La reforma energética necesita ‘gas’

Mientras los focos se centran en la producción de crudo, México padece desabasto del hidrocarburo; el país cuenta con una de las mayores reservas prospectivas en el mundo.
Termina la buena racha  El petróleo mexicano bajó a los 42.22 dólares por barril.  (Foto: tomada de Pemex)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética que enviará el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso debe ir más allá de la producción de crudo y de definir el futuro de Petróleos Mexicanos (Pemex), pues también necesita incluir al gas natural, pidieron especialistas.

México ha vivido un importante declive en su producción petrolera desde 2004, cuando alcanzó su máximo histórico, pero aún hay un margen para cubrir las necesidades internas y ganar algo con lo exportado; sin embargo, el gas natural vive una situación contraria, señaló el catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Fabio Barbosa.

"Tenemos una situación de crisis en cuanto al gas porque vemos cómo afecta a la industria, que es la que genera empleos", señaló el académico.

La falta del hidrocarburo tuvo un efecto negativo en la economía nacional durante 2012, pues el Gobierno federal calcula en 18,900 millones de pesos el costo de 22 alertas críticas lanzadas durante el periodo, que además afectaron las tarifas eléctricas en la industria, señaló la Secretaría de Energía (Sener) dentro de su documento Estrategia Nacional de Energía (ENE).

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) llamó, a través de un comunicado, a que la reforma energética "rompa el monopolio de Pemex en petróleo y gas" con el fin de elevar la competitividad del país.

CNNExpansión no pudo contactar a representantes del gremio empresarial para conocer  los detalles sobre los puntos a modificar en la legislación.

La participación de la iniciativa privada parece indispensable para salir del rezago del país en este sector, pues en la actualidad existe un cuello de botella ya que aunque las empresas pueden invertir y construir ductos o canales de distribución, sólo Pemex puede producir gas.

"La iniciativa privada no invierte en ductos porque nadie les asegura que Pemex lo producirá. Y la paraestatal no lo produce porque le es mucho más redituable la extracción de crudo que de gas", explicó David Shields, experto en temas de energía.

Los proyectos de gas no asociado (gas shale) en México presentan una rentabilidad cinco veces menor en promedio a los de crudo, según un estudio de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía realizado el año pasado.

Así que la entrada de la iniciativa privada se vuelve un imperativo para aprovechar los amplios recursos con los que cuenta el país en gas shale -un tipo de gas natural que se encuentra comprimido en el subsuelo en las llamadas piedras de esquisto.

México cuenta con la cuarta mayor reserva de gas shale del mundo, según datos del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hay diferentes formas de elevar la producción de gas, pero la más viable es el shale gas, pero sería muy difícil que Pemex lo pudiera hacer sobre cualquier escenario. Los montos de inversión son muy elevados", dijo el analista.

El Pacto por México tiene previsto enviar al Congreso su propuesta de reforma energética para septiembre, dentro del segundo periodo de sesiones.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×