Invertir en Samsung, difícil y riesgoso

Un fan de Apple decidió buscar cobertura con acciones de la firma rival, pero se llevó una sorpresa; Samsung cotiza en la bolsa de Corea, pero no ofrece facilidades para comprar en el extranjero.
Samsung  (Foto: AP)
Pamela Boykoff
HONG KONG (CNNMoney) -

Con 200 acciones de Apple en su cartera, el residente de California, David Kastener, estaba pensando en rebelarse. El autoproclamado "fanático de Apple" quería invertir en Samsung.

A Kastener, un profesional de mercadotecnia en Internet que invierte a través de una cuenta de retiro individual, le preocupaba tener demasiada exposición al fabricante del iPhone y la iPad. Calculó que una inversión de entre 20,000 y 50,000 dólares en Samsung le proporcionaría protección en caso de que las acciones de Apple se agriaran.

Kastener pronto descubrió que añadir Samsung a su cartera no sería una tarea fácil, e incluso podría llegar a ser una propuesta arriesgada.

Es fácil para los estadounidenses comprar celulares de Samsung y la empresa con sede en Corea del Sur cuenta con tremendo reconocimiento de marca en Estados Unidos. Sin embargo, la empresa de tecnología también es una rareza, y es una de las pocas grandes empresas internacionales que no ofrecen un vehículo sencillo de inversión a los estadounidenses que quieren comprar acciones.

Samsung cotiza en la Bolsa de Valores de Corea, donde sus acciones han subido 24% respecto al año pasado. Durante el mismo período, las acciones de Apple han perdido 19% de su valor. Pero a diferencia de muchas otras empresas internacionales que cotizan en sus países de origen, Samsung no cotiza en ningún mercado estadounidense.

Para mayor complicación, Samsung no tiene un American Depository Receipt (ADR), una oferta de título que permite a las empresas internacionales cotizar sus acciones en otros mercados, facilitando a los estadounidenses invertir.

Los ADR son emitidos por bancos y operados en Estados Unidos con precios que reflejan aquellos en las bolsas extranjeras. Los dividendos se pagan en dólares.

Sin un ADR oficial disponible, los compradores determinados a invertir en Samsung se ven obligados a comprar en el mercado negro, un rincón mohoso del mundo de las inversiones, donde los riesgos son altos y la transparencia es limitada.

Los valores de los mercados negros se negocian en el mercado extrabursátil (over-the-counter u OTC), o en las ‘hojas rosas' (Pink sheets). Éstas a veces son emitidas por bancos sin la participación de la empresa en cuestión.

De acuerdo con el mercado OTC, un sitio de comercio para las acciones que cotizan fuera de las bolsas tradicionales, sólo 235 operaciones de Samsung se produjeron en el mercado negro en los primeros tres meses del año. Esto significa que incluso si tienes acciones, deshacerse de ellas puede ser difícil.

Los inversores no la tendrán fácil tampoco si tratan de ir directamente al mercado coreano, ya que las grandes corredurías como Charles Schwab y E*Trade no ofrecen acceso directo a Corea del Sur.

Para un inversor realmente determinado, un corredor con un asiento en la bolsa de Seúl podría ser capaz de conseguirle algunas acciones. Pero los inversores se verán afectados por las altas comisiones y la compra requeriría cambiar dólares a wones surcoreanos y viceversa.

Fred Bennett, primer vicepresidente para la gestión de patrimonio de Janney Investments, advierte que comprar acciones en moneda extranjera añade otra capa de riesgo.

"Uno posiblemente podría hacer una ganancia en su operación con Samsung, pero después perderlo todo -y más- debido a movimientos adversos de las divisas", dijo Bennett.

A Kastener, ninguna de estas opciones le pareció especialmente atractiva. Estaba familiarizado con los ADR, al haberlos utilizado antes para invertir en Unilever y GlaxoSmithKline, pero se mostró reacio a comprar en el mercado negro.

Entonces, ¿qué puede hacer un inversionista? La opción más sencilla probablemente es apostar por un fondo surcoreano más amplio o por los fondos cotizados en Bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) disponibles en Estados Unidos. No es un método ideal, pero Samsung es una empresa tan masiva que representa una gran parte de la mayoría de las ofertas enfocadas en Corea.

Samsung actualmente representa el 23% del iShares MSCI South Corea ETF (EWY) y el 25% del Korean Fund (KF) de gestión activa, según Bennett. Los fondos también incluyen grandes nombres coreanos como Hyundai y el fabricante de acero Posco.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Kastener decidió invertir en un fondo más diversificado con participaciones en una amplia gama de acciones internacionales. Le proporcionó la exposición a otras acciones internacionales que le interesan, y Samsung es una de las 10 principales posiciones.

Kastener no ha comprado tantos fondos como había previsto inicialmente para su inversión, pero "de alguna manera me ayudó a probar las aguas con Samsung", dice. También lo mantuvo fuera de aguas mucho más riesgosas.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×