sin revelarle que ahí operaba un cártel del narcotráfico.

Cuestionado sobre si la inseguridad estaba afectando al crecimiento económico o el clima de negocios en el país, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, comentó la semana pasada que en el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se están tomando acciones concretas.

"Sin duda la importancia del objetivo radica primero en la calidad de vida de la gente, particularmente en los estados o regiones más afectados por la violencia, y crear condiciones de seguridad para las inversiones y los empleos; de ahí la importancia de los trabajos que está llevando a cabo el Gobierno -coordinados por la Secretaría de Gobernación- en este frente", indicó.

El vicepresidente de la AmCham México, José Zozaya, subrayó que la inseguridad es un tema del que se están ocupando las empresas, pero no como para cerrar o no tomar una determinación de salir del país.

"Estamos viendo que siguen creciendo las nuevas empresas que llegan a nuestro país y las que ya estamos aquí vamos creciendo nuestra actividad, lo cual implica que a pesar de tener un costo en el tema de seguridad no es relevante como para sacarte fuera de competencia", dijo.

Descartó que la inversión extranjera se retraiga por este factor, y recalcó que incluso se ha visto un crecimiento. "Diría que hay confianza en México; si bien son casos que se dan focalizados, en otros lugares las empresas están en posición de invertir más".

Aseguró que el país es un lugar atractivo para la inversión. "No lo digo nada más para promover la economía, sino por la experiencia personal de la empresa que represento (Kansas City Southern México); llevamos 15 años invirtiendo y lo seguiremos haciendo", agregó.

Reconoció que este factor representa un costo, pero el tema de la seguridad también implica una responsabilidad como empresas de establecer una mayor coordinación con las autoridades y "sí hay un costo que tenemos que calcular entre nuestro retorno de la inversión".

El subdirector de Placement de Marsh. Julián Abraham, mencionó que este seguro se contrata de acuerdo con la ley mexicana, con una compañía mexicana que es la que emite la póliza, pero el soporte viene de un sindicato de Lloyd en Londres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Siempre se han podido contratar (este tipo de seguros), que están avalados y registrados con la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas (CNSF) aunque se hace a través de reaseguro, incluso las organizaciones de Gobierno contratan este tipo de productos y siguiendo todos los procesos legales en el país, es un proceso con soporte de reaseguro facultativo, pero sí ha sido y es legal en México", detalló.

Desde enero pasado empezaron a ofrecer este producto principalmente a los clientes de Marsh, pero asegura que está disponible a todas las empresas y se ha tenido una demanda considerable sobre todo al momento de hacer las cotizaciones, periodo durante el cual los clientes pueden analizar el riesgo y si requieren o no esta cobertura.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×