Cofetel va con ‘desventaja’ en apagón

La penetración de TV de paga en DF, Guadalajara y Monterrey es menor que en Tijuana hace unos meses; se requerirán más recursos para que menos hogares sean afectados en la siguiente fase del apagón.
Control de tv  (Foto: Photos to Go)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) enfrentará las próximas etapas del apagón analógico con menores niveles de penetración de la televisión de paga y de TV digital de los registrados en Tijuana, la primera ciudad en donde estaba programada la transición a la Televisión Digital Terrestre.  

Antes del apagón, en la ciudad bajacaliforniana la penetración de TV de paga era de 52.7%, mientras que en las tres mayores metrópolis del país -Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara- este índice se ubica por debajo del 50%.

En el DF la penetración de la televisión de paga alcanzó apenas el 36%, en Monterrey el 46% y en Guadalajara el 41%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) hasta agosto de 2012 divulgados por Cofetel la semana pasada.

La encuesta también incluyó a Ciudad Juárez (30%), Mexicali (50%), Reynosa (56%), Matamoros (44%) y Nuevo Laredo (47%), ciudades en donde se llevará a cabo la segunda fase del apagón el 26 de noviembre, aunque es probable que la fecha se modifique.

"Creo que no se ha avanzado mucho porque no se ha hecho el esfuerzo en estas ciudades", aseguró José Luis Peralta, comisionado de la Cofetel.

En cuanto a la penetración de la televisión digital, el último reporte presentado la semana pasada muestra que las tres mayores ciudades del país se ubican muy cerca del 26.3% que tenía Tijuana.

El índice de penetración de TV digitales en la Ciudad de México alcanzó en agosto de 2012 el 25.93% (pero el 0% de ellos dependían de las señales abiertas). En Monterrey fue de 27.68% (1%), Guadalajara de 25.93% (3%), Ciudad Juárez de 32.59% (7%), Matamoros 23.75% (2%), Nuevo Laredo 22.41% (1%), Matamoros de 23.75% (2%) y Mexicalli de 27.36% (0%).

La política del apagón analógico contempla apoyos a las casas que no cuenten con TV de paga ni con televisores digitales para captar este tipo de señales, por lo que estas métricas se vuelven esenciales para definir el universo de apoyos que se requerirán.

Para noviembre de este año están programados los apagones de seis ciudades fronterizas incluyendo Monterrey, aunque debido a los retrasos la comisión ha aceptado que es probable que se deban postergar. Para el apagón en Tijuana, que se postergó al 18 de julio, se destinaron 340 mdp.

"En 2014 se va a llevar a cabo el apagón en el DF y Guadalajara, va a ser el año más pesado de la transición", por lo que se requiere pensar en la coordinación del Gobierno para dar recursos y ayudar en la logística de este proceso, señaló el comisionado presidente de la Cofetel, Mony De Swaan, en una comparecencia ante el Senado el jueves pasado.

El apagón a nivel nacional deberá finalizar el 31 de diciembre de 2015, como lo estipula la reforma en telecomunicaciones.

La Cofetel tampoco ha recibido los cerca de 1,500 millones de pesos que será el costo estimado de los decodificadores para las familias de bajos recursos que no tengan ni televisión restringida ni un televisor digital.

Ahora ve
El relevo de Norberto Rivera es bien recibido por feligreses católicos mexicanos
No te pierdas
×