Geo y Homex lloran; Vinte y Sadasi ríen

Estas pequeñas constructoras de casas, junto con Ruba, crecen a pesar de la crisis de sus rivales; los esquemas de negocio de Ruba, Vinte y Sadasi no dependen en extremo del financiamiento externo.
Construcción de casas  (Foto: Getty)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Entre las ruinas que parece dejar la severa crisis y achicamiento de las grandes desarrolladoras de vivienda en México (en particular Urbi, Geo y Homex), los jugadores de menor tamaño como Grupo Vinte, Ruba y Grupo Sadasi crecen y buscan capitalizar los beneficios del nuevo modelo de negocio anunciado por el Gobierno federal en febrero pasado.

Vinte, que preside Sergio Leal, reportó crecimientos de 21% tanto en ingresos como en su flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés) durante el primer trimestre de 2013, además de un aumento de 22% en su utilidad neta. El incremento de 11% en el número de viviendas vendidas y precios promedio, además de eficiencias en costos y gastos explicaron los resultados de esta firma con presencia en el centro de la República Mexicana y con más de 21 años de historia.

Ruba, con operaciones en el norte, tuvo una disminución de 4% en sus ventas totales, pero las mayores eficiencias y un menor costo financiero le permitieron elevar en 6% su utilidad neta de los primeros tres meses del año respecto al mismo lapso de 2012.

Por su parte, las constructoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Geo, Urbi, Homex, Ara y Sare, observaron caídas de 49% en ingresos, 50% en el EBITDA y más de 60% en sus ganancias netas.

"Empresas como Ruba, Vinte y Sadasi no han tenido el crecimiento tan acelerado de las grandes, por tanto, no dependieron tanto de financiamiento externo y por lo mismo, no enfrentan una situación financiera complicada", explicó el subdirector de Análisis de Banorte-Ixe Casa de Bolsa, Carlos Hermosillo.

Agregó que dado que el tamaño promedio de sus desarrollos es más pequeño, estas empresas se pueden adaptar más rápido a los cambios en la industria como ha ocurrido en los últimos dos años. Al finalizar marzo, el nivel de endeudamiento de Vinte (la empresa número 434 de 'Las 500' de Expansión) fue de 837.1 millones de pesos (mdp), prácticamente igual que el del mismo periodo de un año antes, por lo que su nivel de apalancamiento (medido por la razón deuda financiera a capital contable) era de 1.0 veces.

Por su parte, los créditos bursátiles y bancarios de Ruba eran de apenas 185.5 mdp al primer trimestre de 2013, con un apalancamiento de sólo 0.05 veces. En contraste, firmas como Geo, Homex y Sare registraron una razón superior a 1.5 veces.

"Los planes agresivos de crecimiento en Urbi, Homex y Geo les llevaron a endeudarse de manera considerable. Hay que recordar que en su momento las administraciones de Urbi y Geo llegaron hablar de duplicar su tamaño, lo cual resultó contraproducente", indicó el analista de Ve por Mas, Marco Bueno.

Mientras que Vinte y Ruba aumentaron en 118% y 10% su posición de efectivo a marzo pasado, la del sector de las cinco vivienderas que cotizan en la BMV disminuyó 74%, afectando de manera considerable su operación.

Con perspectivas favorables

Ante los resultados negativos del primer trimestre de 2013 y los severos problemas de liquidez que enfrentan, Homex, Urbi y Geo dejaron de publicar su expectativa de resultados para el presente año. En cambio, Vinte que opera en los estados de Hidalgo, Quintana Roo, México y Querétaro, se ha fijado como meta lograr crecimientos de doble dígito en ingresos, EBITDA y utilidad neta para 2013.

"Vamos a crecer 15% en todo 2013, lo que más nos interesa es que sea lineal (el crecimiento)", dijo el presidente de Vinte a CNNExpansión en febrero de este año y agregó que mantendrán una estructura financiera sana ante los compromisos que tienen con acreedores y sus propios accionistas (en términos de covenants).

Conforme a su plan estratégico de 2013, Ruba pretende llegar a nuevos mercados, incursionar en más segmentos de vivienda y diversificar sus fuentes de financiamiento. Además, generar utilidad y flujo positivo en todas sus plazas, priorizando los proyectos más rentables.

Grupo Sadasi, que dirige Enrique Vainer, tiene previsto desarrollar 18,000 viviendas este año, lo que representará un crecimiento de 14% comparado con 2012. Con una oferta diversificada en los segmentos económico, de interés social y medio-residencial, la firma está iniciando proyectos en Tizayuca y León.

No sobreexponerse al crédito y contar con una diversificación geográfica y de producto ha permitido sortear la problemática del sector, es el aprendizaje que indica Vainer.

Nivel de apalancamiento de las vivienderas  
al primer trimestre (pasivo total a capital contable)
         
         
Empresa 2013 2012    
         
         
Ara 0.7 0.7    
Geo 3.2 3.2    
Homex 2.6 2.4    
Sare 2.6 2.5    
Ruba 0.4 0.4    
Urbi 2.2 2.1    
Vinte  1.6 1.5    
         
Total 2.1 2.0    
         
         
         
Cifras en veces      
Fuente: CNNExpansión con datos de la BMV  

 

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×