Bancos ‘ignoran’ la desaceleración en EU

El sector financiero se perfila para tener los mejores resultados trimestrales dentro del S&P 500; JPMorgan Chase y Wells Fargo serán los primeros en dar a conocer sus números esta semana.
NYSE Nuevo  (Foto: Archivo AP)
Nin-Hai Tseng

Las acciones estadounidenses tuvieron una jornada estable este martes luego de que los reportes trimestrales financieros comenzaron con una nota positiva: Alcoa superó las expectativas de Wall Street. Aunque algunos todavía consideran al gigante industrial como un referente de los ingresos corporativos en Estados Unidos, es poco probable que sea un indicador acerca de cómo se han desempeñado otras compañías durante los tres meses que terminaron en junio.

Los analistas esperan ver una marcada desaceleración de las ganancias y el crecimiento de los ingresos en las empresas que cotizan en el índice Standard & Poor's 500. Sin embargo, no todo es pesimismo. Por segundo trimestre consecutivo, los bancos de Wall Street y el sector financiero en general parecen destinados a ser el punto destacado de la temporada, reportando el crecimiento más alto de ganancias e ingresos de los 10 sectores incluidos en el S&P 500.

Sin Wall Street, los inversionistas esperarían una temporada de resultados mucho más débil.

En general, se espera que los ingresos de todo el S&P 500 crezcan menos de 1%, según FactSet. Si eso ocurre, marcaría la tercera tasa de crecimiento más baja en cuatro años. También pondría un freno a la recuperación que los inversores han disfrutado durante los últimos meses, después de 11 trimestres consecutivos de ganancias, el crecimiento finalmente se detuvo en el tercer trimestre de 2012.

A pesar del crecimiento mediocre, se espera que el sector financiero aporte la mayor parte de las ganancias a lo largo del S&P 500. Según los pronósticos, las ganancias en el sector crecerán 16.8% respecto al año anterior, de acuerdo con FacSet. Sin eso, la tasa de crecimiento de las ganancias del índice caería a terreno negativo, disminuyendo en 2.5%.

En su mayoría, los bancos se habían beneficiado del auge del refinanciamiento cuando las tasas hipotecarias cayeron a mínimos históricos. Sin embargo, la demanda se ha suavizado considerablemente a medida que las tasas de interés suben continuamente, pero es poco probable que eso tenga un impacto en el balance general de algunos bancos, al menos por ahora.

El viernes, JPMorgan Chase y Wells Fargo darán inicio a la temporada de resultados bancarios.

Si el consenso de Wall Street es correcto, JPMorgan Chase, el banco más grande del país, reportará ganancias por acción de 1.43 dólares, por encima de los 1.21 dólares por título de 2012. Se prevé que Wells Fargo, el mayor prestamista hipotecario de la nación, reporte ganancias por acción de 1.43 dólares, por encima de los 0.82 dólares del año anterior.

Si eso ocurre, el banco con sede en San Francisco vería su decimocuarta alza consecutiva en sus ganancias trimestrales y su noveno récord consecutivo. Ciertamente, los ingresos provenientes de las hipotecas podrían estar bajo presión. Como los analistas de Barclays señalaron en un informe del 9 de julio a sus clientes, los ejecutivos de Wells dijeron recientemente que la tasa hipotecaria a 30 años del 3.5% será una línea imaginaria respecto a la cual los consumidores refinanciarán o se abstendrán de hacerlo.

Con esa tasa actual de 4.29%, Barclays espera que el número de refinanciamientos siga bajando. Eso podría ser compensado por los esfuerzos del banco por frenar los gastos, al menos por ahora, pero aún resta ver cómo se desempeñará el banco durante el resto del año.

Más que eso, las grandes ganancias podrían no ser suficientes para mantener a los inversores contentos, ya que las nuevas regulaciones y requisitos de capital podrían pesar fuertemente sobre el retorno sobre el capital de los bancos en el futuro.

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×