Reforma energética: apertura a privados

Con la participación de la IP en el petróleo la producción nacional alcanzaría los 3 mdbd en 2018; expertos estiman que la iniciativa de reforma energética debe contemplar cambios constitucionales.
Pemex  (Foto: Cortesía Pemex)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La iniciativa de reforma energética, que presentará el Gobierno de Enrique Peña Nieto en la segunda mitad del año, podría contemplar la entrada de la iniciativa privada en áreas de exploración, explotación y producción de crudo, una opción avalada por  especialistas.

"Si bien el Gobierno tiene que mantener la exclusividad de la renta petrolera; en el resto de actividades, como refinación y petroquímica, puede compartir con el sector privado", opinó el presidente de la consultora Gauss Energía, Héctor Olea, y quien dirigió la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en el sexenio de Ernesto Zedillo.

Esta propuesta formaría parte de los tres escenarios que CNNExpansión desarrolló sobre la reforma energética que enviará el Gobierno de Enrique Peña Nieto en el segundo semestre del año.

Una apertura de estas dimensiones supondría al menos las modificaciones de los artículos 27 y 28 de la Constitución para eliminar la exclusividad del Estado para extraer los energéticos, así como quitar el monopolio legal de Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre estos recursos. Este modelo se asemejaría al que usa Noruega, donde la petrolera Statoil es controlada en dos terceras partes por el Estado y la otra cotiza en Bolsa.

En Noruega existen más de 40 empresas que compiten por los contratos del Gobierno para explorar y producir crudo y gas natural, lo que obliga a Statoil a ser competitiva en el mercado.

El problema, aseguran los expertos, es que estos cambios constitucionales requerirían de un amplio consenso en el Congreso, donde ambas cámaras deben aprobarlo por dos terceras partes, y en los estados, como ya sucedió hace unas semanas como la reforma en Telecomunicaciones y Competencia.

"Este escenario se ve muy complicado, pues la soberanía petrolera aún es tema tabú entre los políticos mexicanos", expresó el banco británico Barclay's en una nota para inversionistas, enviada en octubre de 2012, donde explora los escenarios para una posible reforma energética.

Una reforma constitucional de este tipo puede ayudar a Pemex a alcanzar la meta de producción de tres millones de barriles de crudo diario para 2018, comentó Marco Oviedo, analista en jefe de Barclay's México. El país cerró 2012 con una producción promedio de 2.55 millones, lejos de los 3.4 millones que alcanzó en su pico en 2004.

El sector empresarial sí espera una reforma que le permita participar en este mercado, sin necesidad de privatizar a Pemex.

"Es hora de superar el mito de un nacionalismo ligado a un monopolio petrolero estancado por restricciones que lo asfixian y que pueden dejarnos fuera, como país, de la mayor revolución del sector energético de los últimos 100 años", expuso Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), este martes en un evento ante el presidente Enrique Peña Nieto.

Apertura distinguida

Aunque los cambios constitucionales pueden abrir a la iniciativa privada su participación en la extracción de petróleo, deberá existir una diferenciación entre el modelo que se use para la explotación de campos maduros o en tierra, a los que se ubique en aguas profundas, donde se requerirá de un esquema de compartición de riesgos entre la paraestatal y las firmas privadas, consideraron expertos.

El riesgo que implica la perforación en aguas profundas obligaría a un régimen fiscal distinto, además de crear esquemas donde se puedan compartir en mayores proporciones tanto las ganancias como las pérdidas, aseguró Olea.

A nivel mundial la renta petrolera, los ingresos que cada Estado obtiene de la extracción del crudo, se acerca al 70%, pero este porcentaje cae cuando se trata de proyectos en aguas profundas.

Gran parte de las reservas prospectivas de México se encuentran en aguas profundas en el Golfo de México, donde se calcula que puede haber entre 10,000 y 50,000 millones de barriles de crudo equivalente, aunque se necesitan estudios que confirmen este potencial.

La apertura a la exploración y producción de gas shale también requerirá de otros incentivos, dado que la rentabilidad de estos proyectos puede ser de sólo el 15% frente al 500% de extraer crudo, explicó el ex presidente de la CRE, Héctor Olea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Por este incentivo comercial, se vuelve imposible que Pemex en realidad se interese en estos proyectos de gas shale, mientras que para algunos privados sería muy atractivo", dijo el presidente de la consultora Gauss Energía.

México cuenta con la cuarta mayor prospectiva de reservas de gas shale en el mundo, luego de Estados Unidos, China y Argentina.

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×